Opinión

El gráfico semanal: Salesforce y la compleja búsqueda del equilibrio en la valoración de las tecnológicas

Renta 4 Banco

Renta 4 Banco

Renta 4

La gran estrella de la semana pasada, Nvidia, ha logrado subir también esta semana, tras el extraordinario tirón alcista con el que los inversores recibieron los resultados que publicó el pasado 22 de mayo. El alza semanal ha sido en esta ocasión del 3%, que no está mal, y que ha servido para mantener el buen tono general de las tecnológicas en la última semana de mayo, aunque es verdad que Nvidia nos tiene acostumbrados a subidas más espectaculares.

Como contrapunto a lo que pasó con Nvidia, el mercado recibió muy mal los números de otra de las grandes compañías tecnológicas, Salesforce, que publicaba sus resultados y estimaciones el pasado miércoles tras el cierre de las Bolsas. El problema principal es que las ventas de Salesforce en el trimestre quedaron por debajo de las previsiones de los analistas y, además, el “guidance” que dio la empresa para los próximos trimestres no fue muy optimista.

A pesar de que los ingresos subieron un 11% respecto a los del mismo periodo del año pasado, y de que los beneficios subieron un 13%, elevando además la compañía su previsión de beneficios para el 2025, a los inversores no les gustó que por primera vez en su historia las ventas del gigante californiano del software no alcanzasen las estimaciones del consenso.

En el Gráfico adjunto se puede apreciar la fuerte caída de la cotización desde que el uno de marzo alcanzase su máximo histórico de todos los tiempos, en 318,72 dólares por acción, hasta el cierre del pasado viernes en 234 dólares por acción. En los tres últimos meses Salesforce ha bajado un 26% y en lo que va de año un 10,9%, una caída que contrasta con la subida del 11,5% que acumula el Nasdaq Composite desde el pasado uno de enero.

Lo sucedido la semana pasada en Salesforce, que con su capitalización de 227 mil millones de dólares es sin duda una de las grandes tecnológicas de referencia, pone de manifiesto la dificultad que tienen estas compañías de mantener sus muy exigentes cotizaciones en Bolsa, basadas en general en elevados multiplicadores de beneficios (el PER de Salesforce es, incluso después de la caída de esta semana, de 42 veces sus beneficios). Cualquier mínima decepción puede provocar severos recortes en la cotización, aunque la evolución de la empresa no sea mala.

Salesforce es, en cierto modo, un ejemplo de la compleja tarea que tienen los inversores a la hora de poner precio a empresas que, por un lado, están en la vanguardia de la innovación y de la creación de valor y, por otro lado, operan en un mercado supercompetitivo, en el que constantemente deben adaptarse. Asimismo, Salesforce pone de manifiesto que a veces los inversores pueden estar sobrevalorando el tamaño real del mercado y a la vez minusvalorando los riesgos de posibles disrupciones, como la que sin duda provoca la inteligencia artificial generativa. Salesforce nos recuerda, en definitiva, que hay contratiempos en el camino, incluso para las compañías innovadoras y de gran calidad.

Entre marzo de 2020 y finales de 2021 Salesforce más que dobló, pasando del mínimo de 115 dólares por acción que marcó el 18 de marzo de 2020 a los más de 300 dólares que alcanzó en noviembre de 2021. Luego, como se ve en el Gráfico adjunto, a lo largo del 2022 su cotización recortó hasta menos de 140 dólares por acción, para remontar en 2023 y primer trimestre de 2024 hasta su máximo histórico en 318,72 dólares que alcanzó el pasado 1 de marzo de 2024.

Tal y como muestra el gráfico, Salesforce está ahora en plena corrección y tal vez sea más prudente esperar a niveles entre 200 y 220 dólares por acción para pensar en tomar posiciones.


Departamento de Contenidos y Mercados de Renta 4
Tel: 91 398 48 05 Email: online@renta4.es


El presente artículo de opinión no presta asesoramiento financiero personalizado. Ha sido elaborado con independencia de las circunstancias y objetivos financieros particulares de las personas que lo reciben. El inversor que tenga acceso al presente artículo de opinión debe ser consciente de que los valores, instrumentos o inversiones a que el mismo se refiere pueden no ser adecuados para sus objetivos específicos de inversión, su posición financiera o su perfil de riesgo ya que éstos no han sido tomados en cuenta para la elaboración del presente artículo de opinión, por lo que debe adoptar sus propias decisiones de inversión teniendo en cuenta dichas circunstancias y procurándose el asesoramiento específico y especializado que pueda ser necesario.

El contenido del presente documento así como los datos, opiniones, estimaciones, previsiones y recomendaciones contenidas en el mismo, han sido elaborados por el autor / es con la finalidad de proporcionar a sus clientes información general a la fecha de emisión del artículo de opinión y está sujeto a cambios sin previo aviso. Este documento está basado en informaciones de carácter público y en fuentes que se consideran fiables, pero dichas informaciones no han sido objeto de verificación independiente por cualquiera de las entidades del Grupo Renta 4 por lo que no se ofrece ninguna garantía, expresa o implícita en cuanto a su precisión, integridad o corrección.

El Grupo Renta 4 no asume compromiso alguno de comunicar dichos cambios ni de actualizar el contenido del presente documento. Ni el presente documento ni su contenido constituyen una oferta, invitación o solicitud de compra o suscripción de valores o de otros instrumentos o de realización o cancelación de inversiones, ni puede servir de base a ningún contrato, compromiso o decisión de ningún tipo.

El Grupo Renta 4 no asume responsabilidad alguna por cualquier pérdida directa o indirecta que pudiera resultar del uso de este documento o de su contenido. El inversor tiene que tener en cuenta que la evolución pasada de los valores o instrumentos o resultados históricos de las inversiones, no garantizan la evolución o resultados futuros.

El precio de los valores o instrumentos o los resultados de las inversiones pueden fluctuar en contra del interés del inversor incluso suponerle la pérdida de la inversión inicial. Las transacciones en futuros, opciones y valores o instrumentos de alta rentabilidad (high yield securities) pueden implicar grandes riesgos y no son adecuados para todos los inversores. De hecho, en ciertas inversiones, las pérdidas pueden ser superiores a la inversión inicial, siendo necesario en estos casos hacer aportaciones adicionales para cubrir la totalidad de dichas pérdidas.

Por ello, con carácter previo a realizar transacciones en estos instrumentos, los inversores deben ser conscientes de su funcionamiento, de los derechos, obligaciones y riesgos que incorporan, así como los propios de los valores subyacentes de los mismos. Podría no existir mercado secundario para dichos instrumentos.

Cualquier entidad integrante del Grupo Renta 4 o cualquiera de las IICs o FP gestionados por sus Gestoras, así como sus respectivos directores o empleados, pueden tener una posición en cualquiera de los valores o instrumentos a los que se refiere el presente documento, directa o indirectamente, o en cualesquiera otros relacionados con los mismos; pueden negociar con dichos valores o instrumentos, por cuenta propia o ajena, proporcionar servicios de asesoramiento u otros servicios al emisor de dichos valores o instrumentos, a empresas relacionadas con los mismos o a sus accionistas, directivos o empleados y pueden tener intereses o llevar a cabo cualesquiera transacciones en dichos valores o instrumentos o inversiones relacionadas con los mismos, con carácter previo o posterior a la publicación del presente artículo de opinión, en la medida permitida por la ley aplicable.

El Grupo Renta 4 tiene implementadas barreras de información y cuenta con un Reglamento Interno de Conducta de obligado cumplimiento para todos sus empleados y consejeros para evitar o gestionar cualquier conflicto de interés que pueda aflorar en el desarrollo de sus actividades.

Los empleados de cualquiera de las entidades del Grupo Renta 4 puede proporcionar comentarios de mercado, verbalmente o por escrito, o estrategias de inversión a los clientes que reflejen opciones contrarias a las expresadas en el presente documento.

Ninguna parte de este documento puede ser: (1) copiada, fotocopiada o duplicada en ningún modo, forma o medio (2) redistribuida o (3) citada, sin permiso previo por escrito de Renta 4. Ninguna parte de este artículo de opinión podrá reproducirse, llevarse o transmitirse a aquellos países (o personas o entidades de los mismos) en los que su distribución pudiera estar prohibida por la normativa aplicable. El incumplimiento de estas restricciones podrá constituir infracción de la legislación de la jurisdicción relevante.

El sistema retributivo del autor/es del presente artículo de opinión no está basado en el resultado de ninguna transacción específica de banca de inversiones.