Opinión

La recuperación sigue adelante con los bancos centrales exhibiendo paciencia

Natalia Aguirre

Directora de Análisis y Estrategia


Img01

Mes de junio de transición en las bolsas europeas y mejor comportamiento en las americanas, con lo que se mantienen rentabilidades cercanas a doble dígito en el acumulado de 2021 y con la mayoría de índices americanos y europeos en máximos de 2020-21 a excepción del Ibex y del británico Footsie. Si el mes de junio se ha caracterizado por algo ha sido por el discurso acomodaticio de los bancos centrales, aun a pesar de un contexto de aceleración de la actividad económica (apoyado por los claros avances en la vacunación) y de presión al alza sobre la inflación a corto plazo. Esto ha sido posible gracias a que este repunte de precios se sigue considerando transitorio por parte de los bancos centrales (efectos base, cuellos de botella que se esperan temporales) y la recuperación está aún incompleta, a falta de la vuelta del mercado laboral a los niveles pre-Covid. Este sesgo aún dovish de los bancos centrales (aun a pesar de que la Fed ha endurecido ligeramente su dot plot) ha permitido un mes de retroceso en TIRes, recogiendo la cautela manifiesta en la retirada de los estímulos monetarios extraordinarios.

En el mes de junio, y al contrario que en el mes precedente, los avances han sido más significativos en las bolsas americanas, recuperando el tecnológico Nasdaq con fuerza en el citado entorno de rentabilidades de la deuda más bajas, mientras que Europa ha tenido un comportamiento mensual bastante plano, destacando en negativo el Ibex 35. En EEUU, S&P +2,2% en USD (+5,3% en euros) y Nasdaq 100 +6,3% en USD (+9,5% en euros), mientras que, en Europa, Eurostoxx +0,6%, Dax +0,7% e Ibex -3,6% deshaciendo su buen comportamiento del mes anterior, con tomas de beneficios en turismo y cíclicos en general y mejor evolución de valores de crecimiento y farma. Emergentes planos -0,1% en USD (+3% en euros).

En los mercados de deuda, caída generalizada de TIRes 10 años, más intensa en EEUU (-13 pb hasta 1,47% vs máximo anual 1,74%), Alemania -2 pb a -0,21% (vs máximo anual -0,10%), España -5 pb a 0,41% (máximo 0,62%) e Italia -9 pb en 0,82% (máximo 1,12%).

En el mercado de divisas, el dólar ha frenado su depreciación de los meses de abril y mayo (+4%) y tras moverse en un rango mensual de 1,18-1,22 USD/Eur, terminó el mes de junio apreciándose un 3% hasta 1,18 USD/Eur ante una Fed que pasa de "extremadamente" a solo "moderadamente" acomodaticia frente a un BCE que se mantiene ultra dovish.

En el mercado de commodities, el crudo se movió al alza en un rango de 69-77 USD/b (Brent), en un mes de menos a más en el que acabó apreciándose un +8%, ante las expectativas de recuperación del ciclo y la disciplina productora de la OPEP+, que mantiene su estrategia de progresiva vuelta de la oferta al mercado si bien a principios de julio hemos visto ciertas desavenencias dentro del cártel.

En cuanto a nuestra visión de mercado, apreciamos una creciente volatilidad asociada a temores sobre inflación a corto plazo y riesgo de retirada prematura de estímulos monetarios, así como incertidumbre ante nuevas cepas y evolución de la pandemia, que podrían proporcionar mejores puntos de entrada, especialmente teniendo en cuenta los exigentes niveles de valoraciones absolutas alcanzados. Las tomas de beneficios asociadas a estos riesgos constituirían una interesante oportunidad para incrementar posiciones en bolsa, especialmente europea, que seguirá beneficiándose de su mayor sesgo value/cíclico ante la confirmación de la recuperación que se hará más patente en la segunda mitad del año.

En un contexto de cierta toma de beneficios, que consideramos sana, las políticas monetarias expansivas seguirán sirviendo de apoyo, en la medida en que la recuperación sigue siendo incompleta (empleo) y el repunte de inflación continúa considerándose puntual (aunque merecedor de seguimiento). Los distintos momentos de ciclo e inflación en la Eurozona vs EEUU justifican un sesgo mucho más acomodaticio del BCE frente a una Fed que empezará a girar su discurso hacia otro ligeramente menos dovish, aunque telegrafiando al mercado el inicio de retirada de estímulos monetarios, que estará vinculado a la evolución del mercado laboral. El próximo catalizador de las bolsas podría ser la presentación de resultados empresariales correspondientes al 2T21, que comenzaría a mediados de mes en EEUU y una semana más tarde en España, y que en un contexto de aceleración del crecimiento económico podría propiciar nuevas revisiones al alza en los BPAs estimados y con ello rebajar el grado de exigencia de las valoraciones absolutas.

Natalia Aguirre Vergara
Tel: 91 398 48 05 Email: clientes@renta4.es


El presente artículo de opinión no presta asesoramiento financiero personalizado. Ha sido elaborado con independencia de las circunstancias y objetivos financieros particulares de las personas que lo reciben. El inversor que tenga acceso al presente artículo de opinión debe ser consciente de que los valores, instrumentos o inversiones a que el mismo se refiere pueden no ser adecuados para sus objetivos específicos de inversión, su posición financiera o su perfil de riesgo ya que éstos no han sido tomados en cuenta para la elaboración del presente artículo de opinión, por lo que debe adoptar sus propias decisiones de inversión teniendo en cuenta dichas circunstancias y procurándose el asesoramiento específico y especializado que pueda ser necesario.

El contenido del presente documento así como los datos, opiniones, estimaciones, previsiones y recomendaciones contenidas en el mismo, han sido elaborados por Renta 4, con la finalidad de proporcionar a sus clientes información general a la fecha de emisión del artículo de opinión y está sujeto a cambios sin previo aviso. Este documento está basado en informaciones de carácter público y en fuentes que se consideran fiables, pero dichas informaciones no han sido objeto de verificación independiente por Renta 4 por lo que no se ofrece ninguna garantía, expresa o implícita en cuanto a su precisión, integridad o corrección.

Renta 4 no asume compromiso alguno de comunicar dichos cambios ni de actualizar el contenido del presente documento. Ni el presente documento ni su contenido constituyen una oferta, invitación o solicitud de compra o suscripción de valores o de otros instrumentos o de realización o cancelación de inversiones, ni puede servir de base a ningún contrato, compromiso o decisión de ningún tipo.

Renta 4 no asume responsabilidad alguna por cualquier pérdida directa o indirecta que pudiera resultar del uso de este documento o de su contenido. El inversor tiene que tener en cuenta que la evolución pasada de los valores o instrumentos o resultados históricos de las inversiones, no garantizan la evolución o resultados futuros.

El precio de los valores o instrumentos o los resultados de las inversiones pueden fluctuar en contra del interés del inversor incluso suponerle la pérdida de la inversión inicial. Las transacciones en futuros, opciones y valores o instrumentos de alta rentabilidad (high yield securities) pueden implicar grandes riesgos y no son adecuados para todos los inversores. De hecho, en ciertas inversiones, las pérdidas pueden ser superiores a la inversión inicial, siendo necesario en estos casos hacer aportaciones adicionales para cubrir la totalidad de dichas pérdidas.

Por ello, con carácter previo a realizar transacciones en estos instrumentos, los inversores deben ser conscientes de su funcionamiento, de los derechos, obligaciones y riesgos que incorporan, así como los propios de los valores subyacentes de los mismos. Podría no existir mercado secundario para dichos instrumentos.

Cualquier Entidad integrante del Grupo Renta 4 o cualquiera de las IICs o FP gestionados por sus Gestoras, así como sus respectivos directores o empleados, pueden tener una posición en cualquiera de los valores o instrumentos a los que se refiere el presente documento, directa o indirectamente, o en cualesquiera otros relacionados con los mismos; pueden negociar con dichos valores o instrumentos, por cuenta propia o ajena, proporcionar servicios de asesoramiento u otros servicios al emisor de dichos valores o instrumentos, a empresas relacionadas con los mismos o a sus accionistas, directivos o empleados y pueden tener intereses o llevar a cabo cualesquiera transacciones en dichos valores o instrumentos o inversiones relacionadas con los mismos, con carácter previo o posterior a la publicación del presente artículo de opinión, en la medida permitida por la ley aplicable.El Grupo Renta 4 Banco tiene implementadas barreras de información y cuenta con un Reglamento Interno de Conducta de obligado cumplimiento para todos sus empleados y consejeros para evitar o gestionar cualquier conflicto de interés que pueda aflorar en el desarrollo de sus actividades.

Los empleados de Renta 4, pueden proporcionar comentarios de mercado, verbalmente o por escrito, o estrategias de inversión a los clientes que reflejen opciones contrarias a las expresadas en el presente documento.

Ninguna parte de este documento puede ser: (1) copiada, fotocopiada o duplicada en ningún modo, forma o medio (2) redistribuida o (3) citada, sin permiso previo por escrito de Renta 4. Ninguna parte de este artículo de opinión podrá reproducirse, llevarse o transmitirse a aquellos países (o personas o entidades de los mismos) en los que su distribución pudiera estar prohibida por la normativa aplicable. El incumplimiento de estas restricciones podrá constituir infracción de la legislación de la jurisdicción relevante.

El sistema retributivo del autor/es del presente artículo de opinión no está basado en el resultado de ninguna transacción específica de banca de inversiones.