Opinión

El gráfico semanal: Petróleo y oro, ¿cuál es el mensaje?

Renta 4 Banco

Renta 4 Banco

Renta 4



Igual que el resto de las Bolsas mundiales, el Ibex ha experimentado una ligera corrección en la primera semana de abril, después de un mes de marzo espectacular, en el que había subido más de un 10%. La pregunta es si esa corrección del inicio del segundo trimestre es sólo un alto en el camino alcista o es, más bien, un cambio de tendencia que puede conducir a caídas de mayor calado. 

La respuesta a esa pregunta puede tener que ver con los movimientos que hemos visto esta semana en otros dos activos importantes, el petróleo y el oro, que han tenido en ambos casos fuertes revalorizaciones en los primeros días de abril. 

Empezando por el petróleo, tanto el crudo ligero americano (WTI) como el Brent han subido alrededor de un 4,5% esta última semana, en torno a un 10% el último mes y aproximadamente un 20% desde el uno de enero. 

Aunque, como se ve en la línea azul del Gráfico adjunto, el petróleo ha estado más alto en algunos momentos del último año, la realidad es que el repunte del crudo este último mes ha cogido por sorpresa al mercado, que esperaba una cierta estabilización del precio del barril tras la caída que tuvo desde los máximos del verano de 2023, superiores a 90 dólares por barril, hasta los niveles de fin del año de 2023, cuando el crudo ligero americano (WTI) llegó a bajar de los 70 dólares por barril. 

La subida del petróleo en marzo ha sido paralela a la del oro, que el viernes marcó un nuevo récord histórico, cerrando los futuros de junio a 2.345,4 dólares la onza, tras haberse acercado a los 2.350 en la sesión. La diferencia es que, en el caso del oro, la tendencia alcista ha sido continua desde hace años, y muy claramente a partir de verano de 2015, mientras que en el petróleo hemos visto muchos altibajos en los últimos años.

Pero lo cierto es que, en ambos casos, las alzas se han acelerado en marzo y en la primera semana de abril y es interesante preguntarse si puede haber algún motivo común a esas subidas. Probablemente de pensar en un desencadenante de ambos movimientos, el candidato más claro sería la inestabilidad geopolítica, que esta última semana se ha visto intensificada con el ataque israelí al consulado de Irán en Damasco y la posibilidad de que ese ataque provoque una escalada del conflicto, involucrando a Irán y a EE. UU. 

Más allá de ese posible detonante a corto plazo, tanto el petróleo como el oro conectan con la inflación. Un petróleo caro impide que la inflación baje al deseado 2% y si no hay expectativas de bajada de la inflación, el oro sube. Eso podría explicar lo que está pasando con ambos activos y la subida de ambos en paralelo estas últimas semanas. 

Esperaríamos una cierta estabilización del precio del petróleo, sobre todo si, como esperamos, la diplomacia consigue aliviar un poco la tensión en Oriente Medio, pero en el caso del oro hay muchos factores, pero muy en particular la enorme dificultad que van a tener la Fed y el BCE para no seguir imprimiendo dólares y euros, que nos mueven a pensar en una continuidad en las alzas en el medio plazo, aunque con un ritmo de subida posiblemente más tranquilo.

Departamento de Contenidos y Mercados de Renta 4
Tel: 91 398 48 05 Email: online@renta4.es


El presente artículo de opinión no presta asesoramiento financiero personalizado. Ha sido elaborado con independencia de las circunstancias y objetivos financieros particulares de las personas que lo reciben. El inversor que tenga acceso al presente artículo de opinión debe ser consciente de que los valores, instrumentos o inversiones a que el mismo se refiere pueden no ser adecuados para sus objetivos específicos de inversión, su posición financiera o su perfil de riesgo ya que éstos no han sido tomados en cuenta para la elaboración del presente artículo de opinión, por lo que debe adoptar sus propias decisiones de inversión teniendo en cuenta dichas circunstancias y procurándose el asesoramiento específico y especializado que pueda ser necesario.

El contenido del presente documento así como los datos, opiniones, estimaciones, previsiones y recomendaciones contenidas en el mismo, han sido elaborados por el autor / es con la finalidad de proporcionar a sus clientes información general a la fecha de emisión del artículo de opinión y está sujeto a cambios sin previo aviso. Este documento está basado en informaciones de carácter público y en fuentes que se consideran fiables, pero dichas informaciones no han sido objeto de verificación independiente por cualquiera de las entidades del Grupo Renta 4 por lo que no se ofrece ninguna garantía, expresa o implícita en cuanto a su precisión, integridad o corrección.

El Grupo Renta 4 no asume compromiso alguno de comunicar dichos cambios ni de actualizar el contenido del presente documento. Ni el presente documento ni su contenido constituyen una oferta, invitación o solicitud de compra o suscripción de valores o de otros instrumentos o de realización o cancelación de inversiones, ni puede servir de base a ningún contrato, compromiso o decisión de ningún tipo.

El Grupo Renta 4 no asume responsabilidad alguna por cualquier pérdida directa o indirecta que pudiera resultar del uso de este documento o de su contenido. El inversor tiene que tener en cuenta que la evolución pasada de los valores o instrumentos o resultados históricos de las inversiones, no garantizan la evolución o resultados futuros.

El precio de los valores o instrumentos o los resultados de las inversiones pueden fluctuar en contra del interés del inversor incluso suponerle la pérdida de la inversión inicial. Las transacciones en futuros, opciones y valores o instrumentos de alta rentabilidad (high yield securities) pueden implicar grandes riesgos y no son adecuados para todos los inversores. De hecho, en ciertas inversiones, las pérdidas pueden ser superiores a la inversión inicial, siendo necesario en estos casos hacer aportaciones adicionales para cubrir la totalidad de dichas pérdidas.

Por ello, con carácter previo a realizar transacciones en estos instrumentos, los inversores deben ser conscientes de su funcionamiento, de los derechos, obligaciones y riesgos que incorporan, así como los propios de los valores subyacentes de los mismos. Podría no existir mercado secundario para dichos instrumentos.

Cualquier entidad integrante del Grupo Renta 4 o cualquiera de las IICs o FP gestionados por sus Gestoras, así como sus respectivos directores o empleados, pueden tener una posición en cualquiera de los valores o instrumentos a los que se refiere el presente documento, directa o indirectamente, o en cualesquiera otros relacionados con los mismos; pueden negociar con dichos valores o instrumentos, por cuenta propia o ajena, proporcionar servicios de asesoramiento u otros servicios al emisor de dichos valores o instrumentos, a empresas relacionadas con los mismos o a sus accionistas, directivos o empleados y pueden tener intereses o llevar a cabo cualesquiera transacciones en dichos valores o instrumentos o inversiones relacionadas con los mismos, con carácter previo o posterior a la publicación del presente artículo de opinión, en la medida permitida por la ley aplicable.

El Grupo Renta 4 tiene implementadas barreras de información y cuenta con un Reglamento Interno de Conducta de obligado cumplimiento para todos sus empleados y consejeros para evitar o gestionar cualquier conflicto de interés que pueda aflorar en el desarrollo de sus actividades.

Los empleados de cualquiera de las entidades del Grupo Renta 4 puede proporcionar comentarios de mercado, verbalmente o por escrito, o estrategias de inversión a los clientes que reflejen opciones contrarias a las expresadas en el presente documento.

Ninguna parte de este documento puede ser: (1) copiada, fotocopiada o duplicada en ningún modo, forma o medio (2) redistribuida o (3) citada, sin permiso previo por escrito de Renta 4. Ninguna parte de este artículo de opinión podrá reproducirse, llevarse o transmitirse a aquellos países (o personas o entidades de los mismos) en los que su distribución pudiera estar prohibida por la normativa aplicable. El incumplimiento de estas restricciones podrá constituir infracción de la legislación de la jurisdicción relevante.

El sistema retributivo del autor/es del presente artículo de opinión no está basado en el resultado de ninguna transacción específica de banca de inversiones.