Opinión

El gráfico semanal: ¿Vuelve la crisis de los bonos soberanos europeos?

Renta 4 Banco

Renta 4 Banco

Renta 4



Img01


Fuente: CNBC

El dólar, al que dedicábamos nuestro anterior Gráfico semanal, ha vuelto a recuperar posiciones frente al euro esta última semana, y tal vez las dos grandes noticias de la última semana, la inflación norteamericana de mayo publicada el viernes y la reunión del BCE el pasado jueves, hayan tenido mucho que ver en esa subida del dólar.

Por un lado, la inflación norteamericana de mayo, por encima de lo esperado y en máximos de los últimos cuarenta años, alimenta la expectativa de una mayor subida de tipos por la Fed y eso impulsa al dólar.

Pero, además el BCE, en su reunión del pasado jueves, anunció el final de la compra de bonos en julio y una subida de tipos del 0,5% en las reuniones de julio y septiembre, despertando así de nuevo el fantasma de una posible crisis en los bonos soberanos europeos, algo que parecía ya superado definitivamente tras las famosas palabras de Mario Draghi en Londres en julio de 2012, asegurando que el BCE no solo haría todo lo necesario para estabilizar el euro, sino que además esas iniciativas del BCE serían suficientes para conseguir el objetivo.

Hoy, diez años después de aquellas palabras, parece claro que, como en la famosa canción, uno no siempre puede conseguir lo que desea, y que los viejos problemas no resueltos acaban volviendo una y otra vez. A la subida del tipo de interés del bono alemán a diez años (bund) que cerró el pasado viernes en el 1,50%, se une la ampliación de las primas de riesgo, que ha llevado al bono italiano a diez años a un tipo del 3,85%.

El gráfico muestra la espectacular subida del tipo de interés del bono italiano a diez años desde el pasado verano, cuando la inflación hizo acto de presencia tras diez años sin tener noticias de ella. Es verdad que Christine Lagarde dijo, en la rueda de prensa posterior a la reunión del BCE del pasado jueves, que el BCE combatirá la fragmentación financiera (léase la dispersión exagerada de las primas de riesgo), pero no precisó cómo lo va a hacer si a la vez tiene que normalizar las condiciones monetarias de la zona euro.

No cabe duda de que el BCE tiene por delante una tarea muy complicada para evitar que la inflación se instale de forma permanente en la zona euro sin dañar el dinamismo económico de un área que ya de por sí tiene problemas de crecimiento que se han visto agravados por la guerra de Ucrania.

Solo cabe desear al BCE el mayor acierto en esa difícil gestión, porque sin duda la zona euro se juega mucho en ello.

Le recordamos que en nuestra web www.r4.com puede usted acceder, en las mejores condiciones y en tiempo real, a la gama más amplia de activos y de mercados, incluyendo futuros, opciones, CFDs, ETFs y Warrants sobre una amplísima variedad de instrumentos cotizados.

Dptos. de Contenidos y Mercados de Renta 4
Tel: 91 398 48 05 Email: online@renta4.es


El presente artículo de opinión no presta asesoramiento financiero personalizado. Ha sido elaborado con independencia de las circunstancias y objetivos financieros particulares de las personas que lo reciben. El inversor que tenga acceso al presente artículo de opinión debe ser consciente de que los valores, instrumentos o inversiones a que el mismo se refiere pueden no ser adecuados para sus objetivos específicos de inversión, su posición financiera o su perfil de riesgo ya que éstos no han sido tomados en cuenta para la elaboración del presente artículo de opinión, por lo que debe adoptar sus propias decisiones de inversión teniendo en cuenta dichas circunstancias y procurándose el asesoramiento específico y especializado que pueda ser necesario.

El contenido del presente documento así como los datos, opiniones, estimaciones, previsiones y recomendaciones contenidas en el mismo, han sido elaborados por Renta 4, con la finalidad de proporcionar a sus clientes información general a la fecha de emisión del artículo de opinión y está sujeto a cambios sin previo aviso. Este documento está basado en informaciones de carácter público y en fuentes que se consideran fiables, pero dichas informaciones no han sido objeto de verificación independiente por Renta 4 por lo que no se ofrece ninguna garantía, expresa o implícita en cuanto a su precisión, integridad o corrección.

Renta 4 no asume compromiso alguno de comunicar dichos cambios ni de actualizar el contenido del presente documento. Ni el presente documento ni su contenido constituyen una oferta, invitación o solicitud de compra o suscripción de valores o de otros instrumentos o de realización o cancelación de inversiones, ni puede servir de base a ningún contrato, compromiso o decisión de ningún tipo.

Renta 4 no asume responsabilidad alguna por cualquier pérdida directa o indirecta que pudiera resultar del uso de este documento o de su contenido. El inversor tiene que tener en cuenta que la evolución pasada de los valores o instrumentos o resultados históricos de las inversiones, no garantizan la evolución o resultados futuros.

El precio de los valores o instrumentos o los resultados de las inversiones pueden fluctuar en contra del interés del inversor incluso suponerle la pérdida de la inversión inicial. Las transacciones en futuros, opciones y valores o instrumentos de alta rentabilidad (high yield securities) pueden implicar grandes riesgos y no son adecuados para todos los inversores. De hecho, en ciertas inversiones, las pérdidas pueden ser superiores a la inversión inicial, siendo necesario en estos casos hacer aportaciones adicionales para cubrir la totalidad de dichas pérdidas.

Por ello, con carácter previo a realizar transacciones en estos instrumentos, los inversores deben ser conscientes de su funcionamiento, de los derechos, obligaciones y riesgos que incorporan, así como los propios de los valores subyacentes de los mismos. Podría no existir mercado secundario para dichos instrumentos.

Cualquier Entidad integrante del Grupo Renta 4 o cualquiera de las IICs o FP gestionados por sus Gestoras, así como sus respectivos directores o empleados, pueden tener una posición en cualquiera de los valores o instrumentos a los que se refiere el presente documento, directa o indirectamente, o en cualesquiera otros relacionados con los mismos; pueden negociar con dichos valores o instrumentos, por cuenta propia o ajena, proporcionar servicios de asesoramiento u otros servicios al emisor de dichos valores o instrumentos, a empresas relacionadas con los mismos o a sus accionistas, directivos o empleados y pueden tener intereses o llevar a cabo cualesquiera transacciones en dichos valores o instrumentos o inversiones relacionadas con los mismos, con carácter previo o posterior a la publicación del presente artículo de opinión, en la medida permitida por la ley aplicable.El Grupo Renta 4 Banco tiene implementadas barreras de información y cuenta con un Reglamento Interno de Conducta de obligado cumplimiento para todos sus empleados y consejeros para evitar o gestionar cualquier conflicto de interés que pueda aflorar en el desarrollo de sus actividades.

Los empleados de Renta 4, pueden proporcionar comentarios de mercado, verbalmente o por escrito, o estrategias de inversión a los clientes que reflejen opciones contrarias a las expresadas en el presente documento.

Ninguna parte de este documento puede ser: (1) copiada, fotocopiada o duplicada en ningún modo, forma o medio (2) redistribuida o (3) citada, sin permiso previo por escrito de Renta 4. Ninguna parte de este artículo de opinión podrá reproducirse, llevarse o transmitirse a aquellos países (o personas o entidades de los mismos) en los que su distribución pudiera estar prohibida por la normativa aplicable. El incumplimiento de estas restricciones podrá constituir infracción de la legislación de la jurisdicción relevante.

El sistema retributivo del autor/es del presente artículo de opinión no está basado en el resultado de ninguna transacción específica de banca de inversiones.