Italia trata de poner fin a confrontación con UE ante la amenaza de recesión

RENTA 4 BANCO
05 diciembre 2018
A-A+



Por Giovanni Legorano y Paul Hannon

THE WALL STREET JOURNAL



ROMA--El Gobierno populista de Italia se esfuerza por evitar un conflicto con la Unión Europea por sus Presupuestos, mientras las consecuencias financieras de esta confrontación están llevando a la economía del país al borde de la recesión.

La coalición de Gobierno de Italia formada por el grupo antisistema Movimiento 5 Estrellas y la Liga está analizando opciones para frenar un notable aumento del déficit público, después de que sus ambiciosos planes de gasto provocaran la reacción de las autoridades europeas, asustando a los inversores de bonos y desencadenando un endurecimiento del crédito para las empresas.

Sin embargo, ambas formaciones euroescépticas están tratando de determinar suficientes ahorros para cumplir las estrictas reglas de la UE sobre disciplina fiscal, al tiempo que intentan cumplir sus promesas electorales de mejorar el estado de bienestar y las pensiones a la vez que baja los impuestos.

El Índice de Gestores de Compras --PMI, por sus siglas en inglés-- mostró que la actividad empresarial de Italia se contrajo en noviembre, lo que aumenta las posibilidades de que Italia entre en recesión. El Producto Interior Bruto de Italia cayó un 0,5% en términos anualizados en el tercer trimestre, debido básicamente al fuerte descenso de la inversión de las empresas ante las dudas que se han apreciado en los consumidores a la hora de gastar.

El creciente riesgo de recesión está ejerciendo presión sobre el nuevo Gobierno italiano, que tomó posesión en junio, para que cambie de dirección y cumpla las normas fiscales de la UE que ambas formaciones han criticado en el pasado. "No tengo ningún interés en tener un enfrentamiento con Europa. No interesa a nadie. Llegaremos a un acuerdo al final. Estamos trabajando en ello con celeridad", dijo el martes Matteo Salvini, líder de La Liga.

El problema de confianza en los mercados de deuda, los bancos italianos y el sector empresarial del país pone de manifiesto las restricciones a las que se enfrentan las naciones financieramente frágiles de la eurozona.

Los mercados consideran la deuda pública de EUR2,3 billones de Italia, equivalente al 131% del PIB, más arriesgada que la de la mayoría de otros países de la eurozona, especialmente si las políticas económicas italianas no cuentan con el apoyo de los órganos de poder en Europa, como el Banco Central Europeo.

La recuperación económica de Italia ha estado perdiendo fuelle este año, en parte debido a la ralentización de la eurozona, en un contexto de tensiones comerciales mundiales, incremento de los precios del crudo y desaceleración de la industria del automóvil. Casi todas las demás economías de la eurozona siguen creciendo, tal y como confirmaron los datos del PMI publicados el miércoles. Por contra, el índice de Italia se situó en 49,3% en noviembre por segundo mes. Un dato por debajo de 50 apunta a una contracción de la actividad.

Pero Italia ha empeorado sus perspectivas al provocar tensiones financieras con sus planes fiscales, según el BCE, el Fondo Monetario Internacional y muchos economistas del sector privado.

La rentabilidad de los bonos italianos a 10 años subió en octubre hasta casi el 3,7%, frente a los niveles cercanos al 1,7% antes de la formación del nuevo Gobierno. El aumento del interés ha afectado especialmente a los bancos italianos, que están muy expuestos a la deuda pública.

La rentabilidad ha descendido durante el último mes y se situó en el 3,07% el miércoles, según Tradeweb, gracias a que el Gobierno ha moderado su retórica y ha dicho que busca lograr compromisos con la Comisión Europea.

La comisión sostiene que el actual plan presupuestario de Italia incrementaría el déficit estructural en aproximadamente un 1,2% del PIB, o cerca de EUR22.000 millones, y ha exigido al país que reduzca su déficit. Eso le obligaría a recortar el gasto por encima de los EUR8.000 millones en ahorros que el Gobierno de Italia se ha propuesto como objetivo.

"No creo que eso vaya a suceder sin que afecte a la implementación de pilares fundamentales del presupuesto", dijo Francesco Daveri, profesor de economía de la universidad Bocconi de Milán.

Uno de los problemas que tiene la UE que sus interlocutores italianos, el primer ministro, Giuseppe Conte, y el ministro de Finanzas, Giovanni Tria, son políticamente débiles. Quienes sí son fuertes son los líderes de Movimiento 5 Estrellas, Luigi Di Maio, y de la Liga, Salvini, pero no negocian directamente con la UE.

Si no se llega a un acuerdo que reduzca las diferencias fiscales entre Roma y Bruselas, la UE podría abrir un procedimiento de déficit excesivo a Italia.

-Escriba a Giovanni Legorano a giovanni.legorano@wsj.com y a Paul Hannon a paul.hannon@wsj.com

Versión española de Carlos López Perea a carlos.perea@dowjones.com y de Noelia Urra noelia.urra-calzada@dowjones.com

Editado por NUC
Últimos artículos
  • 10 diciembre 2018 RENTA 4 BANCO
    Un tribunal prohíbe de forma cautelar que Apple venda en China varios modelos de iPhone
  • 10 diciembre 2018 RENTA 4 BANCO
    Un Brexit sin acuerdo dejaría 2.300 empresas afectadas por la insolvencia
  • 10 diciembre 2018 RENTA 4 BANCO
    Kutxabank reduce del 24% al 15,9% su participación en Ingeteam, que recompra el resto de acciones
  • 10 diciembre 2018 RENTA 4 BANCO
    Renfe y Telefónica reciben 240 propuestas para su aceleradora de 'startups', el 27% del exterior