NORMATIVA MIFID

El próximo 3 de enero comienza la aplicación de la directiva MiFID II, una revisión de la actual MiFID I que tiene como objetivo lograr un sistema financiero más seguro, responsable y transparente.

MIFID II, MAYOR PROTECCIÓN PARA LOS INVERSORES

cada_cliente.jpg
Con el incremento del número de inversores que participan en los mercados financieros, surge la necesidad de fortalece el marco regulador.

La Directiva MiFID II tiene como objetivo mejorar la transparencia y supervisión de los mercados financieros, reforzando la protección del inversor.

De este modo, las empresas de inversión deberán respetar normas más estrictas a fin de que los inversores puedan estar seguros de que los productos en los que invierten están adaptados a su perfil y que sus activos están bien protegidos.



LAS CLAVES DE LA NORMATIVA MIFID II

  • Target
    Market

    Las entidades financieras deben definir el público objetivo al que se debe dirigir cada producto o servicio. 

  • Conocimiento del cliente

    Los clientes deberán facilitar información sobre sus conocimientos financieros, situación financiera, toleracia al riesgo, objetivos y horizonte temporal.
  • INFORMACIÓN
    TRANSPARENTE

    La información proporcionada a los clientes debe de ser imparcial y clara. 

  • Comisiones

    El inversor debe recibir previamente todos los costes y gastos asociados a los servicios de inversión.

  • Mejor Ejecución

    La entidades deben garantizar el mejor resultado posible para el cliente a la hora de intermediar y ejecutar sus operaciones.
  • FORMACIÓN

    Los empleados deberán acreditar un determinado nivel de conocimientos de los productos y servicios que ofrecen. 

Un contrato para cada tipo de cliente

Con MiFID II las entidades financieras deberán delimitar el público objetivo al que se dirige cada producto o servicio financiero y ofrecer a cada cliente aquellos que se ajusten a su perfil de inversor. Asimismo, se definen tres tipos de contratos para cada tipo de cliente.

3 tipos de clientes según sus características

Con MiFID II se establecen 3 tipos de clientes. En función de la tipología de clientes, estos recibirán un mayor o menor grado de protección:

CLIENTE MINORISTAS: aquellos con menos conocimientos y experiencia en los mercados de valores y que recibirán un mayor grado de protección. Ejemplo: particulares y pymes.

CLIENTE PROFESIONAL: tienen más capacidad para comprender la naturaleza y riesgos de los mercados y de los productos de inversión por lo que recibirán menos protección. Ejemplo: inversores institucionales.

CONTRAPARTE ELEGIBLE: son clientes que poseen los conocimientos y cualificación necesaria para tomar sus propias decisiones de inversión y para poder valorar los riesgos de la misma por lo que tendrán un nivel de protección básica. Ejemplo: entidades de crédito, compañías de seguros, bancos.

TIPOLOGÍA DE CONTRATOS
Los clientes que deseen recibir asesoramiento por parte de las entidades financieras deberán firmar un contrato específico. En función del nivel de asesoramiento, se firmará un contrato u otro.

  • CONTRATO DE
    EJECUCIÓN

    Los clientes con este contrato no recibirán asesoramiento, únicamente recibirán información y nunca una recomendación ni propuesta de inversión por parte de la entidad financiera. 

  • CONTRATO DE
    ASESORAMIENTO

    Los clientes que tengan firmado un contrato de asesoramiento podrán recibir propuestas de inversión y recomendaciones por parte de la entidad financiera.
  • CONTRATO
    DE GESTIÓN

    Los clientes con este tipo de contrato delegarán totalmente la gestión de sus productos en un equipo de gestores expertos que gestionarán sus carteras en función de su perfil de inversión y la situación de los mercados.

¿Hablamos?

Si prefieres solicita una cita sin compromiso con un asesor personal.

He leído y acepto lascondiciones legales
Escribe los siguientes caracteres: