Gráfico Semanal

El gráfico semanal: ¿hay valor en Robinhood?

Renta 4 Banco

Renta 4




Img01

El Nasdaq, al que dedicábamos nuestro anterior Gráfico semanal, ha subido un 1,55% la semana pasada, siendo el mejor índice entre los norteamericanos, en parte gracias a la convicción de los inversores, tras la intervención de Powell en Jackson Hole, de que la Fed no subirá los tipos de interés, aunque venga un periodo de inflación.

Sin embargo, las subidas no se han extendido a todos los valores. En concreto, la plataforma de inversiones "on line" Robinhood, recién salida a Bolsa, ha sufrido un recorte de cierta consideración que la aleja de los máximos marcados tras su salida a bolsa, a fines de julio. Tal y como se ve en el Gráfico adjunto, Robinhood alcanzó su máximo histórico justo tras la salida a Bolsa, en niveles superiores a 70 dólares por acción. A partir de ahí, sin embargo, inició una caída que se ha prolongado prácticamente hasta hoy, y que ha llevado la cotización a cerca de 40 dólares. En concreto Robinhood cerró al viernes a 43,35 dólares por acción.

No deja de ser curioso que esta vez el motivo de la caída de Robinhood haya sido, precisamente, una amenaza regulatoria, algo que nos recuerda a lo sucedido con las tecnológicas chinas en las últimas semanas. El pasado lunes Robinhood caía con fuerza tras decir el presidente de la Fed, Gary Genscher, que el organismo supervisor está considerando prohibir el pago por la información relativa a los flujos de órdenes, algo que toca de lleno al modelo de negocio de Robinhood.

El gran éxito de Robinhood se ha debido a que no cobra comisiones por operar y a que ha logrado transformar la inversión en un divertido y casi adictivo juego. Pero a cambio de no cobrar comisiones Robinhood obtiene el permiso de sus clientes para vender a otros operadores el flujo de órdenes, una información muy valiosa para los inversores institucionales o profesionales.

Robin Hood pertenece a esa categoría de empresas innovadoras y fuertemente disruptivas que la revolución digital ha traído consigo. Su aportación esencial ha sido popularizar el trading con una oferta de comisiones cero y de "gamificación" de las inversiones para hacerlas más atractivas. Pero la otra cara de la moneda es, como decimos, que vende los datos de los clientes, sus flujos de órdenes. Y además rentabiliza el dinero de los clientes cuando los tipos de interés se lo permiten. Es decir, da valor a los clientes, pero también recibe valor a costa de ellos.

La salida a Bolsa ha puesto de manifiesto algunas contradicciones de Robinhood. Por ejemplo, presentarse como defensor de la popularización y democratización de la inversión, pero a la vez mantener privilegios de voto en favor de sus fundadores frente a los accionistas minoritarios. Nada mejor que la transparencia de las Bolsas para valorar de verdad el compromiso de las empresas con los valores que predican.

Tras la fuerte caída del último mes Robinhood capitaliza aún más de 37.000 millones de dólares. La pregunta es si ese es el valor que Robinhood da a sus clientes porque al final una empresa vale justamente el valor que aporta a sus clientes.

Preferiríamos esperar a la posición definitiva de la SEC antes de tomar posiciones en Robinhood Markets.


Le recordamos que en nuestra web www.r4.com puede usted acceder, en las mejores condiciones y en tiempo real, a la gama más amplia de activos y de mercados, incluyendo derivados, CFDs, ETFs y Warrants sobre una amplísima variedad de instrumentos cotizados.


Dptos. de Contenidos y Mercados de Renta 4
Tel: 91 398 48 05 Email: online@renta4.es


El presente artículo de opinión no presta asesoramiento financiero personalizado. Ha sido elaborado con independencia de las circunstancias y objetivos financieros particulares de las personas que lo reciben. El inversor que tenga acceso al presente artículo de opinión debe ser consciente de que los valores, instrumentos o inversiones a que el mismo se refiere pueden no ser adecuados para sus objetivos específicos de inversión, su posición financiera o su perfil de riesgo ya que éstos no han sido tomados en cuenta para la elaboración del presente artículo de opinión, por lo que debe adoptar sus propias decisiones de inversión teniendo en cuenta dichas circunstancias y procurándose el asesoramiento específico y especializado que pueda ser necesario.

El contenido del presente documento así como los datos, opiniones, estimaciones, previsiones y recomendaciones contenidas en el mismo, han sido elaborados por Renta 4, con la finalidad de proporcionar a sus clientes información general a la fecha de emisión del artículo de opinión y está sujeto a cambios sin previo aviso. Este documento está basado en informaciones de carácter público y en fuentes que se consideran fiables, pero dichas informaciones no han sido objeto de verificación independiente por Renta 4 por lo que no se ofrece ninguna garantía, expresa o implícita en cuanto a su precisión, integridad o corrección.

Renta 4 no asume compromiso alguno de comunicar dichos cambios ni de actualizar el contenido del presente documento. Ni el presente documento ni su contenido constituyen una oferta, invitación o solicitud de compra o suscripción de valores o de otros instrumentos o de realización o cancelación de inversiones, ni puede servir de base a ningún contrato, compromiso o decisión de ningún tipo.

Renta 4 no asume responsabilidad alguna por cualquier pérdida directa o indirecta que pudiera resultar del uso de este documento o de su contenido. El inversor tiene que tener en cuenta que la evolución pasada de los valores o instrumentos o resultados históricos de las inversiones, no garantizan la evolución o resultados futuros.

El precio de los valores o instrumentos o los resultados de las inversiones pueden fluctuar en contra del interés del inversor incluso suponerle la pérdida de la inversión inicial. Las transacciones en futuros, opciones y valores o instrumentos de alta rentabilidad (high yield securities) pueden implicar grandes riesgos y no son adecuados para todos los inversores. De hecho, en ciertas inversiones, las pérdidas pueden ser superiores a la inversión inicial, siendo necesario en estos casos hacer aportaciones adicionales para cubrir la totalidad de dichas pérdidas.

Por ello, con carácter previo a realizar transacciones en estos instrumentos, los inversores deben ser conscientes de su funcionamiento, de los derechos, obligaciones y riesgos que incorporan, así como los propios de los valores subyacentes de los mismos. Podría no existir mercado secundario para dichos instrumentos.

Cualquier Entidad integrante del Grupo Renta 4 o cualquiera de las IICs o FP gestionados por sus Gestoras, así como sus respectivos directores o empleados, pueden tener una posición en cualquiera de los valores o instrumentos a los que se refiere el presente documento, directa o indirectamente, o en cualesquiera otros relacionados con los mismos; pueden negociar con dichos valores o instrumentos, por cuenta propia o ajena, proporcionar servicios de asesoramiento u otros servicios al emisor de dichos valores o instrumentos, a empresas relacionadas con los mismos o a sus accionistas, directivos o empleados y pueden tener intereses o llevar a cabo cualesquiera transacciones en dichos valores o instrumentos o inversiones relacionadas con los mismos, con carácter previo o posterior a la publicación del presente artículo de opinión, en la medida permitida por la ley aplicable.El Grupo Renta 4 Banco tiene implementadas barreras de información y cuenta con un Reglamento Interno de Conducta de obligado cumplimiento para todos sus empleados y consejeros para evitar o gestionar cualquier conflicto de interés que pueda aflorar en el desarrollo de sus actividades.

Los empleados de Renta 4, pueden proporcionar comentarios de mercado, verbalmente o por escrito, o estrategias de inversión a los clientes que reflejen opciones contrarias a las expresadas en el presente documento.

Ninguna parte de este documento puede ser: (1) copiada, fotocopiada o duplicada en ningún modo, forma o medio (2) redistribuida o (3) citada, sin permiso previo por escrito de Renta 4. Ninguna parte de este artículo de opinión podrá reproducirse, llevarse o transmitirse a aquellos países (o personas o entidades de los mismos) en los que su distribución pudiera estar prohibida por la normativa aplicable. El incumplimiento de estas restricciones podrá constituir infracción de la legislación de la jurisdicción relevante.

El sistema retributivo del autor/es del presente artículo de opinión no está basado en el resultado de ninguna transacción específica de banca de inversiones.