Ideas de inversión

¿Por qué estamos invertidos en China?

Miguel Jiménez

Gestor de fondos

Un foco de incertidumbre en los últimos meses ha sido las medidas a adoptar por el Gobierno chino y su posible impacto en los diferentes sectores económicos. En nuestro fondo Renta 4 Nexus, hemos aprovechado esta oportunidad para aumentar nuestras inversiones a través de en Tencent y Alibaba. La razón de la inversión es la siguiente:

Geográficamente, China ha experimentado un crecimiento notable que ha supuesto una de las historias de éxito económico de las últimas décadas. Desde 1985, los ingresos de las familias se han multiplicado por 30. Su mercado de valores, que empezó en 1990, hoy es el segundo del mundo. Si bien no es esperable las mismas tasas de crecimiento que el pasado, sí que esperamos un crecimiento más importante que los países de Occidente. Es verdad que la demografía no jugará un papel tan destacado como en el pasado, pero las inversiones en nuevas tecnologías deberían apoyar la productividad y por tanto el crecimiento económico del país.

Para ilustrar esta idea, un dato: 1/3 de “unicornios” (compañías de nueva creación con una valoración hoy superior a los 1.000 millones de $) mundiales están en China. Si vemos también el número de licenciados en ciencia y tecnología, vemos cómo China está muy bien posicionada. En conclusión, se están haciendo las cosas bien para un país que tiene aproximadamente el mismo tamaño que USA pero con una población 4 veces superior.

Respecto a nuestra estrategia de inversión, nuestra obsesión en los últimos meses ha sido la de crear una cartera global de excelentes compañías. El enfoque global tiene su razón en nuestra convicción de que las perspectivas a nivel mundial son superiores a la economía doméstica (España/Europa). El cambio tecnológico actual hace que haya empresas ganadoras y perdedoras y desgraciadamente no es Europa la región que destaque en inversión en nuevas tecnologías. Y son estos sectores a los que queremos tener exposición: ecomerce, cloud (nube), publicidad digital, pagos, software, entrenamiento digital (videojuegos), fintech …

Alibaba y Tencent son líderes en estos sectores donde esperamos crecimientos importantes en los próximos años. Además, si comparamos a estas compañías que operan mayoritariamente en China con las mejores compañías occidentales (norteamericanas) vemos que en muchos vectores, están a la par sino por delante en términos de servicios prestados a los clientes y de rentabilidad: Alibaba es más rentable que Ecomerce de Amazon, Tencent es n1 en videojuegos a nivel mundial, Wechat es mejor producto que Whatssap, Ant group (Alibaba) cubre los pagos entre clientes con un coste mucho menor que VISA/bancos …

Son compañías cuyos resultados han crecido un 35% cada año durante los últimos 10 años … Y todo ello, con muchas divisiones de gran potencial hoy todavía en pérdidas … aunque tenemos la convicción que serán beneficios en los próximos años lo que contribuirá a seguir creciendo. Y todo ello a una valoración muy conservadora!

En el lado negativo, habría que señalar un posible intervencionismo del Gobierno Chino. Su lema de promover la prosperidad común mediante la redistribución de la riqueza y fomentar una mayor competencia podría tener consecuencias para la economía de mercado. Nuestra impresión es que el Gobierno quiere regular una parte de la economía (educación más asequible, contratos con mejores condiciones para los trabajadores …) pero la supremacía tecnológica es igualmente un objetivo mayúsculo en la agenda del Gobierno.

Por otra parte, el mercado está pendiente de la resolución Evergrande, la inmobiliaria con el montante de deuda más importante del mundo. Dado que también tiene activos, confiamos en que la gestión del Gobierno limite los efectos de contagio sobre el sector financiero.

Valorando los pros y contra de esta inversión y con un horizonte a medio plazo, consideramos que se trata de una de las mejores oportunidades que tenemos hoy en los mercados financieros.

 

Artículo originalmente publicado en el Blog de Cinco Días.