Ideas de inversión

Latinoamérica: Análisis de su situación económica y perspectivas

La pandemia ha causado daños importantes en la región sudamericana, aunque esta situación ha superado prácticamente a todas las naciones del mundo. Sin embargo, América Latina ya mostraba una situación de partida en clara desaceleración y se encontraba menos preparada en términos de recursos e infraestructuras que otras regiones. Esto ha terminado por provocar una tormenta social muy importante, y desafortunadamente ha desembocado en una inestabilidad política que está resultando clave para la forma en que se está afrontando el proceso de recuperación económica. No se trata, por tanto, de que la pandemia se haya gestionado mucho peor que en otras regiones, pero lo cierto es que sus consecuencias han generado una percepción para los inversores bastante peor que en otras regiones del mundo.

Por eso, es evidente que la política condicionará de forma notable el sentimiento de los inversores. En estos momentos el giro político que pueda dar un país como Chile, tratando de preservar ese estilo liberal que le ha llevado a ser el país más pujante de América Latina, es crucial. El año que viene se celebrarán elecciones presidenciales en Brasil (octubre) y en Colombia (mayo), que marcarán el destino de dos economías de muchísimo peso en la región.

Muchos inversores se preguntan, si se cerrará o no la brecha de comportamiento en los mercados entre los mercados desarrollados y los emergentes, después de este 2021 con un peor comportamiento en China y en otros países en desarrollo. Hoy por hoy esto es una incógnita, pero parece lógico pensar que vamos a asistir a una recuperación más intensa, y que esta ya se está produciendo gracias al mejor comportamiento de los mercados de materias primas.

Las materias primas son una fuente muy importante de ingresos para la región, y esto ha permitido suavizar la crisis en países como Chile, Perú o Colombia, especialmente. Es seguro que van a seguir jugando un papel fundamental, aunque todavía quedaría despejar un poco la incógnita del dinamismo de China, dado que es un consumidor muy importante de materiales básicos, y en estos momentos está atravesando un proceso de desaceleración preocupante, aunque existen herramientas de estímulo para sofocarlo.

La auténtica preocupación ahora se centra más bien en el súbito y notable aumento de la inflación, que está obligando a que los bancos centrales suban los tipos de interés y esto podría frenar en buena medida la recuperación. Si a esto le unimos el aumento de endeudamiento que se ha producido por la necesidad de contener la crisis provocada por la pandemia, tendremos el conjunto de factores que jugarán en nuestra contra y que hay que superar.

Por mercados, este año veníamos apostando muy fuerte por Colombia, y esto ha dado sus frutos, tras la vertiginosa lluvia de OPAS sobre algunas de las mayores empresas cotizadas del país (Nutresa, Grupo Sura…) pero creemos que en estos momentos hay que ir virando hacia una mayor vigilancia del mercado brasileño, debido a las últimas correcciones, y probablemente Chile sea una buena apuesta, una vez que se ha despejado la incógnita en estas elecciones.

Por otro lado, creemos que tiene sentido seguir apostando selectivamente por compañías mineras, por bancos y financieras, por compañías expuestas a transición energética o de renovables, y como no, por tecnología.

Nos parece, por tanto, que es un buen momento para reforzar el nivel de inversión en emergentes. Estas regiones atesoran determinados atributos que les van a permitir mantener un crecimiento sostenido para los próximos años, no solo desde un punto de vista de la demanda externa, sino también desde un punto de vista de la demanda interna.

Y ¿cómo jugamos en este tablero desde Renta 4 para aprovechar el recorrido que presenta la región? El fondo Renta 4 Latinoamérica tiene un estilo de gestión muy claro y al que es muy fiel desde hace casi 20 años. Nuestro enfoque es una mezcla perfecta de análisis top down y bottom up. Sin hacer frivolidades invertimos en las mejores compañías de la región y sobreponderamos en cada momento aquellas regiones que presentan mejores perspectivas. Esto nos ha permitido, por ejemplo, sortear muy bien la crisis en Perú y en Chile, no tanto en Brasil, pero sí que nuestro mayor posicionamiento en 2021 en México y en Colombia ha sido clave para liderar la tabla de rendimientos de fondos Latam en este complejo ejercicio.