Opinión

El gráfico semanal: Peloton ¿otro ángel caído?

Renta 4 Banco

Renta 4 Banco

Renta 4



Img01


En una nueva semana alcista para Wall Street (S&P +3,8% en la semana) y para el Nasdaq (+3,6% en la semana) nuestro valor de la semana pasada, Robinhood, ha caído un 6,5% en las cinco sesiones, haciendo así buena la recomendación que hacíamos la semana pasada de no tomar posiciones en una compañía cuya estrategia no entendemos y que pese a la caída sigue valiendo casi veinte mil millones de dólares en Bolsa, siendo así que de momento no gana dinero.

Robinhood no ha sido el único valor del Nasdaq que ha sufrido esta semana, también lo ha hecho Peloton, la plataforma de entrenamiento en el domicilio que durante el confinamiento vio como se multiplicaban sus clientes y sus ventas.

Peloton salió a Bolsa en septiembre de 2019 y, a diferencia de Robinhood y de otras tecnológicas cuyos IPO han sido súper brillantes, sus primeros pasos en el parqué no fueron muy buenos. Sin embargo, a partir de marzo de 2020, coincidiendo con el confinamiento general provocado por el Covid, la cotización se disparó al mismo tiempo que subían muchísimo sus nuevos clientes. La solución de disponer en casa de unas máquinas que incorporaban un avanzado software y que permitían la conexión a sesiones globales de entrenamiento parecía óptima para el estilo de vida del siglo XXI.

Pero desde enero de este año, como se ve en el Gráfico adjunto, la acción no ha parado de bajar, y de hecho pierde ya el 75% en lo que va de año, tras la caída del 11,3% del jueves y la caída del 5,4% del viernes. El viernes cerró en el mínimo de las últimas 52 semanas, en medio de bajadas de su precio objetivo por parte de los analistas, que piensan que la reapertura de las economías y la vuelta de los clientes a los gimnasios son malas noticias para Peloton.

No vamos a entrar en el análisis de Peloton, aunque, igual que nos pasa en Robinhood nos sorprende que una empresa que pierde dinero valga en Bolsa doce mil quinientos millones de dólares tras la caída de este año, y haya llegado a valer, en su máximo de fines de 2020, cincuenta mil millones de dólares. Nuestra reflexión, a la vista del gráfico, es que no parece muy fiable un mercado que en tan solo un año pasa de valorar una compañía como si fuese a realmente quedarse con todo el mercado a valorarla ahora como una auténtica "perdedora". Es cierto que las vacunas han cambiado todo, permitiendo volver a los gimnasios, pero eso era ya previsible cuando los inversores valoraban Peloton tan generosamente. No es, por tanto, ninguna sorpresa, o no debería serlo.

Es difícil saber si a nivel general se están produciendo errores de valoración tan gruesos como los que se han producido en Peloton, en Robinhood o en otras compañías que se dispararon verticalmente para luego, en poco tiempo, caer de forma estrepitosa siendo así que las cosas no han cambiado en una dirección que no fuese previsible.

Tal vez la lección sea que hay que volver siempre a los fundamentales de valor, sin dejarse llevar por las modas. Una lección que suena un poco "antigua" pero que los inversores post Covid tal vez deberían recordar.

Le recordamos que en nuestra web www.r4.com puede usted acceder, en las mejores condiciones y en tiempo real, a la gama más amplia de activos y de mercados, incluyendo futuros, opciones, CFDs, ETFs y Warrants sobre una amplísima variedad de instrumentos cotizados.

Dptos. de Contenidos y Mercados de Renta 4
Tel: 91 398 48 05 Email: online@renta4.es


El presente artículo de opinión no presta asesoramiento financiero personalizado. Ha sido elaborado con independencia de las circunstancias y objetivos financieros particulares de las personas que lo reciben. El inversor que tenga acceso al presente artículo de opinión debe ser consciente de que los valores, instrumentos o inversiones a que el mismo se refiere pueden no ser adecuados para sus objetivos específicos de inversión, su posición financiera o su perfil de riesgo ya que éstos no han sido tomados en cuenta para la elaboración del presente artículo de opinión, por lo que debe adoptar sus propias decisiones de inversión teniendo en cuenta dichas circunstancias y procurándose el asesoramiento específico y especializado que pueda ser necesario.

El contenido del presente documento así como los datos, opiniones, estimaciones, previsiones y recomendaciones contenidas en el mismo, han sido elaborados por Renta 4, con la finalidad de proporcionar a sus clientes información general a la fecha de emisión del artículo de opinión y está sujeto a cambios sin previo aviso. Este documento está basado en informaciones de carácter público y en fuentes que se consideran fiables, pero dichas informaciones no han sido objeto de verificación independiente por Renta 4 por lo que no se ofrece ninguna garantía, expresa o implícita en cuanto a su precisión, integridad o corrección.

Renta 4 no asume compromiso alguno de comunicar dichos cambios ni de actualizar el contenido del presente documento. Ni el presente documento ni su contenido constituyen una oferta, invitación o solicitud de compra o suscripción de valores o de otros instrumentos o de realización o cancelación de inversiones, ni puede servir de base a ningún contrato, compromiso o decisión de ningún tipo.

Renta 4 no asume responsabilidad alguna por cualquier pérdida directa o indirecta que pudiera resultar del uso de este documento o de su contenido. El inversor tiene que tener en cuenta que la evolución pasada de los valores o instrumentos o resultados históricos de las inversiones, no garantizan la evolución o resultados futuros.

El precio de los valores o instrumentos o los resultados de las inversiones pueden fluctuar en contra del interés del inversor incluso suponerle la pérdida de la inversión inicial. Las transacciones en futuros, opciones y valores o instrumentos de alta rentabilidad (high yield securities) pueden implicar grandes riesgos y no son adecuados para todos los inversores. De hecho, en ciertas inversiones, las pérdidas pueden ser superiores a la inversión inicial, siendo necesario en estos casos hacer aportaciones adicionales para cubrir la totalidad de dichas pérdidas.

Por ello, con carácter previo a realizar transacciones en estos instrumentos, los inversores deben ser conscientes de su funcionamiento, de los derechos, obligaciones y riesgos que incorporan, así como los propios de los valores subyacentes de los mismos. Podría no existir mercado secundario para dichos instrumentos.

Cualquier Entidad integrante del Grupo Renta 4 o cualquiera de las IICs o FP gestionados por sus Gestoras, así como sus respectivos directores o empleados, pueden tener una posición en cualquiera de los valores o instrumentos a los que se refiere el presente documento, directa o indirectamente, o en cualesquiera otros relacionados con los mismos; pueden negociar con dichos valores o instrumentos, por cuenta propia o ajena, proporcionar servicios de asesoramiento u otros servicios al emisor de dichos valores o instrumentos, a empresas relacionadas con los mismos o a sus accionistas, directivos o empleados y pueden tener intereses o llevar a cabo cualesquiera transacciones en dichos valores o instrumentos o inversiones relacionadas con los mismos, con carácter previo o posterior a la publicación del presente artículo de opinión, en la medida permitida por la ley aplicable.El Grupo Renta 4 Banco tiene implementadas barreras de información y cuenta con un Reglamento Interno de Conducta de obligado cumplimiento para todos sus empleados y consejeros para evitar o gestionar cualquier conflicto de interés que pueda aflorar en el desarrollo de sus actividades.

Los empleados de Renta 4, pueden proporcionar comentarios de mercado, verbalmente o por escrito, o estrategias de inversión a los clientes que reflejen opciones contrarias a las expresadas en el presente documento.

Ninguna parte de este documento puede ser: (1) copiada, fotocopiada o duplicada en ningún modo, forma o medio (2) redistribuida o (3) citada, sin permiso previo por escrito de Renta 4. Ninguna parte de este artículo de opinión podrá reproducirse, llevarse o transmitirse a aquellos países (o personas o entidades de los mismos) en los que su distribución pudiera estar prohibida por la normativa aplicable. El incumplimiento de estas restricciones podrá constituir infracción de la legislación de la jurisdicción relevante.

El sistema retributivo del autor/es del presente artículo de opinión no está basado en el resultado de ninguna transacción específica de banca de inversiones.