Informe de resultados internacionales

Accede a todos los informes de resultados anuales de las compañías internacionales.

Semana del 8 al 12 de octubre

  • VIERNES 12 OCTUBRE

JP Morgan Chase: su beneficio neto ajustado aumentó un 28,9% en el tercer trimestre del ejercicio respecto al 3T17, gracias a la solidez de su negocio de consumo, que compensó la debilidad de los ingresos por operaciones financieras. Así, el beneficio ascendió a 8.014 mln USD y el beneficio neto por acción resultó en 2,361 USD/acn. Los ingresos aumentaron un 6,19% hasta los 27.822 mln USD respecto al mismo periodo del año pasado. En general, los resultados del banco norteamericano estuvieron por encima de las estimaciones del consenso de analistas.

Wells Fargo: contabilizó un neto ajustado de 5.572 millones de dólares en el tercer trimestre de 2018, lo que supone un incremento del 7,48% con respecto al mismo periodo del año anterior. Los ingresos totales entre julio y septiembre alcanzaron los 21.464 millones de dólares, cifra que supone una caída del 3,57% respecto a hace un año y estuvieron por debajo de las estimaciones de los analistas en un 1,55%. El beneficio por acción fue 1,155 usd/acn, un 1,69% por debajo de lo que se esperaba, pero creció un 11,27% respecto al tercer trimestre del ejercicio anterior, cuando obtuvo un PBA de 1,038 usd/acn.

Citigroup: el banco estadounidense obtuvo un beneficio neto ajustado de 4.352 millones de dólares en el 3T18, un 12,72% más que los 3.861 millones de dólares que ganó en el mismo periodo del ejercicio anterior. En cuanto a los ingresos del tercer trimestre, estos alcanzaron los 18.389 millones de dólares, lo que supone un aumento del 1,19% en comparación con los 18.173 millones de dólares que facturó hace un año.

Semana del 15 al 19 de octubre

  • LUNES 15 OCTUBRE
  • MARTES 16 OCTUBRE
  • MIÉRC. 17 OCTUBRE
  • JUEVES 18 OCTUBRE
  • VIERNES 19 OCTUBRE

Bank of America: La entidad financiera obtuvo durante el tercer trimestre de 2018 unos ingresos de 23.027 millones de dólares, ligeramente por encima de las estimaciones (1,76%) y superior a los 22.100 millones del 3T17. Este incremento de los ingresos le reportó un beneficio neto comparable de 6.779 millones de dólares, lo que supuso un incremento del 32% respecto a la misma cifra del año pasado. Así, el BPA para este periodo creció hasta los 0,667 dólares por acción desde los 0,479 usd/acn de 2017, que además quedó por encima de lo esperado en un 7,58%. El banco americano atribuyó este crecimiento de sus datos a la reforma tributaria implementada a principios de 2018, además de al incremento de los depósitos en un 4,7% (1,34 billones de dólares).

Blackrock: La gestora de fondos ingresó en el tercer trimestre del año 3.576 millones de dólares, un 10% más respecto al año anterior y por encima de las estimaciones (+1,16%). Con un EBITDA de 1.413 millones, el beneficio neto comparable se colocó en los 1.216 millones de dólares, sorprendiendo en un 9,85% al mercado y reportándole un beneficio por acción de 7,52 dólares por título, frente a los 5,92 usd/acn del 3T17. Laurence D. Fink, presidente y consejero delegado de la firma, declaró tras la presentación que los buenos datos arrojados en este periodo demuestran la resistencia del modelo de negocio y la capacidad de crecimiento orgánico a pesar de la situación del sector.

Johnson & Johnson: El conglomerado consiguió en el tercer trimestre del año un beneficio neto de 5.590 millones de dólares, superior a los 5.494 mln esperados y un 7,33% por encima de los datos del pasado año. Este crecimiento se ha visto apoyado en la subida de los ingresos para este periodo, que alcanzaron los 20.348 millones de dólares desde los 19.650 millones del 3T17. La mejora del beneficio se vio reflejada en el BPA, que escaló hasta los 2,05 dólares por acción, un 1,03% por encima de estimaciones. Después de la presentación, el presidente y consejero delegado, Alex Gorksy destacó el crecimiento del negocio farmacéutico y los avances de ventas en productos de consumo y equipos médicos, razón por la cual han elevado sus previsiones para el conjunto del año.

Morgan Stanley: El banco de inversión ha impulsado su BPA durante el tercer trimestre del año hasta los 1,17 dólares por acción, un 33,26% más que el año pasado que además superó los 1,013 usd/acn previstos por los analistas. Este crecimiento se vio beneficiado por la subida de los ingresos, que alcanzaron los 9.872 millones de dólares desde los 9.197 millones del 3T17 y le reportó un beneficio neto comparable de 2.019 millones de dólares (vs 1.754 mln estimados y +26,66% respecto a 2017). El presidente y consejero delegado, James P. Gorman, aprovechó para destacar la estabilidad de la firma a pesar de la ralentización veraniega.

Goldman Sachs: La entidad financiera presentó los resultados correspondientes al tercer trimestre del año, en los que consiguió unos ingresos de 8.646 millones de dólares, un 3,46% más de lo esperado y por encima de los 8.326 millones de 2017. La subida de los ingresos se reflejó en un beneficio neto comparable de 2.453 millones que quedó por encima de los 2.089 millones del 3T17 y se tradujo en un BPA de 6,28 dólares por acción, un 25% respecto a la misma cifra del año pasado y por encima de los 5,379 usd/acn previstos por los analistas. David M. Solomon, el nuevo consejero delegado de Goldman Sachs tras Lloyd Blankfein, destacó que el beneficio por acción en los nueve primeros meses del año era el más alto de la historia de la compañía gracias a las contribuciones de toda la diversificada franquicia de clientes.

Netflix: La plataforma de Video On Demand (VOD) sorprendió positivamente (+25,69%) a las estimaciones durante el tercer trimestre del año tras conseguir un beneficio neto comparable de 467,865 millones de dólares, frente a los 147 millones del año pasado. En cuanto a ingresos, la tecnológica se colocó en línea con lo esperado por analistas (+0,1%) con 3.999 millones de dólares que le reportaron un EBITDA de 584,145 millones. Así, el beneficio por acción creció hasta los 6,28 dólares por título desde los 5,016 usd/acn del 3T17, superando previsiones en un 16%. El impulso de sus datos ha sido posible gracias a un crecimiento en sus abonados de 6,96 millones, alcanzando la cifra de 137,1 millones de suscriptores a nivel global. La compañía ha aprovechado para añadir que espera 9,4 millones de usuarios más en lo que resta de año.

IBM: La tecnológica estadounidense no cumplió con lo esperado (-1,72%) en la presentación de los resultados correspondientes al tercer trimestre de 2018 en los que ingresó 18.756 millones de dólares, que le reportaron un EBITDA de 4.809 millones de dólares. A pesar de no alcanzar lo esperado en ventas, el beneficio neto ajustado de la compañía se colocó ligeramente por encima de lo esperado (+0,90%) con 3.134 millones, mejorando en un 1,79% los datos del 3T17. El incremento se vio reflejado también en el beneficio por acción, que subió hasta los 3,42 dólares por acción desde los 3,3 usd/acd del mismo periodo del pasado año. La caída de los datos estuvo provocada por el descenso de los ingresos derivados de la computación en nube y las herramientas de análisis de datos, que IBM considera sectores estratégicos para su transformación, hasta los 9.300 millones.

ASML: El fabricante holandés de semiconductores cumplió las expectativas (+0,8%) en el tercer trimestre del año en el que ingresó 2.776 millones de euros, por encima de los 2.447 del pasado año. El beneficio neto comparable también creció en este periodo, alcanzando los 681,6 millones (+1,07%) gracias a un EBITDA de 927,8 millones de euros. Así, el BPA de este periodo se colocó en 1,603 euros por acción, mejorando las cifras de estimaciones (+1,14%) y del 3T17 (+20,44%). El consejero delegado añadió tras la presentación que las ventas del trimestre fueron como esperaban y que para el último trimestre de 2018 prevén unas ventas cercanas a los 3.000 millones de euros.

Alcoa: La acerera estadounidense registró un beneficio por acción que duplicó las expectativas de consejo al obtener 0,63 dólares por acción (+107%) que, sin embargo, quedaron por debajo de los 0,72 usd/acn del año pasado. Este descenso fue fruto de la caída del beneficio neto comparable hasta los 119 millones de dólares desde los 135 mln del 2017 (+60% vs estimaciones). A pesar del descenso del beneficio, los ingresos crecieron respecto al 3T17 tras alcanzar los 3.390 millones de dólares (vs 2.946 millones), reportándole un EBITDA de 795 millones que sorprendieron a las previsiones en un 22,35%. La compañía ha revisado a la baja su previsión de demanda mundial de aluminio a la horquilla del 3,75% y el 4,75% debido a la situación en China.

SAP: El fabricante de software alemán ingresó 6.031 millones de euros que se colocaron en línea con las estimaciones (+0,53%) y le reportaron un beneficio neto comparable de 1.360 millones, mejorando tanto estimaciones (+4,37%) como datos del año pasado (+12,03%). Dicho aumento se reflejó en el beneficio por acción, que subió hasta los 1,140 euros por acción desde los 1,01 eur/acn del 3T17. El incremento de las cifras fue posible gracias al aumento de los ingresos por servicios informáticos y apoyo. La compañía revisó al alza sus previsiones de crecimiento para 2018 por el fuerte crecimiento del cloud y ahora estima una facturación de entre el 7,5 y el 8,5 % ajustados los efectos de los tipos de cambio.

Philip Morris: La tabacalera americana registró en el tercer trimestre del año un beneficio neto comparable de 2.247 millones de dólares, por encima de los 1.983 millones esperados por consenso y un 14,06% más que el año pasado. El crecimiento en el beneficio neto se tradujo en un BPA de 1,44 dólares por acción, superior a los 1,27 usd/acn del 2017 y un 12,68% más que estimaciones. La mejora de los datos estuvo apoyada en el crecimiento de los ingresos hasta los 7.504 millones de dólares, un 4,28% más respecto al año pasado, gracias a los dispositivos de tabaco sin combustión iQUOS.

Bank of New York Mellon: El banco estadounidense ingresó durante el tercer trimestre del año un 1,14% respecto a 2017, alcanzando los 4.074 millones de dólares, cifra por debajo de lo esperado por los analistas en un 1,81%. A pesar de ello, el beneficio neto comparable sí sorprendió al mercado en un 2,69% gracias a los 1.068 millones de dólares obtenidos (vs 1.024 mln usd del 3T17). Así, el beneficio por acción se colocó en los 1,06 dólares por título, mejorando tanto las estimaciones (+2,32%) como el mismo dato del pasado año (+7,72%). La entidad financiera achacó la caída de los ingresos a la menor cantidad de depósitos y préstamos, unido a los tipos de cambio.

PayPal: La tecnológica americana obtuvo durante el tercer trimestre del año un EBITDA de 942 millones de dólares gracias al crecimiento de los ingresos hasta los 3.683 millones de dólares (+0,43% vs estimaciones) desde los 3.239 millones de 2017. Fruto del incremento en los datos, el beneficio neto comparable ascendió hasta los 694 millones, mejorando un 7,06% lo esperado y reportándole un BPA de 0,58 dólares por acción, superior a los 0,46 usd/acn del 3T17. El consejero delegado de la compañía, Dan Schulman, declaró que el sólido balance de resultados y el flujo de caja permitirán a la compañía invertir en innovación y crecimiento.

American Express: La firma de tarjetas de crédito ingresó en el tercer trimestre del año un 20% más respecto a 2017 tras alcanzar los 10.144 millones de dólares, ligeramente por encima de las estimaciones (+0,76%). Gracias al incremento de las ventas, el beneficio neto superó lo previsto (+6,5%) y obtuvo un beneficio neto comparable de 1.621 millones de dólares que se tradujeron en un BPA de 1,88 dólares por acción, mejorando tanto el dato del 3T17 (+25%), como lo esperado por el mercado (1,765 usd/acn). El crecimiento de los datos estuvo impulsado por un mayor gasto y endeudamiento de los titulares de las tarjetas, lo que llevó a la compañía a mejorar sus previsiones para el año.

Procter & Gamble: La compañía de productos de consumo e higiene registró en el primer trimestre de su año fiscal 2019 un beneficio neto comparable de 3.199 millones de dólares, que superaron las previsiones en un 12,44% gracias a un EBITDA que alcanzó los 4.197 millones. El crecimiento de los datos fue posible gracias a unos ingresos que quedaron ligeramente por encima de lo esperado (+1,39%) con 16.690 millones de dólares, lo que le reportó un beneficio por acción de 1,22 dólares por acción, un 11,93% más que en su 1T18 y mejorando los 1,081 usd/acn esperados por consenso. La división de productos destinados al hogar se mantuvo como la más importante, seguida de la división de productos dedicados a los bebés y el cuidado familiar. Tras la presentación, el presidente y consejero delegado David Taylor afirmó que los buenos resultados permitirán a la compañía mantener los objetivos de cara al cierre del ejercicio fiscal.

Semana del 22 al 26 de octubre

  • LUNES 22 OCTUBRE
  • MARTES 23 OCTUBRE
  • MIÉRC. 24 OCTUBRE
  • JUEVES 25 OCTUBRE
  • VIERNES 26 OCTUBRE

Philips: El conglomerado holandés obtuvo en el tercer trimestre del año unos ingresos de 4.306 millones de euros que no cumplieron con lo previsto (-1,46%) a pesar de superar la facturación del año pasado en un 3,81%. Con un EBITDA de 750 millones, el beneficio neto comparable alcanzó los 348 millones de euros, muy superior a los 245 millones del 3T17 que, sin embargo, le reportó un BPA un 12,29% por debajo de lo estimado con 0,371 euros por acción. A pesar de no alcanzar lo esperado por el consenso de analistas, la compañía reiteró sus objetivos para el periodo 2017-2020 de un crecimiento de las ventas comparables de entre el 4% y el 6% y de una mejora media anual de 100 puntos básicos del margen de Ebita ajustado.

Hasbro: La marca de juguetes norteamericana decepcionó tras presentar los resultados correspondientes al tercer trimestre del año en los que consiguió un BPA de 1,93 dólares por acción, por debajo de los 2,23 esperados por mercado y un 7,66% por debajo del 3T17. El descenso de la cifra estuvo motivado por una caída en las ventas hasta los 1.570 millones de dólares (-12,39% respecto al año pasado), que le proporcionó un EBITDA de 370 millones de dólares. Así, el beneficio neto comparable se colocó en los 246,525 millones, por debajo tanto de estimaciones (-13,11%) como de los datos de 2017 (-7,18%). La compañía achacó los malos datos al cierre de Toys 'R' Us en Estados Unidos y en el resto de mercados en los que estaba presente, a pesar de verse beneficiada por la reforma fiscal.

Halliburton: La compañía de servicios petroleros registró unos ingresos de 6.172 millones de dólares en el tercer trimestre del año, ligeramente por encima de lo esperado (1,09%) y superando en 728 millones la facturación de 2017. El beneficio neto comparable también creció en este periodo hasta los 435 millones de dólares, en línea con estimaciones (+0,54%), lo que le reportó un BPA de 0,5 dólares por acción, por encima de los 0,42 usd/acn del 3T17 y un 1,83% más de lo previsto con el consenso de analistas.

Caterpillar: El fabricante de equipamiento para minería y construcción ingresó en el tercer trimestre del año 13.510 millones de dólares, un 18,37% más que el año pasado y por encima de los 10.309 millones esperados por consenso. El crecimiento de las ventas le reportó un beneficio neto comparable de 1.811 millones, (+54,79% vs 3T17) que se tradujo en un BPA de 2,860 dólares por acción, en línea con las estimaciones (+0,42%) y suponiendo una mejora sustancial respecto a los 1,95 usd/acn del mismo periodo de 2017. A pesar de los buenos datos obtenidos en este periodo, las acciones de la compañía caían a primera hora después de la presentación fruto de la rebaja de previsiones que realizó la compañía para 2018 a raíz de la guerra comercial y el incremento del precio del metal. La compañía además avisó de que incrementaría sus precios para paliar la subida de las materias primas.

3M: El grupo industrial estadounidense ha comunicado que en el tercer trimestre del año su beneficio neto ajustado alcanzó los 1.543 millones de dólares, frente a los 1.429 millones del mismo periodo de 2017, lo que representa un aumento del 7,98%. El beneficio por acción fue de 2,58 dólares, por encima de la ganancia de 2,33 dólares que obtuvo en el 3T17 (aunque -4,52% frente a estimaciones), y los ingresos trimestrales cayeron levemente (-0,24%) al llegar a los 8.152 millones de dólares frente los 8.172 mln usd del mismo trimestre del año pasado (-2,97% frente a las estimaciones de 8.401 mln usd). Tanto ingresos, como BPA como beneficio neto ajustado estuvieron por debajo de las expectativas de los analistas, por lo que las acciones de la compañía cayeron más de un 5% en el mercado previo. Además, el grupo también ha anunciado un recorte de sus perspectivas de ganancias para 2018.

Mc Donald’s: La cadena norteamericana de comida rápida registró un beneficio neto de 1.638 millones de dólares en el 3T18, lo que representa un descenso del 13% con respecto al mismo periodo del año anterior, aunque supone un +5,31% frente a lo que esperaba el mercado (1,556 mln usd estimados). En cuanto al BPA ajustado, este fue de 2,102 usd/acn, un 5,4% más de lo que esperaba el consenso de analistas (1,994 usd/acn estimado). La cifra de ingresos entre julio y septiembre alanzó un total de 5.369 millones de dólares, esto es, un 7% menos con respecto al 3T17, aunque en este trimestre superaron las expectativas en un 1,52%, ya que se esperaban unas ventas de 5.289 millones de dólares.

Verizon: El operador de telefonía norteamericano consiguió un aumento del beneficio neto comparable respecto a 2017 del 26,46% hasta alcanzar los 5.051 millones de dólares, un 2,77% por encima de lo estimado. Este incremento fue posible gracias al crecimiento de los ingresos hasta los 32.607 millones de dólares, en línea con las estimaciones, que le proporcionaron un EBITDA de 12.182 millones de dólares. Así, el beneficio por acción superó lo esperado por los analistas en un 2,78% con 1,22 dólares por acción, frente a los 0,98 usd/acn del 3T17. La compañía declaró que los buenos datos de este trimestre se deben principalmente a los extraordinarios, que supusieron unos ingresos de 214 millones de dólares. Tras la presentación, el consejero delegado de la compañía declaró que espera que el crecimiento de la firma continúe durante el cuarto trimestre gracias al inicio de la era del 5G.

Deutsche Bank: La entidad alemana registró en el tercer trimestre del año unos ingresos inferiores a los obtenidos el año pasado (-8,87%) con 6.175 millones de euros, quedando también por debajo de lo esperado (-2,59%). El beneficio neto comparable también descendió de forma notaba hasta los 292,9 millones de euros desde los 774,782 del 3T17. Este retroceso se tradujo en un beneficio por acción de 0,138 euros por título, un 37,27% menos de lo estimado por consenso. La directiva del banco confirmó su objetivo de recortar sus costes ajustados a 23.000 millones en 2018 y a 22.000 millones el próximo ejercicio mientras que el consejero delegado, Christian Sewing, afirmó que están en vías de ser rentables este año, por primera vez desde 2014.

Boeing: El fabricante americano de aeronaves elevó ligeramente su beneficio neto comparable en el tercer trimestre del año hasta los 1.890 millones de dólares, cifra que no cumplió con lo esperado por mercado (-14,29%) con un EBITDA de 2.681 millones. Por otro lado, los ingresos en este periodo sí que superaron las estimaciones en un 5,18% con 25.146 millones de dólares, frente a los 24.309 mln usd de 2017. Así, el beneficio por acción alcanzó los 3,58 dólares por título, sorprendiendo a los analistas en un 3,23% y superando los 2,72 usd/acn del 3T17. Tras los buenos datos, la compañía ha elevado sus previsiones de ingresos para este ejercicio a la horquilla de 98.000 mln – 100.000 mln y su previsión del beneficio por acción hasta los 16,9-17,1 dólares por título.

AT&T: El gigante americano de telecomunicaciones no cumplió con lo esperado (-4,46%) tras conseguir un BPA de 0,9 dólares por acción, a pesar de superar el mismo dato del año pasado en un 21%. Esta situación se reflejó también en el beneficio neto comparable, que se colocó un 5,28% por debajo de las estimaciones a pesar de mejorar el beneficio del 3T17 (+37,68%) con 6.548 millones de dólares. Los ingresos sí se colocaron en línea con las estimaciones (+0,24%) con 45.739 millones de dólares, frente a los 39.668 del mismo trimestre del pasado año, que le reportaron un EBITDA de 15.872 millones de dólares. A pesar de no haber cumplido con lo esperado en términos de beneficio, la compañía confirmó su guía para el presente ejercicio en el que espera conseguir un BPA de 3,5 dólares por acción.

Ford: El beneficio neto ajustado del fabricante de coches estadounidense cayó un 32% en el tercer trimestre por los malos resultados obtenidos en China y Europa. En concreto, registró un beneficio neto ajustado de 1.174 millones de dólares entre julio y septiembre, con un beneficio por acción ajustado de 0,29 dólares, por encima de la previsión de los analistas de 0,277 dólares (+4,69%). Sus flojos resultados han llevado a la compañía a dejar de lado el objetivo fijado en primavera de alcanzar un margen operativo del 8% para 2020. En cuanto a los ingresos, estos estuvieron por encima de las estimaciones en un 3,38%, al haber logrado 34.700 millones de dólares (+3,27% respecto al 3T17).

Visa: La firma de servicios de pago norteamericana contabilizó un beneficio neto ajustado de 2.796 millones de dólares en el último trimestre de su ejercicio fiscal, que acaba en septiembre. Esto supuso un +1,67% frente a las estimaciones de los analistas y un +30,59% respecto al mismo periodo del año anterior, en el que registró 2.141 millones de dólares. Así, la compañía obtuvo un beneficio por acción de 1,21 dólares (+1,09% frente a estimaciones y +34,4% respecto al mismo periodo de 2017). Los ingresos se incrementaron en un 12% hasta los 5.434 millones de dólares, principalmente debido al incremento de los pagos y transacciones, aunque estuvieron un -0,11% por debajo de lo que estimaba el consenso.

Microsoft: El beneficio neto de la tecnológica estadounidense aumentó un 34,18% en su primer trimestre fiscal, apoyado por el crecimiento en el negocio de los videojuegos. En concreto, el beneficio neto ajustado del grupo fue de 8.824 millones de dólares frente a los 6.576 millones de dólares que consiguió en el mismo periodo del ejercicio anterior. El BPA fue de 1,136 usd/acn frente a 0,843 usd/acn del año anterior, es decir, un 34,76% más que el año pasado. Además, el BPA batió las expectativas de los analistas en un +18,11%, ya que se esperaba un BPA de 0,962 usd/acn. Por último, los ingresos de la compañía aumentaron un 18,53% hasta los 29.084 millones de dólares (y superaron las expectativas en un 4,16%). Una de las mayores áreas de crecimiento fue el negocio de videojuegos, con un alza de los ingresos del 44%. Según la compañía, detrás de ese buen comportamiento estuvo el éxito del videojuego Fortnite.

Daimler: El fabricante de automóviles de lujo cerró el tercer trimestre del año con un beneficio neto comparable peor al esperado (-25,84%) al registrar 1.455 millones de euros, una caída desde los 2.024 millones de 2017. Este descenso fue fruto del retroceso en las ventas que, aunque superaron las previsiones en un 2,24%, quedaron por debajo de los ingresos del 3T17 (-1,46%) con 40.211 millones de euros. Fruto de estos malos datos, el BPA se colocó en 1,361 euros por acción, quedando por debajo tanto de estimaciones (-28%) como los 1,887 eur/acn del año anterior. La compañía achacó los malos resultados a la caída de las ventas en el tercer trimestre y por los gastos por los procesos por la manipulación del diésel y las medidas implementadas.

Anheuser-Busch In Bev: La cervecera belga registró unos ingresos que no cumplieron con lo esperado (-5,22%) al sufrir un descenso del 9,89% respecto al año pasado hasta los 13.282 millones de dólares. La caída de la facturación se tradujo en un EBITDA de 5.358 millones que le reportaron un beneficio neto comparable de 2.230 millones, superando las previsiones en un 6,85% a pesar de suponer un descenso respecto a los 2.582 millones del tercer trimestre de 2017. Así, el beneficio por acción se colocó en 1,16 euros por títulos, superando las estimaciones en un 10,79% pero por debajo de los 1,31 usd/acn del 3T17. La compañía atribuyó el descenso de sus números a las pérdidas ligadas la cobertura de sus programas de pago basados en acciones e informó de que dará un dividendo de 1,8 euros por acción con cargo a los resultados de 2018.

Nokia: La tecnológica finlandesa obtuvo un beneficio por acción de 0,06 euros por título, superando estimaciones en un 7,14% a pesar de quedar por debajo de los 0,09 eur/acn del año pasado. Este dato contrasta con el beneficio neto comparable, que descendió un 76% tras obtener 120,2 millones de euros, que además se colocaron por debajo de los 319 millones esperado por los analistas. A pesar de eso, los ingresos sí que cumplieron con las previsiones gracias a los 5.458 millones de euros cosechados este trimestre, que le reportaron un EBITDA de 613 millones. Tras los resultados presentados, Nokia anunció un nuevo plan de reestructuración que incluirá un número de despidos aún no detallado para reducir sus costes anuales en 700 millones de euros.

Merck: La farmacéutica quedó ligeramente por debajo de las estimaciones (-0,73%) con unos ingresos de 10.794 millones de dólares que supusieron una subida del 4,54%. El crecimiento en la facturación se reflejó en el beneficio neto comparable, que creció hasta los 3.178 millones (+3,86%) desde los 3.054 mln usd del año pasado y se tradujo en un BPA de 1,19 dólares por acción (+4,29% vs estimaciones), superando los 1,11 usd/acn del 3T17. Después de la presentación, Merck acortó su horquilla de ventas d hasta el rango de 42.100 -42.700 millones de dólares mientras que elevó el beneficio por acción hasta el rango de 4,3- 4,36 dólares por acción.

Twitter: La red social obtuvo un buen crecimiento en el tercer trimestre del año hasta alcanzar los 162,718 millones de dólares, el doble respecto al año pasado y un 57,66% respecto a lo previsto por analistas. La subida se vio también reflejada en el BPA, que escaló hasta los 0,21 dólares por acción frente a los 0,1 usd/acn del 3T17. Los buenos datos fueron posibles gracias aumento de los ingresos en un 28,57% hasta alcanzar los 758,111 millones de dólares, que le reportaron un EBITDA 295,403 millones. La red de microblogging atribuyó el éxito en este periodo al buen funcionamiento de su negocio publicitario, a pesar de no alcanzar los 330 millones de usuarios activos mensuales previstos para este trimestre.

Amazon: Su beneficio neto experimentó un impresionante crecimiento en el tercer trimestre de 2018 por el aumento de los ingresos. La compañía estadounidense de comercio electrónico obtuvo un beneficio neto ajustado de 3.950 millones de dólares, un 310,92% por encima de los 961,25 millones del mismo periodo del año anterior. El BPA ajustado de 7,883 dólares por acción también superó con creces la cifra del ejercicio del año pasado, en un 305,09%, cuando fue de 1,946 usd/acn superando las estimaciones de los analistas en un 40,22% (5,622 usd/acn estimado). Por otra parte, los ingresos se incrementaron un 29,33% hasta los 56.576 millones de dólares, aunque registraron su trimestre de menor crecimiento en más de un año y estuvieron ligeramente por debajo de las previsiones de los analistas en un -0,86%, ya que se esperaba una cifra de 57.067 mln usd.

Alphabet Inc: La matriz de Google generó en el tercer trimestre del año unos ingresos comparables de 27.158 millones de dólares, que quedaron ligeramente por debajo de lo esperado (-0,64%) a pesar de superar los 22.270 millones de 2017. Con un EBITDA de 13.210 millones, el beneficio neto comparable escaló hasta los 10.378 millones de dólares desde los 8.325 del 3T17 y superando las estimaciones en un 14,6%. La mejora de los datos se tradujo en un BPA de 14,745 dólares por acción, un 15,05% más de lo previsto por los analistas y quedando por encima de los 11,83 dólares por acción del año anterior. A pesar de los buenos resultados, la compañía mostró una ralentización en su crecimiento y en los ingresos debido a la incertidumbre generada por el endurecimiento regulatorio.

Total: La petrolera francesa obtuvo unos ingresos que no alcanzaron lo esperado por los analistas (-19%) con 41.624 millones de euros, a pesar del incremento respecto a los 31.570 millones de 2017. Con un EBITDA de 7.885 millones, el beneficio neto comparable ascendió casi un 50% hasta 3.404 millones de euros, superando ligeramente las estimaciones (3.358 mln eur). La mejora de las cifras se tradujo en un BPA de 1,264 euros por acción, frente a los 0,885 eur/acn del 3T17. De acuerdo con la compañía, el incremento se debió a los incrementos registrados en los precios del crudo, con un aumento del 44% en los precios del petróleo, fruto de las tensiones geopolíticas.

Eni: La energética italiana registró un BPA que cuadruplicó el datos del año pasado al alcanzar 0,39 euros por acción, sorprendiendo a analistas en un 32%. El crecimiento fue posible gracias al aumento del beneficio neto comparable, que fue cinco veces mayor respecto a 2017 con 1.388 millones de euros, fruto de un EBITDA de 5.008 millones. Por su parte, los ingresos de la compañía también superaron las estimaciones en un 9,26% con 19.695 millones de euros, frente a los 15.783 mln eur del 3T17. El consejero delegado de la compañía, Claudio Descalzi, mostró tras la presentación su satisfacción ante un excelente trimestre en el que se redujo en 900 millones el endeudamiento después del pago de dividendos.

Basf: El grupo químico de origen alemán consiguió un EBITDA de 2.190 millones de euros gracias al incremento de los ingresos de un 2,3% hasta los 15.606 millones, cifra que también superó las estimaciones (+3,93%). Así, el beneficio neto comparable escaló hasta los 1.387 millones de euros (+7,44% vs 3T17) que se tradujo en un BPA de 1,51 euros por acción, un 5,01% más que lo esperado por analistas y superior a los 1,4 eur/acn del mismo periodo de 2017. La compañía, que cerró la compra de negocios y activos de Bayer en este trimestre, espera un ligero aumento de ventas en 2018 una considerable caída del beneficio operativo después de extraordinarios, cuando antes sólo pronosticaba una pequeña bajada.

Colgate Palmolive: El conglomerado de productos de higiene personal decepcionó al mercado tras presentar unos ingresos de 3.845 millones de dólares (-1,07%) que también quedaron por debajo de los 3.974 millones del año pasado. La caída en las ventas repercutió en el EBITDA, que se colocó en los 1.026 millones y se tradujo en un beneficio neto comparable de 625 millones (-1,65% vs estimaciones). La caída también se vio reflejada en el beneficio por acción, que cayó hasta los 0,72 dólares por título desde los 0,73 usd/acn del 3T17 y que además se situó ligeramente por debajo de lo previsto (-0,55%).

Semana del 29 de octubre al 2 de noviembre

  • LUNES 29 OCTUBRE
  • MARTES 30 OCTUBRE
  • MIERC. 31 OCTUBRE
  • JUEVES 1 NOVIEMBRE

HSBC: El banco británico ingresó en el tercer trimestre del año 13.291 millones de dólares, que a pesar de quedar un 2% por encima de la facturación de 2017, no alcanzó los 13.574 millones esperados por analistas. Este incremento se tradujo en una subida del beneficio neto comparable del 10,12% hasta los 4.298 millones, reportándole un BPA de 0,195 dólares por acción, lo que superó tanto estimaciones (+2,63%) como la cifra del 3T17 (+6,56%). Tras la presentación, el consejero delegado de la firma, John Flint, declaró que la fortaleza de los ingresos les permitirá seguir invirtiendo en crecimiento y en la simplificación de la organización.

BNP Paribas: El banco francés obtuvo un beneficio por acción en el tercer trimestre del año de 1,637 euros por acción, en línea con las estimaciones (+0,43%) pero ligeramente por debajo del dato de 2017 (-0,24%), fruto de un beneficio neto comparable de 2.046 mln eur (+11% vs est). Por su parte, las ventas de la compañía no cumplieron con lo esperado por analistas con 10.352 millones de euros, un 1,88% menos respecto a lo previsto y un 0,4% menos que en el 3T17 debido a la caída del 3,5% de ingresos en la división de banca de inversión y a la peor evolución de la banca minorista.

Lufthansa: El fabricante alemán de aeronaves registró en el tercer trimestre del año 9.959 millones de euros que, a pesar de mejorar los 9.810 millones de facturación del 3T17, quedaron un 0,47% por debajo de lo previsto. El beneficio neto comparable sufrió una caída respecto al año pasado del 14,74% tras colocarse en 1.064 millones de euros, que se tradujeron en un BPA de 2,257 euros por acción, un 5,96% menos que lo estimado por analistas e inferior a los 2,685 eur/acn de 2017. La compañía atribuyó los malos resultados al aumento de los costes por queroseno y las pérdidas de Eurowings por los costes de la integración de Air Berlin. Además, confirmó sus pronósticos para 2018 de un beneficio operativo antes de extraordinarios algo por debajo del de 2017.

Volkswagen: El fabricante de automóviles consiguió un beneficio neto comparable en el tercer trimestre del año de 3.226 millones de euros, un 8,95% más que el año pasado y muy superior a los 20.43 millones esperados por los analistas. Este beneficio fue posible gracias a unos ingresos de 55.200 millones, ligeramente superior a la facturación del año anterior (+0,36%) y mejorando las estimaciones en un 1,8%. Así, el BPA se colocó en 6,477 euros por título, mejorando tanto las previsiones (+26,06%) como los 5,754 eur/acn del 3T17. Los buenos datos fueron posibles gracias al aumento de las ventas y a pesar de los efectos de la implementación de la nueva norma de homologación en Europa y la multa a Audi de 800 millones de euros por el diésel.

BP PLC: La energética de origen británico ingresó en el tercer trimestre 79.468 millones de dólares que, a pesar de suponer un 32,41% más que en 2017, no alcanzaron lo esperado en un 4,94%. Conn un EBITDA de 10.443 millones, el beneficio neto comparable se duplicó hasta los 3.838 millones de dólares, lo que mejoró las estimaciones en un 37% y se tradujo en un BPA de 0,192 dólares por acción frente a los 0,139 eur/acn esperados. La compañía destacó que los buenos datos estuvieron propiciados por el buen rendimiento de todos los sectores de la empresa unido al alza del precio del crudo este año. De cara al próximo trimestre, la petrolera espera que la producción sea mayor debido a la adquisición de los activos de BHP en Lower 48.

Fresenius: La compañía alemana obtuvo un EBITDA de 1.392 millones gracias a unos ingresos de 8.192 millones, ligeramente por debajo de las estimaciones (-0,36%) y un 1,27% por debajo del registro de 2017. A pesar de la bajada en los ingresos, el beneficio neto comparable escaló a los 765 millones desde los 423 del 3T17, superando las estimaciones en un 67% y reportándole un BPA de 1,376 euros por acción (+72% vs previsiones), por encima de los 0,801 eur/acn del mismo periodo del año pasado. Tras la presentación, la compañía achacó la caída de la facturación al mal rendimiento del negocio de servicios de diálisis en Norteamérica en el tercer trimestre, además delas dificultades económicas en algunos países con economías emergentes.

Coca-Cola: La compañía de bebidas americana consiguió unos ingresos de 8.263 millones que aunque superaron las estimaciones en un 1,09%, quedaron por debajo de las ventas del año pasado en un 8,83%. Esta facturación se tradujo en un EBITDA de 2.955 millones que le reportaron un beneficio neto comparable de 2.470 millones, un 13,51% más respecto al 3T17 y mejorando los 2.368 millones esperados por analistas. Así, el beneficio por acción alcanzó los 0,58 dólares por título un 5% más de lo previsto y por encima de los 0,5 usd/acn de 2017.

Pfizer: La farmacéutica americana ingresó en el tercer trimestre 13.298 millones de dólares que no cumplieron con lo previsto por analistas en un 1,74% a pesar de superar la facturación del año pasado en un 1%. Sin embargo, el beneficio neto comparable si se colocó por encima de las estimaciones (+4,98%) gracias a los 4.661 millones de dólares (+14,83% vs 3T17) que se tradujeron en un BPA de 0,78 dólares por acción, un 4,56% más de lo esperado y mejor que los 0,67 usd/acn de 2017. Fruto de la caída de los ingresos y al impacto desfavorable del tipo de cambio a partir de mediados de julio, el laboratorio estadounidense recortó su previsión de ingresos para el ejercicio, hasta el rango de entre 53.000 y 53.700 millones de dólares desde la anterior horquilla de entre 53.000 y 55.000 millones de dólares.

Mastercard: La firma de tarjetas de crédito batió las estimaciones de los analistas (+6,18%) tras conseguir un beneficio neto comparable de 1.856 millones de dólares, un 30% más que el año pasado, gracias a un EBITDA de 2.427. Este incremento se apoyó en la mejora de los ingresos para el tercer trimestre del año, que escalaron hasta los 3.898 millones de dólares desde los 3.398 mln usd de 2017. Así, el BPA creció hasta los 1,78 usd/acn frente a los 1,34 usd/acn del 3T17, lo que supuso además una mejora del 5,83% frente a las estimaciones.

General Electric: La norteamericana defraudó tras presentar los resultados correspondientes al tercer trimestre de 2018 en los que ingresó un 11,65% menos respecto al año pasado, con 29.573 millones de dólares (-2,25% vs estimaciones). La caída de la facturación repercutió en el beneficio neto comparable, que descendió más de un 50% hasta los 1.179 millones de dólares. Dicho descenso también se reflejó en el BPA, que se colocó en 0,14 dólares por acción frente a los 0,201 usd/acn esperados por analistas y los 0,29 dólares por título del 3T17. La compañía achacó las malas cifras al impacto negativo de 22.000 millones de dólares (19,364 millones de euros) por el deterioro del calor de los activos de su negocio eléctrico, GE Power.

Ebay: El e-commerce consiguió un beneficio por acción que superó lo previsto por analistas (+2,56%) con 0,56 dólares por título, gracias a un beneficio neto comparable que se colocó en 554 millones, un incremento del 7,78% respecto al año anterior. Estos buenos datos fueron extraídos de unos ingresos de 2.649 millones de dólares, que a pesar de colocarse ligeramente por debajo de lo previsto (-0,08%), superaron la facturación del 3T17 en un 9,96% y le reportaron un EBITDA de 876 millones. La compañía aprovechó para anunciar también recompras de acciones por valor de 1.000 millones de dólares, para impulsar su valor.

Facebook: La red social ingresó durante el tercer trimestre un 32,91% más respecto al año anterior tras alcanzar 13.727 millones de dólares que, sin embargo, quedaron un 0,54% por debajo de las estimaciones. Así, con un EBITDA de 7.928 millones, el beneficio neto comparable se situó en 5.173 millones de dólares que quedaron por debajo de lo esperado por analistas (-8,77%) y del registro del 3T17 (-4,18%). Dicho descenso se reflejó en el BPA de este periodo, que se redujo desde los 1,813 usd/acn hasta alcanzar 1,763 dólares por acción de este año, un 4,6% menos de lo previsto por analistas. A pesar de los datos, las acciones de la tecnológica subían un 9%, tras perder hasta casí una tercera parte de su valor desde el pasado julio.

Air France: La aerolínea francesa ingresó en el tercer trimestre del año 7.545 millones de euros, en línea con las estimaciones (+0,86%) gracias a un EBITDA de 1.771 millones. Gracias a estos ingresos el beneficio neto comparable escaló un 42% respecto al año pasado con 787 millones de euros que también superaron los 568 millones esperados por analistas. A pesar de este crecimiento, el BPA para este periodo quedó por debajo del dato del 3T17 (-0,33%) con 1,836 euros por acción, que también quedaron por encima de los 1,385 eur/acn esperados por analistas. El director ejecutivo de la compañía, Benjamin Smith destacó el resultado operativo conseguido a pesar de las huelgas de verano y del incremento del coste de los carburantes.

Airbus: El fabricante de aeronaves consiguió un beneficio neto comparable de 957 millones de euros que, a pesar de superar el mismo dato del año anterior en un 175%, no alcanzó los 1.138 millones estimados por mercado. El crecimiento de los resultados fue posible gracias a unos ingresos de 15.451 millones de euros, en línea con las estimaciones (+0,33%) y un 8,47% más que en 2017. Así, el beneficio por acción se disparó hasta los 1,23 euros por título desde los 0,45 eur/acn del 3T17, aunque no consiguió cumplir con las estimaciones (-3,38%). Tras la presentación, la compañía aclaró que mantiene su objetivo de un ebit ajustado antes de fusiones y adquisiciones de unos 5.000 millones de euros y un flujo de caja inferior a los 2.950 millones de 2017, que, como el ebit, estará impactado negativamente por el A220.

DSM: La multinacional holandesa cumplió con las estimaciones tras obtener un beneficio neto comparable de 209 millones de euros, un 25% más respecto al año anterior gracias a un EBITA de 406 millones. Los ingresos durante el tercer trimestre del año también crecieron, aunque en menor medida (+6,04%), consiguiendo 2.265 millones de euros que finalmente le reportaron un BPA de 1,191 euros por acción, por encima de lo esperado (+1,28%) y del dato del 3T17 (+30%). La compañía declaró que los buenos resultados fueron posibles gracias al elevado precio de las vitaminas y al crecimiento de las ventas y aprovechó para confirmar sus previsiones para 2018 con un crecimiento del EBITDA ajustado del 25%.

Estée Lauder: La firma norteamericana presentó los resultados correspondientes al primer trimestre de su año fiscal 2019 en los que obtuvo unos ingresos de 3.524 millones de dólares, por encima tanto de estimaciones (+1,59%) como de las ventas del año anterior (+7,64%). Con un EBITDA de 784 millones, el beneficio neto comparable subió un 10% hasta los 500 millones, superando las previsiones en un 9,55%. Así, el BPA se colocó en los 1,41 dólares por acción, por encima de los 1,21 usd/acn del 1T18 y mejorando lo esperado por analistas en un 15,2%. De acuerdo con las declaraciones de la compañía, el impulso del crecimiento en este periodo han sido el aumento de las ventas en la región de Asia-Pacífico y mercados emergentes, el incremento de la facturación de los productos del cuidado de piel, y el canal minorista del travel retail. Además, anunciaron un aumento de sus ventas entre un 4% y un 5% para el ejercicio de 2019.

General Motors: El fabricante de vehículos cosechó muy buenos datos en el tercer trimestre del año tras conseguir un beneficio neto comparable de 2.677 millones de dólares, un 48% más frente a lo esperado por analistas y superando los 1.941 mln de 2017. Por su parte, los ingresos de este periodo crecieron hasta los 35.791 millones, un 2,71% más de lo esperado, que le reportaron un EBITDA declarado de 4.923 millones. Así, el beneficio por acción creció un 41,67% desde el año pasado tras obtener 1,87 dólares por título, casi un 50% por encima de las estimaciones. La marca de automoción declaró que el efecto positivo de sus resultados se debía al enfoque disciplinado en Estados Unidos, combinado con la fortaleza en China y el mayor crecimiento de GM Financial.

Sanofi: La farmacéutica francesa consiguió un beneficio por acción en el tercer trimestre del año que sorprendió a los analistas en un 8,17% con 1,84 euros por título gracias a un beneficio neto que creció un 7,38% respecto al 3T17 con 2.299 millones de euros. Estos incrementos fueron posibles gracias a unos ingresos de 9.392 millones de euros que superaron las estimaciones en un 1,48% y la facturación del año pasado en un 3,74%. Tras la presentación, el director general, Olivier Brandicourt, declaró que la compañía" ha entrado en el tercer trimestre en un nuevo periodo de crecimiento" con "resultados sólidos" respaldados por alzas de dos dígitos en la medicina de especialidades y en los mercados emergentes, así como por el buen comportamiento de las vacunas.

Royal Dutch Shell: La petrolera anglo-neerlandesa logró un beneficio neto ajustado en el tercer trimestre del año de 5.624 millones de dólares, un alza del 37,07% frente al mismo periodo del año anterior, debido sobre todo a la subida de los precios del petróleo y el gas. Su BPA ajustado fue de 0,68 usd/acn, por lo que estuvo por debajo de las previsiones de los analistas en un 3,27% (0,703 usd/acn estimado), pero superó en un 36% el beneficio por acción del 3T17 en un 36% (0,5 usd/acn). Los ingresos de la compañía ascendieron a 100.151 millones de dólares, superando las estimaciones en un 7,97% (92.726 mln usd) y batiendo los datos del mismo periodo del ejercicio anterior en un 32,07% (75.830 mln usd). La petrolera señaló que pagará un dividendo de 1,41 dólares por acción, igual que hizo en el mismo periodo del año pasado.

ING Group:
El grupo ING obtuvo un beneficio neto ajustado de 1.515 millones de euros durante el tercer trimestre de 2018, lo que supuso un aumento del 9,94% en comparación con el mismo trimestre del ejercicio anterior. Sin embargo, debido al impacto de las multas por no prevenir el blanqueo de capitales, esto ha hecho que su beneficio neto atribuido se quedase en 776 millones de euros, lo que supone un descenso del 43,6% respecto al mismo periodo del año anterior. El pasado 4 de septiembre, el grupo llegó a un acuerdo con la Fiscalía de Países Bajos por el que pagaría 775 millones de euros para zanjar las investigaciones relacionadas con las prácticas corruptas en su filial holandesa, ING Netherlands, entre 2010 y 2016. Los ingresos totales de ING Group entre julio y setiembre crecieron un 3,4%, hasta los 4.646 millones de euros (un +4,28% frente a las estimaciones). El consejero delegado de ING Group, Ralph Hamers, ha admitido que la multa ha tenido un impacto "sustancial" sobre su reputación y sus resultados.


Credit Suisse: El banco suizo obtuvo un beneficio neto de 540 millones de euros, por lo que aumentó un 49,13% en el tercer trimestre respecto al mismo periodo del año anterior, aunque estuvieron un 0,69% por debajo de las estimaciones de los analistas, que esperaban 544,7 millones de euros. Los ingresos descendieron hasta 4.272 millones de euros (vs 4.396 millones de euros del 3T17), por debajo de las previsiones del consenso en -3,78%. Credit Suisse se encuentra en la fase final de una reestructuración de tres años con la que ha impulsado su negocio de gestión de patrimonio y ha reducido el de banca de inversión. Según apuntaba su consejero delegado, Tidjane Thiam, la empresa logró su "tercer mejor trimestre de beneficio ajustado desde 2014".

Apple: La tecnológica estadounidense cerró su cuarto trimestre consecutivo de beneficio e ingresos récord, gracias a la combinación de haber subido el precio de los iPhone y a sus sólidas ventas en su aplicación para el móvil. En concreto, el beneficio neto ajustado se incrementó en un 31,84% hasta los 14.125 millones de dólares, superando en un 4,68% las estimaciones de los analistas (13.493 mln usd esperados). Por otro lado, los ingresos aumentaron un 19,63% respecto al cuarto trimestre de 2017, hasta los 62.900 millones de dólares. Aunque el número de iPhones vendidos en todo el mundo creció menos de un 1% en el último ejercicio, el aumento del precio ayudó a la compañía a registrar unos ingresos récord anuales de 265.600 millones de dólares, lo que representa una mejora del 14% respecto al año pasado.

Starbucks:
La cadena de cafeterías norteamericana registró un beneficio neto ajustado de 818 millones de dólares en su cuarto trimestre fiscal, lo que supone un 4,76% más respecto al mismo periodo del año pasado, en el que obtuvo 798,16 millones de dólares. Por su parte, los ingresos de la compañía aumentaron un 10,64%, hasta alcanzar los 6.304 millones, en comparación con los 5.698 millones del año pasado, gracias a las mayores ventas en Estados Unidos (donde crecieron un 4%) y a la recuperación en China (donde subieron un 1% tras la desaceleración registrada en el trimestre anterior). En cuanto al EBITDA, este fue de 1.470 millones de dólares, lo que superó las estimaciones de los analistas en un 4,03% (1.413 mln usd estimados) y también mejoró el EBITDA del 4T17 en un 5,45% (1.394 mln usd).

Semana del 5 al 9 de noviembre

  • LUNES 05 NOVIEMBRE
  • MARTES 06 NOVIEMBRE
  • MIÉRC. 07 NOVIEMBRE
  • JUEVES 08 NOVIEMBRE
  • VIERNES 09 NOVIEMBRE
Dufry: El minorista especializado en tiendas ubicadas en aeropuertos obtuvo en el tercer trimestre del ejercicio unos ingresos de 2.406 millones de francos suizos, lo que supone un retroceso del 1,76% respecto al año pasado. Con un EBITDA de 342 millones, el beneficio neto comparable cayó un 20% respecto al año pasado con 97,51 millones de francos suizos, también inferior a las estimaciones en un 34,56%. Así, el BPA también fue bastante inferior a lo esperado por el mercado (-46,84%) con 1,878 francos por acción, que supuso además un retroceso desde los 2,285 chf/acn.

 

Deutsche Post: La compañía de mensajería alemana obtuvo unos ingresos en el tercer trimestre de 2018 que quedaron ligeramente por debajo de lo esperado (-0,64%) con 14.849 millones de euros. Con un EBITDA de 1.206 millones de euros, el beneficio neto comparable cayó un 78% hasta los 140,4 millones, muy por debajo de los 280,2 millones previstos por analistas, que se tradujeron en un BPA de 0,115 euros por acción inferiores tanto a estimaciones (vs 0,224 eur/acn) como al dato del 3T17 (vs 0,51 eur/acn). La compañía atribuyó la caída de los resultados a los gastos de reestructuración en la división de cartas y envío de paquetes. A pesar de la caída, el consejero delegado, Frank Appel, se mostró confiado de poder lograr los nuevos objetivos establecidos para 2018 y 2020.

Intesa Sanpaolo: El banco italiano registró un beneficio neto comparable de 945 millones de euros, que superaron los 731 millones del 3T17 y que mejoró en un 2,72% lo esperado, gracias a unos ingresos de 4.269 millones, en línea con lo esperado (+0,68%). Los buenos datos se tradujeron en un beneficio por acción de 0,055 euros por título, que supuso un aumento desde los 0,046 eur/acn del mismo periodo del año pasado. Tras la presentación, el consejero delegado de la entidad celebró el resultado obtenido por la compañía y declaró que las cifran muestran a Intesa como "una clara vencedora" de las pruebas de estés publicadas el pasado viernes por la Autoridad Bancaria Europea, por su solidez ante el escenario adverso. Además, el banco ratificó sus previsiones de terminar el ejercicio mejorando los ingresos de 2017.

Vestas Wind: El fabricante de aerogeneradores danés registró unos ingresos de 2.811 millones de euros que, a pesar de superar en un 2,48% la facturación de 2017, no cumplió con lo esperado (-0,81%). Con un EBITDA de 382,5 millones, el beneficio neto comparable sorprendió a analistas (+3,04%) con 210,2 millones que, sin embargo, no alcanzaron los 253 millones del 3T17. Esta caída repercutió en el BPA, que bajó hasta los 1,033 euros por acción desde los 1,19 eur/acn del mismo periodo del año pasado. La compañía declaró que el descenso de los datos se explica por la bajada del precio de los aerogeneradores el último año, unido a los gastos de 40 millones derivados del cierre de su planta española en Villadangos del Páramo.

Adidas: La marca de ropa deportiva alemana elevó su beneficio neto comparable un 30% durante el tercer trimestre del año hasta los 655 millones de euros (+7,47% vs previsiones), a pesar de obtener unos ingresos que quedaron un 0,68% por debajo de las estimaciones con 5.873 millones. Gracias a estos datos, el beneficio por acción también se elevó alcanzando los 3,245 euros por título, que superaron las previsiones en un 8,49%. Tras la presentación, el grupo revisó al alza sus pronósticos de rentabilidad para el conjunto del año, con un incremento de entre el 16% y el 20% en su beneficio neto de operaciones continuadas.

Ahold Delhaize: El minorista holandés cosechó un buen resultado en el tercer trimestre del año gracias a un beneficio por acción que creció hasta los 0,43 euros por título, un 34,84% más que el año pasado y que superó los 0,38 eur/acn esperados. Esto fue posible gracias a unos ingresos que se colocaron por encima de las estimaciones (+1,66%) con 15.780 millones de euros y que le reportaron un EBITDA de 1080 millones. Dicho EBITDA se tradujo en un beneficio neto comparable de 501,25 millones de euros, superior tanto a estimaciones (+14,11%) como al dato del 3T17 (422 mln eur). El consejero delegado, Frans Muller, destacó tras la presentación la renovación de sus locales y la inversión del grupo en “capacidades digitales y nuevas tecnologías para hacer la compra más simple para los clientes mientras les ofrecemos aún más opciones para vivir una vida más sana”. Añadió además que los datos presentados “demuestran la fuerza de nuestras marcas locales, que está apuntalada por sus posiciones líderes en el mercado”.

Credit Agricole: El banco francés superó las estimaciones de los analistas en un 5,67% del tercer trimestre tras conseguir un beneficio neto comparable de 1.100 millones de euros, a pesar de que no alcanzaron lo previsto en materia de ingresos con 4.802 millones, frente a los 4.854 mln eur esperados. Fruto del crecimiento del beneficio neto, el BPA ascendió hasta 0,35 euros por acción desde los 0,31 eur/acn obtenidos en el 3T17, que además supusieron una mejora del 8,36% respecto a lo esperado por analistas. El consejero delegado de la entidad, Philippe Brassac, declaró tras la presentación: “Hemos logrado un fuerte incremento del beneficio neto y una alta rentabilidad, además de seguir reforzando nuestra solidez financiera y la calidad de nuestra cartera de crédito”.

BMW: El fabricante de coches alemán defraudó tras la presentación de sus datos correspondientes al tercer trimestre del año a pesar de aumentar sus ingresos un 5,63% respecto al año pasado con 24.743 millones de euros. Sin embargo, el beneficio neto comparable se redujo en un 19,32% hasta los 1.420 millones de euros, que tampoco cumplieron con lo esperado por analistas (-12,24%). Este descenso también se reflejó en el BPA, que descendió hasta 2,113 euros por acción desde los 2,68 eur/acn del 3T17, y que supuso una caída del 12,07% respecto a lo esperado por consenso. La compañía atribuyó los malos datos por mayores gastos a causa de la introducción del nuevo ciclo de homologación de consumos y emisiones WLPT, que provocó problemas de suministro. Además también destacó los ajustes del mercado, así como la guerra comercial que mantienen Estados Unidos y China.

Société Générale: La entidad financiera consiguió unos ingresos en el tercer trimestre del año que alcanzaron los 6.530 millones de euros, que superaron lo esperado en un 8,45% y mejoraron los 5.958 millones del pasado año. El incremento de la facturación se tradujo en un beneficio neto comparable un 40% más alto respecto al 3T17 con 1.252 millones de euros, que batieron las estimaciones en un 32% y se tradujo en un BPA de 1,562 euros por acción (vs 1,117 eur/acn de 2017). El banco atribuyó el buen rendimiento durante este periodo al crecimiento en banca minorista internacional y servicios financieros, concretamente en Europa, Rusia y sus filiales africanas.

Astrazeneca: La farmacéutica inglesa registró un EBITDA de 1.633 millones de dólares fruto de unos ingresos que alcanzaron los 5.340 millones, por debajo de los 6.232 mln del año pasado pero ligeramente por encima de lo esperado (+0,60%). La caída en la facturación repercutió en el beneficio neto comparable de la compañía que descendió un 34,48% hasta los 914 millones de dólares y se tradujo en un BPA de 0,71 dólares por acción, un 9,91% más de lo previsto por analistas pero por debajo de los 1,12 usd/acn del 3T17.

Siemens AG: El grupo tecnológico alemán registró en el último trimestre de su ejercicio fiscal 2018 un beneficio neto comparable de 537 millones de euros, que supuso una caída del 57% respecto al año pasado debido a las indemnizaciones relacionadas con la reestructuración de sus operaciones de electricidad y gas. Los ingresos sí consiguieron crecer por encima de la facturación de 2017 (+1,38%) gracias a los 22.606 millones de euros obtenidos que quedaron un 0,35% por debajo de lo esperado y le reportaron un EBITDA de 2.359 millones. Por su parte, el BPA de la compañía descendió un 56,55% respecto al 4T17 hasta los 0,653 euros por acción, muy por debajo de los 2 eur/acn estimados. Tras la presentación, Siemens anunció un nuevo programa de recompra de acciones por un volumen de hasta 3.000 millones de euros y que se llevará a cabo hasta el 15 de noviembre de 2021. Parte de estas acciones irán dirigidas al programa de remuneración mediante acciones para los empleados.

Deutsche Telekom: La operadora alemana superó las estimaciones (+7,78%) tras conseguir un beneficio por acción de 0,278 euros por título, que sin embargo no alcanzó los 0,3 uer/acn del año anterior. Esta caída se debió al descenso del beneficio neto comparable (-5,44%) hasta los 1.321 millones (+6,79 vs estimaciones), extraídos de un EBITDA de 6.207 millones. Por su parte, los ingresos sí que consiguieron batir los datos del 3T17 (+4,67%) con 19.104 millones de euros, un 1,27% por encima de lo previsto por analistas. La compañía revisó al alza sus pronósticos de beneficio, por tercera vez este año, después de un tercer trimestre fuerte, con un aumento importante de clientes y crecimiento del beneficio en todos los segmentos operativos.

Walt Disney: La compañía de entretenimiento registró en el último trimestre de su ejercicio fiscal 2018 unos ingresos de 14.307 millones de dólares, superando tanto lo previsto como analistas (+4,12%) como los 12.779 millones de 2017. Esta facturación le reportó un EBITDA de 3.863 millones que se tradujeron en un beneficio neto comparable de 2.311 millones de dólares, un 30% más que en el mismo periodo del año anterior. Así, el beneficio por acción se elevó hasta los 1,48 dólares por título desde los 1,07 del 3T17, batiendo las estimaciones en un 10%. Tras la presentación, Robert Iger, director ejecutivo de la compañía, declaró que estaban satisfechos con los resultados y agregó que ahora están centrados en la integración de la 21st Century Fox, cuya adquisición ya ha sido aprobada.

Allianz: La aseguradora alemana consiguió un beneficio neto comparable de 1.921 millones de euros que superaron en un 20% el dato del año pasado y superó las estimaciones en un 1,21%. Este incremento se sustentó en unos ingresos que crecieron un 7,77% hasta los 30.500 millones de euros, batiendo las previsiones en un 1,87%. Los buenos datos se tradujeron en un BPA de 4,55 euros por acción frente a los 3,585 eur/acn del 3T17 y un 2,94% por encima de lo previsto por consenso. La firma confirmó que los buenos datos se vieron impulsados gracias a un número menor de reclamaciones por catástrofes naturales, además del incremento de los activos gestionados, que auparon los ingresos y las comisiones en el segmento. Allianz confirmó sus pronósticos de beneficio operativo para todo el 2018 de entre 11.600 y 10.600 millones de euros.

Banca Monte Dei Paschi: El banco italiano obtuvo unos ingresos de 809,5 millones de euros, que fueron ligeramente inferiores a los del año anterior (-0,86%) y por debajo de los 827,833 millones esperados por consenso. Sin embargo, el beneficio neto comparable escaló un 21,56% hasta los 96,3 millones de euros, que se tradujeron en un BPA de 0,08 euros por acción, muy por encima de los -0,04 eur/acn estimados por analistas.

Atlantia: La constructora italiana consiguió unos ingresos en el tercer trimestre de 2018 que alcanzarlos los 1.722 millones de euros, superando la facturación de 2017 (+1,47%) pero quedaron ligeramente por debajo de las estimaciones. Con un EBITDA comparable de 1.170 millones, el beneficio neto comparable creció un 73,39% respecto al 3T17 con 593 millones de euros que se tradujeron en un beneficio por acción comparable de 0,703 euros por título. Sin embargo, en los primeros nueve meses del año el beneficio atribuido se colocó en 733 millones de euros, lo que supuso un retroceso del 15% fruto de la reserva de 350 millones de euros que la compañía estima invertir en gastos derivados del derrumbe del puente Morandi de Génova.

Semana del 12 al 16 de noviembre

  • MARTES 13 NOVIEMBRE
  • MIÉRCOLES 14 NOVIEMBRE
  • JUEVES 15 NOVIEMBRE

Vodafone PLC: La operadora de Reino Unido presentó los resultados correspondientes al primer semestre de su ejercicio fiscal 2019 en los que ingresó 21.796 millones de euros, un retroceso desde los 23.075 millones de 2017 y un 3,35% menos respecto a lo previsto por consenso. Este retroceso se reflejó en un beneficio neto comparable de 997 millones, que defraudó a los analistas (-38,3%) y supuso caída del 43,96% frente a los 1.779 mln del año anterior. Con un EBITDA de 7.078 millones, el beneficio neto por acción se colocó en los 0,036 euros por título, inferiores tanto a estimaciones (-40,98%) como a la cifra del 3T17 (-42,86%). La compañía explicó que los malos datos se debieron a una pérdida por la venta de Vodafone India tras completarse la fusión con Idea Cellular, mientras que la caída de la facturación estuvo provocados por la fluctuación de los tipos de cambio.

Bayer: La farmacéutica alemana consiguió unos ingresos en el tercer trimestre del año de 9.905 millones de euros, que supuso un aumento del 23,43% respecto a 2017 a pesar de que no cumplieron con lo esperado por analistas (-0,89%). Con un EBITDA de 2.202 millones, el beneficio neto comparable cayó hasta los 1.165 millones de euros desde los 1.286 millones del 3T17 y fue un 15,82% menos respecto a estimaciones. Esto se tradujo en un BPA de 1,19 euros por acción que, aunque fue un 17,76% inferior al mismo dato del año anterior, sorprendió a los analistas en un 20,57%. La compañía achacó la caída respecto al año anterior debido a los ingresos extraordinarios de la desinversión de Covestro. A pesar de los malos resultados, la compañía consideró que el resultado operativo fue bueno en el tercer trimestre y aprovecharon para confirmar los pronósticos para todo 2018 en el que esperan una facturación de más de 39.000 millones de euros, manteniendo el dividendo por acción para el año 2018, al menos, en el nivel del año pasado.

Home Depot: El minorista especializado en productos de bricolaje aumentó el beneficio neto de tercer trimestre de su ejercicio fiscal 2019 en un 32% hasta los 2.867 millones de dólares, que superaron lo previsto en un 10,82%. Este crecimiento fue posible gracias a una facturación de 26.302 millones de dólares, en línea con las estimaciones y un 5,10% más respecto al año anterior, que le reportó un EBITDA de 4.343 millones. Así, el beneficio por acción superó las estimaciones en un 10,91% tras escalar hasta los 2,51 dólares por título frente a los 1,844 usd/acn. La compañía norteamericana atribuyó el buen resultado de sus cifras a la reforma fiscal impulsada por Donald Trump, gracias a la cual las provisiones para el pago de impuestos correspondientes al tercer trimestre descendieron un 38,6% con respecto al mismo periodo del año pasado.

RWE: La energética alemana presentó unos ingresos correspondientes al tercer trimestre del año de 3.041 millones de euros, un 13% más que lo previsto por consenso pero muy por debajo de los 9.064 millones del año pasado. Este descenso se reflejó en el EBITDA de la compañía, que bajó hasta los 194 millones de euros y resultó en una pérdida neta de 38 millones, frente al beneficio de 67 mln eur de 2017. Así, el BPA de la compañía cayó un 162% hasta los -0,062 euros por acción. El retroceso en las cifras obtenidas se debe a la caída del negocio de lignito y de energía atómica, causada por unos márgenes más bajos y el descenso de la producción de electricidad tras apagar la central de Gundremmingen Block B a finales de 2017. Aun así, la compañía confirmó los planes de reparto de dividendo de 0,7 euros para el año 2018.

E.On: La utility alemana registró en el tercer trimestre un beneficio neto comparable de 156 millones de euros que sorprendió a los analistas en un 157% y mejoraron los 84 mln eur del año anterior. Este incremento tuvo lugar a pesar de la caída del 14% en los ingresos hasta los 7.179 millones, un 3,67% más de lo estimado, que le reportaron un EBITDA de 876 millones. Los buenos datos se tradujeron en un beneficio por acción de 0,072 euros por título que superaron tanto previsiones (+140%) como el dato del 3T17 (0,039 eur/acn). Tras la presentación, la compañía reiteró sus pronósticos de cerrar el ejercicio 2018 con un Ebit ajustado de entre 2.800 y 3.000 millones de euros, así como un beneficio neto ajustado de entre 1.300 y 1.500 millones, previendo que sus resultados anuales se coloquen en la mitad más alta de ambos rangos.

Cisco Systems: La tecnológica norteamericana presentó los resultados correspondientes al primer trimestre de su ejercicio fiscal 2019 en los que ingresó 13.072 millones, que superaron en un 7,71% el resultado del año pasado y batió las previsiones de consenso en un 1,58%. Con un EBITDA de 4.632, el beneficio neto comparable creció un 13,7% hasta los 3.452 millones, que se tradujeron en un BPA de 0,75 dólares por acción, mejorando tanto estimaciones (+4,6%) como la cifra del 1T18 (0,61 usd/acn). Tras la presentación, el consejero delegado Chuck Robbins declaró: "Hemos tenido un inicio de año fiscal 2019 fuerte y creemos que nuestras oportunidades jamás han sido mayores”.

Walmart: El minorista norteamericano registró un beneficio neto comparable en el tercer trimestre de su ejercicio fiscal 2019 que superó las estimaciones con 3.181 millones de dólares, un 5,3% más respecto al año pasado. Este crecimiento fue posible gracias a unos ingresos de 124.894 millones de dólares, que quedaron ligeramente por debajo de lo esperado (-0,47%), y le reportaron un EBITDA de 7.601 millones. Estos datos se tradujeron en un beneficio por acción de 1,080 dólares por título, mejorando los 1,013 usd/acn previstos por consenso y la cifra del 3T18 en un 8%. La compañía, que está en medio de la transformación del negocio en tienda para incentivar la venta online, elevó su pronóstico de ganancias y ventas en la misma tienda en los Estados Unidos para el año, ya que espera aún un incremento de ventas en el tramo final del año.

¿Hablamos?

Si prefieres solicita una cita sin compromiso con un asesor personal.

He leído y acepto lapolítica de privacidad
Usted consiente a Renta 4 Banco, como responsable de los datos aportados, para que los utilice con la finalidad de ejecutar el servicio solicitado. Estos datos, serán tratados exclusivamente por empresas del grupo Renta 4 y no serán cedidos a terceros salvo obligación legal. Asimismo, usted tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos entre otros derechos. Para más información, consulte nuestra política de privacidad.


Acepto recibir información comercial de Renta 4 Banco
Escribe los siguientes caracteres: