Ideas de inversión

Invertir en Small Caps: ¿es buen momento?

David Cabeza Jareño

Gestor de fondos

Las compañías de pequeña capitalización bursátil ("Small Caps") son un tipo de activo que ofrecen al ahorrador interesantes oportunidades para incrementar la rentabilidad, diversificar las carteras y proporcionar exposición a nichos de crecimiento de la economía. A menudo, los inversores ignoran las ventajas que estas compañías de menor dimensión pueden aportar a sus carteras.

En Europa, las "Small Caps" han tenido un buen comportamiento en los últimos meses. Desde finales de junio 2020, el Stoxx Europe 200 Small acumula un +28%, superando ampliamente el +15% del Stoxx Europe 200 Large (índice europeo de grandes compañías). Desde los mínimos de marzo 2020, la revalorización asciende al +72% (vs. +47% del Stoxx EU 200 Large). La recuperación de los PMIs y actividad manufacturera del área euro, la composición sectorial, el mayor peso de ingresos domésticos y la fortaleza del euro, han apoyado este mejor comportamiento relativo.

Tras este buen comportamiento, un inversor se puede preguntar si sigue siendo un activo interesante, y si es buen momento para incorporarlo en su cartera. Creemos que sí, teniendo en cuenta los siguientes aspectos:

Un vistazo al largo plazo. El buen comportamiento en las "Small Caps" europeas se viene observando no solo en los últimos meses, sino en el más largo plazo (últimos 20 años) Históricamente, Europa ha producido un significativo número de compañías pequeñas y medianas que, a lo largo del tiempo, han crecido hasta dominar su sector o nicho de mercado a nivel mundial. Es un universo amplio (miles de compañías), caracterizado por la fuerte diversidad de modelos de negocio y mercados, muchos de ellos enfocados en crecimiento y creación de valor. En el medio-largo plazo, las cotizaciones tienden a recoger el mayor crecimiento en beneficios que nos ofrecen estas compañías.


Img02



¿Espero a comprar? "Adivinar" cuando se va a producir una posible corrección siempre es complicado. Las "Small Caps" tienden a ser más cíclicas y con un componente más doméstico que las "Large Caps", y están recogiendo en estos meses la potencial recuperación en la actividad y vuelta a la normalidad post-Covid. También es interesante analizar el comportamiento de las "Small Caps" después de mercados bajistas (desde 1998 a 2018). De media, el mejor comportamiento asciende al 9% en los 12 meses siguientes (algo que hemos comprobado en estos meses), y al 25% en los 24 meses posteriores, con la magnitud del mejor comportamiento incrementándose a lo largo del tiempo. La conclusión es que, una vez percibido el punto de inflexión en el mercado, las "Small Caps" son un activo que recoge bien la recuperación económica. En este punto, es razonable pensar que muchas compañías de pequeña capitalización se beneficien de forma significativa de los programas de estímulo de los gobiernos.

¿Espero a comprar? "Adivinar" cuando se va a producir una posible corrección siempre es complicado. Las "Small Caps" tienden a ser más cíclicas y con un componente más doméstico que las "Large Caps", y están recogiendo en estos meses la potencial recuperación en la actividad y vuelta a la normalidad post-Covid. También es interesante analizar el comportamiento de las "Small Caps" después de mercados bajistas (desde 1998 a 2018). De media, el mejor comportamiento asciende al 9% en los 12 meses siguientes (algo que hemos comprobado en estos meses), y al 25% en los 24 meses posteriores, con la magnitud del mejor comportamiento incrementándose a lo largo del tiempo. La conclusión es que, una vez percibido el punto de inflexión en el mercado, las "Small Caps" son un activo que recoge bien la recuperación económica. En este punto, es razonable pensar que muchas compañías de pequeña capitalización se beneficien de forma significativa de los programas de estímulo de los gobiernos.

¿Europa o USA? También es interesante ver diferencias entre las "Small Caps" europeas y las estadounidenses. En el caso europeo, en la corrección de marzo-2020 no tuvieron un comportamiento muy diferente frente a las "Large Caps" (en torno a 2-3 puntos porcentuales peor), frente a niveles muy superiores en Estados Unidos (-15% de diferencial en el "sell-off"). Algunos factores pueden explicar la diferencia: 1) las "Small Caps" europeas ya estaban relativamente baratas (la prima de las "Small Caps" estadounidenses frente a las "Large Caps" era muy superior a la situación en Europa); 2) el peso de los fondos pasivos de "Small Caps", que en Estados Unidos suponen el 40% y en Europa solo asciende al 5%. Por otro lado, a nivel de composición sectorial, hay que tener en cuenta que Europa tiene mayor peso de sectores más cíclicos (automoción, banca, materias primas)

M&A. En este escenario, creemos que es muy probable que tengamos un 2021-22 de intensa actividad corporativa en Europa, teniendo en cuenta: 1) la mejora en el contexto macro, con mejora de la confianza del consumidor en Europa y reducción de la incertidumbre relacionada con el Covid ;2) La compañías europeas tienen balances fuertes y saneados; 3) el coste del crédito corporativo nunca ha estado tan barato; 4) el mayor nivel y crecimiento en beneficios / flujos de caja (hay más caja en términos absolutos, y dentro de las políticas de uso de dicha caja, hay una parte que se dedica a crecimiento inorgánico). Históricamente, los volúmenes de operaciones corporativas han estado positivamente correlacionados con la confianza del consumidor y el comportamiento de los mercados bursátiles europeos (y, al contrario, la correlación es negativa con incertidumbre política y los índices de crédito High Yield). El universo de "Small Caps" se puede beneficiar especialmente de este factor (con compradores tanto industriales como de "private equity"). Si bien no invertimos en una compañía por la probabilidad de que sea objeto de operación corporativa, en ocasiones nos beneficiamos de dicha actividad, que permite reflejar su correcto valor intrínseco.

En Renta 4 Gestora, lanzamos hace 4 años el Renta 4 Small Caps Euro FI, con el objetivo de complementar la gama de fondos de renta variable de la gestora, y ofrecer al inversor este activo, dinámico y poco analizado. Tras un +25% en 2019 y un +12% en 2020, en lo que llevamos de año acumula un +8% (a 22/03/21), que lleva la rentabilidad a un +52% desde enero 2019 (por encima del Stoxx Small 200 con dividendos). Nos centramos en buscar compañías con fundamentales sólidos, y crecimiento idiosincrático, con beneficios creciendo año a año de forma visible y con menor sensibilidad a la macro, y por tanto que sufran en menor medida las posibles correcciones bursátiles (que no sabemos si se producirán, ni cuándo). Tecnología, salud, consumo (60% estos tres sectores), nichos industriales y cíclicos de calidad, son los principales sectores en los que operan las compañías que componen nuestro fondo. En total c.60 compañías, con el top 10 suponiendo menos del 30% del fondo.

VER VIDEO RESUMEN DEL FONDO SMALL CAPS

En la cartera hay empresas fuertes, resilientes e innovadoras, de diferentes tamaños, en sectores como el sanitario (Rovi, Evotec, Getinge, Vitrolife), tecnológico (Soitec, Nexus, Blue Prism) o e-commerce (Delivery Hero, Shop Apotheke, Zooplus). Y hay empresas industriales y de servicios a empresas, líderes mundiales en su nicho de mercado, como Fluidra (componentes para piscinas), Corbion (ingredientes para conservación de alimentos), Kion (automatización de almacenes y carretillas elevadoras), Teleperformance (herramientas y servicios para gestión de clientes) Rentokil (control de plagas) o Eurofins (testing de sectores alimentario y biofarmacéutico). Incorporamos otras temáticas, como por ejemplo cambios sociales hacia un ocio más outdoor, con MIPS (componente de seguridad para cascos utilizados en la práctica del ciclismo o ski), Dometic o Trigano (autocaravanas). Acompañamos a estas empresas en su proceso de creación a largo plazo.

Creemos que, en este escenario, la gestión bottom-up y la selección de valores tiene cada vez mayor importancia. Y el universo de "Small & Mid Caps" europeo ofrece interesantes oportunidades para la generación de alfa y gestión activa, combinando compañías de calidad y crecimiento a precios razonables, con compañías claramente infravaloradas por el mercado. En conclusión, con paciencia y de forma diversificada, a través de la inversión en small caps se pueden conseguir rentabilidades muy atractivas en el medio-largo plazo, que complementen nuestra cartera de fondos.


Img03



Artículo original publicado en el blog de Cinco Días.