Informe de resultados internacionales

Accede a todos los informes de resultados anuales de las compañías internacionales.

Semana del 13 al 17 de julio

  • LUNES 13 JULIO
  • MARTES 14 JULIO
  • MIÉRCOLES 15 JULIO
  • JUEVES 16 JULIO
  • VIERNES 17 JULIO
Pepsico: El fabricante estadounidense de refrescos y aperitivos Pepsico obtuvo un beneficio neto atribuido de 1.646 millones de dólares (1.452 millones de euros) en el segundo trimestre del año, lo que representa una caída del 19% en comparación con el mismo periodo del año anterior, informó la multinacional presidida por el español, Ramón Laguarta. La cifra de negocio de Pepsico entre abril y junio alcanzó los 15.945 millones de dólares (14.069 millones de euros), un 3% menos que un año antes. Los ingresos del negocio de bebidas en EEUU reportaron a la empresa 4.970 millones de dólares (4.386 millones de euros), un 6,6% menos que hace un año, mientras que la unidad Frito Lay Norteamérica facturó 4.273 millones de dólares (3.770 millones de euros), un 6,5% más. Por su parte, los ingresos de Pepsico en Europa disminuyeron un 9,2%, hasta 2.725 millones de dólares (2.404 millones de euros), mientras que en Latinoamérica bajaron un 16,9%, hasta 1.567 millones de dólares (1.382 millones de euros) y en Asia Pacífico cayeron un 1,4%, hasta 983 millones de dólares (867 millones de euros). "A pesar de enfrentar desafíos y complejidades importantes como resultado de la pandemia de Covid-19, nuestros negocios tuvieron un desempeño relativamente bueno durante el trimestre, con un notable nivel de resistencia en nuestro negocio global de aperitivos y comida", destacó Ramón Laguarta, presidente y consejero delegado de Pepsico.

JP Morgan. El mayor banco estadounidense por activos, obtuvo un beneficio neto de 7.552 millones de dólares (6.642 millones de euros) en el primer semestre de 2020, lo que representa una caída del 59,9% en comparación con su resultado del mismo periodo del año anterior, después de elevar un 609% las provisiones por riesgo de crédito, hasta 18.758 millones de dólares (16.497 millones de euros). Entre enero y junio, el banco estadounidense reservó 18.758 millones de dólares (16.500 millones de euros) para hacer frente al impacto potencial de la crisis provocada por la pandemia en sus cuentas, una cifra que multiplica por siete las provisiones de 2.644 millones de dólares (2.325 millones de euros) contabilizadas en la primera mitad de 2019. Asimismo, las provisiones del segundo trimestre suponen un incremento del 26% sobre los 8.285 millones de dólares (7.286 millones de euros) que la entidad ya había reservado en los tres primeros meses de 2020 en previsión del deterioro de la economía por la pandemia de Covid-19. "A pesar de algunos datos macroeconómicos positivos recientes y una acción gubernamental sustancial y decisiva, todavía nos enfrentamos a mucha incertidumbre con respecto a la trayectoria futura de la economía", ha señalado el presidente y consejero delegado de JPMorgan Chase, Jamie Dimon, quien ha subrayado que, sin embargo, la entidad está preparada "para todas las eventualidades".


Citigroup. El banco estadounidense registró un beneficio neto de 1.316 millones de dólares (1.157 millones de euros) en el segundo trimestre de 2020, lo que equivale a una contracción del 72,6% en comparación con el mismo periodo del año anterior, según ha informado la entidad, que incrementó un 277% la partida destinada a cubrir el coste de crédito, hasta 7.903 millones de dólares (6.949 millones de euros). En el segundo trimestre, Citigroup destinó 7.903 millones de dólares (6.949 millones de euros) a provisionar el riesgo de crédito, lo que supone un incremento del 277% en comparación con los 2.093 millones de dólares (1.840 millones de euros) contabilizados un año antes para tal fin. De este modo, en el primer semestre del año Citigroup registró un beneficio neto de 3.838 millones de dólares (3.374 millones de euros), un 59,6% por debajo de su resultado del mismo periodo de 2019, mientras que la cifra de negocio del banco estadounidense creció un 8,5%, hasta 40.497 millones de dólares (35.607 millones de euros). "Con un fuerte énfasis en la gestión de riesgos, estamos preparados para una variedad de escenarios y continuaremos gestionando la entidad con prudencia dada esta situación sin precedentes", concluyó el consejero delegado de Citigroup, Michael Corbat, quien destacó el "excepcional trimestre" del negocio institucional, con un aumento del 68% en renta fija.

Wells Fargo. El banco estadounidense Wells Fargo registró pérdidas de 2.694 millones de dólares (2.368 millones de euros) en el segundo trimestre de 2020, frente al beneficio neto atribuido de 5.848 millones de dólares (5141 millones de euros) del mismo periodo del año anterior, después de provisionar 9.565 millones de dólares (8.409 millones de euros) para hacer frente al deterioro del crédito provocado por el agravamiento de la crisis. Asimismo, la entidad ha anunciado que recortará el dividendo del tercer trimestre a 0,10 dólares por acción, un 80% menos. En concreto, las provisiones por riesgo de crédito relacionadas con la cartera de préstamos del banco sumaron en el segundo trimestre 9.565 millones de dólares (8.409 millones de euros), frente a los 503 millones de dólares (442 millones de euros) de la dotación contabilizada para este fin un año antes. Por su parte, la cifra de negocio por intereses del banco en los seis primeros meses del año disminuyó un 21,9%, hasta 26.528 millones de dólares (23.326 millones de euros). "Estamos extremadamente decepcionados con nuestros resultados del segundo trimestre y nuestra intención de reducir nuestro dividendo", admitió Charlie Scharf, consejero delegado de Wells Fargo, quien destacó el considerable deterioro de las expectativas acerca de la recesión económica, lo que provocó el fuerte aumento de las provisiones.

Alcoa: El mayor productor estadounidense de aluminio logró reducir sus pérdidas en el segundo trimestre del año hasta los 197 millones de dólares, un 51% por debajo del resultado negativo de 402 millones de dólares contabilizado en el mismo periodo de 2019. La cifra de negocio de Alcoa entre los meses de abril y junio alcanzó los 2.148 millones de dólares, un 20,8% por debajo de los ingresos de la multinacional en el segundo trimestre del año 2019. "A pesar de las difíciles condiciones del mercado, nuestro equipo ha reducido los costes, ha aumentado la producción, ha mantenido envíos estables y ha mejorado nuestro balance", declaró Roy Harvey, presidente y consejero delegado de Alcoa, quien destacó que la compañía terminó el trimestre con un saldo de liquidez de casi 1.000 millones de dólares.

 

Goldman Sachs: El banco norteamericano terminó el segundo trimestre del año con un beneficio neto atribuido de 2.247 millones de dólares, lo que supone un incremento del 2% en comparación con el mismo periodo del año anterior. Esto ha tenido lugar a pesar de una provisión de 1.590 millones de dólares para hacer frente a potenciales pérdidas derivadas de impagos de créditos por la crisis del Covid-19. Esta cifra supone multiplicar por más de siete las provisiones contabilizadas durante el segundo trimestre de 2019. La facturación total del banco entre abril y junio se elevó un 41%, hasta 13.295 millones de dólares. Este abultado incremento se debe a que los ingresos procedentes de su papel como generador de mercado se elevaron un 133%, hasta 5.787 millones de dólares, al tiempo que los procedentes del negocio de banca de inversión avanzaron un 55%, hasta 2.733 millones de dólares.

Bank of NY Mellon: La entidad financiera ha conseguido un beneficio neto atribuido durante el segundo trimester del año de 901 millones de dólares, lo que supone un descenso del 7% respecto al mismo periodo del año anterior. En el trimestre, la firma decidió provisionar 143 millones de dólares para hacer frente a las posibles pérdidas derivadas del impago de créditos por la crisis generada por el Covid-19. "De cara a lo que queda de 2020, siguen existiendo riesgos a la baja por la incertidumbre económica y la significativa presión de los tipos de interés bajos. Pese a esto, nuestro negocio sigue siendo fuerte y se beneficia de la mejoría en la calidad y eficiencia de nuestras operaciones", ha indicado el consejero delegado de la entidad, Todd Gibbons.

ASML: La compañía ha conseguido unos ingresos de 3.326 millones de euros, frente a los 3.465 millones que descontaba el mercado. Después de la presentación, la firma ha anunciado, la compañía confirma que mantiene el programa de recompra de acciones a 3 años anunciado el pasado enero. Además, ASML ha decidido volver a dar guías para el 3T, tras haberlo cancelado el pasado trimestre dada la incertidumbre del entorno durante la pandemia del Covid-19.

Morgan Stanley: El banco de inversión norteamericano consiguió un beneficio neto de 4.637 millones de dólares en el primer semestre del año, lo que supone un 6% más respecto al año pasado, tras lograr unos resultados récord en el segundo trimestre gracias a transacciones bursátiles. Los ingresos ascendieron entre enero y junio a 22.901 millones, un 12 % más que en el mismo tramo del ejercicio previo. El máximo ejecutivo de Morgan Stanley, James Gorman, celebró los resultados de los últimos tres meses y dijo que la transformación de la empresa en la última década tenía como objetivo "dar estabilidad a tiempos de serio estrés", lo que ha llevado a "probar el modelo" y obtener "cifras de récord".

Johnson & Johnson: El fabricante de productos de higiene y farmacológicos consiguió un beneficio neto en el segundo trimestre del año de 3.626 millones de dólares, una caída del 35,3% respecto a 2019, fruto del impacto del Covid-19 en sus cuentas. En cuanto a los ingresos, se contrajeron un 10,8% hasta los 18.336 millones de dólares, afectado principalmente por el descenso en su negocio de dispositivos médicos. "Nuestros resultados del segundo trimestre reflejan el impacto del Covid19 y la fortaleza de nuestro negocio farmacéutico, donde vimos un crecimiento continuo incluso en este entorno", dijo Alex Gorsky, presidente y consejero delegado.

Bank of America: La entidad financiera registró un beneficio neto atribuible de 3.284 millones de dólares en el segundo trimestre de 2020, lo que supone un retroceso del 53,8% en comparación con el resultado contabilizado por la entidad en el segundo trimestre de 2019 como consecuencia del impacto adverso del mayor coste del riesgo de crédito, que llevó a la entidad a multiplicar por seis el colchón frente a posibles impagos de préstamos. De este modo, en los seis primeros meses de 2020 el beneficio neto atribuido de Bank of America se redujo un 51,2%, hasta 6.825 millones de dólares, mientras que la cifra de negocio de la entidad alcanzó los 45.093 millones de dólares, un 2,1% menos que en la primera mitad de 2019."En el período más tumultuoso desde el Gran Depresión, hemos cumplido para nuestros clientes, nuestros empleados, nuestras comunidades y nuestros accionistas", declaró Brian Moynihan, presidente y consejero delegado de la entidad.

Netflix: La plataforma de streaming consiguió un beneficio de 720 millones de dólares en el segundo trimestre del año, un aumento del 166% respecto al año pasado, añadiendo 10,1 millones nuevos de suscriptores. En el segundo trimestre de su ejercicio fiscal, la firma ingresó más de 6.148 millones de dólares, un 6% más con respecto a los 4.923 millones registrados en ese tramo del año pasado, y sus accionistas se embolsaron 1,63 dólares por título frente a los 0,62 de hace un año. En los primeros seis meses de 2020 Netflix ha acumulado casi 26 millones de suscriptores nuevos, frente a los 28 millones de todo 2019, en una clara señal de lo beneficiada que se ha visto la empresa con el nuevo coronavirus.

Blackrock. La gestora estadounidense de fondos se anotó un beneficio neto atribuido de 1.214 millones de dólares (1.063 millones de euros) en el segundo trimestre de 2020, lo que supone un incremento del 21% en comparación con el mismo periodo del año anterior, según ha informado la compañía. Los ingresos de la empresa entre abril y junio crecieron un 3,5%, hasta situarse en 3.648 millones de dólares (3.193 millones de euros). De esa cifra, las comisiones por asesoría y administración alcanzaron los 2.966 millones de dólares (2.596 millones de euros), un 0,8% más, al tiempo que las comisiones de distribución se contrajeron un 5,2%, hasta 253 millones de dólares (221 millones de euros). Por otra parte, los ingresos por la prestación de servicios tecnológicos se situaron en 278 millones de dólares (243 millones de euros), un 17,3% más.

Semana del 20 al 24 de julio

  • LUNES 20 JULIO
  • MARTES 21 JULIO
  • MIÉRCOLES 22 JULIO
  • JUEVES 23 JULIO
  • VIERNES 24 JULIO
Philips. La multinacional holandesa logró un beneficio neto atribuido de 246 millones de euros en el primer semestre de 2020, lo que significa una caída del 39,5% respecto del resultado del mismo periodo del año anterior, como consecuencia del impacto del Covid-19 en las operaciones de la compañía, que espera una mejoría de su rentabilidad en la segunda parte del ejercicio. Las ventas de Philips entre enero y junio sumaron 8.554 millones de euros, un 3% menos que en la primera mitad de 2019, pese al crecimiento del 11,6% de la facturación del área de cuidados conectados, que se centra en ventiladores de hospital, imagen diagnóstica y monitores. Entre los meses de abril y junio, Philips obtuvo un beneficio neto atribuido de 208 millones de euros, un 14,4% por debajo del mismo periodo de 2019, mientras que sus ingresos cayeron un 5,9% hasta los 4.396 millones.

Halliburton. La petrolera estadounidense registró unas pérdidas netas atribuidas de 1.676 millones de dólares en el segundo trimestre de 2020, frente a las ganancias de 77 millones de dólares que obtuvo durante el mismo periodo del trimestre anterior. Las ventas de la firma descendieron un 46% entre abril y junio, hasta los 3.196 millones de dólares. La compañía registró pérdidas durante el trimestre porque tuvo que hacer frente al impacto negativo de la depreciación y la amortización, que alcanzó los 2.147 millones de dólares.

IBM. La compañía registró un beneficio neto de 1.361 millones de dólares (1.189 millones de euros) en el segundo trimestre de 2020, lo que representa un retroceso del 45,5% en comparación con el mismo periodo del año anterior, según ha informado la multinacional. La cifra de negocio de 'Big Blue' alcanzó entre los meses de abril y junio los 18.123 millones de dólares (15.836 millones de euros), un 5,4% por debajo de los ingresos contabilizados en el segundo trimestre de 2019. En el segundo trimestre, IBM generó efectivo neto por sus operaciones por importe de 3.600 millones de dólares (3.145 millones de euros), con un flujo de caja libre de 2.300 millones de dólares (2.009 millones de euros) y retornó 1.500 millones de dólares (1.310 millones de euros) a sus accionistas a través de dividendos. De este modo, la compañía finalizó el segundo trimestre con un total de 14.300 millones de dólares (12.493 millones de euros) en efectivo disponible, incluyendo valores negociables, lo que representa un aumento de 5.200 millones de dólares (4.542 millones de euros) respecto del final de 2019.

Philip Morris. La tabaquera estadounidense Philip Morris International (PMI) se anotó un beneficio neto atribuido de 1.947 millones de dólares (1.691 millones de euros) en el segundo trimestre de 2020, lo que equivale a un descenso del 16% en comparación con el mismo periodo del ejercicio anterior, según ha informado la empresa, que ha presentado este martes sus cuentas trimestrales. La cifra de negocio de la compañía se contrajo un 10,8% entre abril y junio, hasta los 17.819 millones de dólares (15.448 millones de euros). Sin embargo, los ingresos netos, obtenidos al descontar los impuestos especiales asociados a la venta de tabaco, se situaron en 11.168 millones de dólares (9.682 millones de euros), un 9,1% por debajo de la cifra observada un año antes. En el mercado de cigarrillos de España, que se contrajo un 17,2% en el segundo trimestre, hasta los 9.600 millones de cigarrillos, la cuota de mercado de PMI se elevó una décima, hasta el 31,3%.

Coca Cola. La compañía obtuvo un beneficio neto atribuible de 1.779 millones de dólares (1.554 millones de euros) en el segundo trimestre del año, lo que representa una caída del 31,8% en comparación con su resultado del mismo periodo de 2019, informó el gigante de Atlanta. La cifra de negocio de la multinacional entre abril y junio alcanzó los 7.150 millones de dólares (6.248 millones de euros), un 28,5% menos que en el segundo trimestre de 2019, principalmente por la presión sobre los ingresos de la compañía en los canales de consumo fuera del hogar, que suponen alrededor del 50% de los ingresos de la compañía. En concreto, los ingresos de Coca-Cola en Europa, Oriente Próximo y África (EMEA) disminuyeron un 37% en el trimestre, mientras que en Latinoamérica cayeron un 25% y un 16% en Norteamérica. 

Texas Instruments. La compañía norteamericana presentó sus cifras correspondientes al segundo trimestre del año en la que obtuvo un beneficio por acción de 1,15 dólares por título y unos ingresos de 3.240 millones de dólares, superando las previsiones de los analistas. Tras la presentación, las acciones de la tecnológica crecían un 3,29% y alcanzaban los 140 dólares en el mercado after hours.

Microsoft Corp. La compañía estadounidense anunció a última hora del miércoles unos beneficios y unas ventas del cuarto trimestre fiscal superiores a las expectativas de los analistas. El gigante del software obtuvo entre abril y junio un beneficio neto de US$11.200 millones, o US$1,46 por acción, mientras que las ventas crecieron un 13% a US$38.000 millones. El grupo registró en el mismo periodo del año pasado un BPA de US$1,71 y una facturación de US$33.710 millones. Los analistas consultados por FactSet esperaban de media un BPA de US$1,34 y ventas de US$36.540 millones. El sólido crecimiento de las ventas de la compañía en el trimestre se debió a la fortaleza de su segmento de computación en la nube, que se benefició de la mayor tendencia al teletrabajo de sus clientes durante la pandemia de Covid-19. La acción de Microsoft ha subido en torno a un 34% en lo que va de año, frente a la caída del 5% del Promedio Industrial Dow Jones.


Intel Corp. El fabricante estadounidense de procesadores Intel obtuvo un beneficio neto de 5.105 millones de dólares (4.402 millones de euros) en el segundo trimestre de 2020, lo que representa una mejora del 22,1% en comparación con sus cuentas del mismo periodo del año anterior, según informó la multinacional. La cifra de negocio neta de la compañía de Santa Clara entre los meses de abril y junio aumentó un 19,5% interanual, hasta 19.728 millones de dólares (17.012 millones de euros). "Fue un excelente trimestre, muy por encima de nuestras expectativas", dijo Bob Swan, consejero delegado de Intel. "Tenemos una oportunidad increíble para hacer crecer esta empresa con un enfoque continuo en la innovación y la ejecución", añadió.


Twitter Inc. 
La compañía tecnológica dueña de la red social del mismo nombre, registró unas pérdidas netas de 1.228 millones de dólares (1.060 millones de euros) en el segundo trimestre de 2020, frente a las ganancias de 1.119 millones (966 millones de euros) registradas durante el mismo periodo del año pasado, según las cuentas trimestrales publicadas este jueves por la empresa. La firma contabilizó 683 millones de dólares (590 millones de euros) de ingresos entre abril y junio, lo que supone una contracción del 18,8%. Twitter ha atribuido este descenso a la bajada en la publicidad provocada por la pandemia del Covid-19. Para tratar de reducir su dependencia de la publicidad, la empresa dirigida por Jack Dorsey baraja otras vías alternativas de ingresos. 

Roche. El laboratorio suizo alcanzó una cifra de negocio de 15.143 millones de francos suizos (14.381 millones de euros) en los tres primeros meses de 2020, lo que supone un avance del 2,1% en comparación con sus ingresos durante el mismo periodo del año anterior y del 7,1% sin tener en cuenta el impacto del tipo de cambio, según anunció la compañía, que ha confirmado sus previsiones para el conjunto del ejercicio. La división farmacéutica de Roche fue la principal responsable del crecimiento durante el primer trimestre, con un aumento de la facturación del 3% respecto del mismo periodo de 2019, hasta los 12.262 millones de francos suizos (11.645 millones de euros). Por otro lado, tras evaluar el impacto de Covid-19, Roche ha confirmado sus expectativas para el conjunto de 2020, cuando espera que sus ventas crecerán hasta un 5% como máximo, sin tener en cuenta el efecto del tipo de cambio, mientras que espera que el beneficio 'core' por acción aumentará en línea con las ventas.

At&T Inc. La teleco estadounidense cerró el segundo trimestre del año con un beneficio neto atribuido de 1.229 millones de dólares (1.062 millones de euros), lo que se corresponde con un descenso del 67% con respecto al mismo periodo del año pasado. Según las cuentas trimestrales de la empresa, publicadas este jueves, los ingresos entre abril y junio se situaron en 40.950 millones de dólares (35.452 millones de euros), un 8,9% menos. La división de telecomunicaciones de la firma se mantuvo como la principal fuente de ingresos, con 33.592 millones de dólares (29.082 millones de euros), un 4,7% menos. De su lado, WarnerMedia, que agrupa las operaciones de Warner Bros., HBO y Turner, vio reducirse sus ingresos un 22,9%, hasta 6.814 millones de dólares (5.899 millones de euros), mientras que las operaciones en América Latina experimentaron una contracción del 30%, hasta 1.232 millones de dólares (1.066 millones de euros).

Unilever. El fabricante angloholandés de productos de consumo e higiene Unilever obtuvo un beneficio neto atribuido de 3.284 millones de euros en los seis primeros meses del año, lo que representa un incremento del 9,3% en comparación con su resultado de la primera mitad de 2019, según informó la multinacional. La cifra de negocio de Unilever alcanzó entre enero y junio un total de 25.714 millones de euros, un 1,6% menos que un año antes, con un retroceso del 1% en el área de belleza, hasta 10.610 millones, mientras que el negocio de hjogar facturó 5.328 millones, un 1,5% menos, y la división de alimentación y bebidas ingresó 9.776 millones, un 2,2% menos. "En América del Norte y partes de Europa hubo un impacto positivo del acopio de existencias por parte de los hogares en marzo", destacó la multinacional, señalando que los patrones de consumo se normalizaron en el segundo trimestre con niveles elevados de demanda de productos de higiene y alimentación.

Daimler. La empresa anunció el jueves que su pérdida neta se amplió y sus ingresos bajaron en el segundo trimestre como resultado de una menor demanda de los clientes y del cierre de centros en sus principales mercados a causa de la pandemia del coronavirus. El fabricante alemán de automóviles premium registró una pérdida neta de EUR2.000 millones en el periodo, en comparación con la pérdida de EUR1.330 millones del año anterior. Por su parte, los ingresos bajaron a EUR30.180 millones desde EUR42.650 millones. La compañía tuvo una pérdida antes de intereses e impuestos de EUR1.680 millones, frente a EUR1.560 millones el año previo. En términos ajustados, la pérdida fue de EUR708 millones. Daimler dijo que está empezando a ver señales de recuperación de la pandemia, sobre todo en el segmento de turismos Mercedes-Benz, con una sólida demanda de sus modelos de gama más alta y de vehículos eléctricos. La compañía espera una fuerte contracción del mercado mundial del automóvil en 2020 y asume que las caídas de las ventas de unidades por la pandemia no se compensarán en el resto del año.

Verizon Communications. La teleco estadounidense contabilizó un beneficio neto atribuido de 4.156 millones de dólares (3.846 millones de euros) en el primer trimestre de 2020, lo que equivale a un descenso del 17,4% en comparación con el mismo periodo del año pasado, según ha informado este viernes la empresa. La facturación hasta marzo se contrajo un 1,6%, situándose en 31.610 millones de dólares (29.239 millones de euros). Por segmentos de negocio, los servicios de telecomunicaciones supusieron unos ingresos de 27.481 millones de dólares (25.420 millones de euros), un 1% más; al tiempo que la venta de dispositivos representó 4.129 millones de dólares (3.819 millones de euros), un 16,3% menos. En el trimestre, Verizon perdió 609.000 clientes netos de telefonía móvil, hasta 93,894 millones, así como otros 119.000 clientes de fibra óptica, hasta 13,555 millones. En cambio, sumó 31.000 personas en banda ancha, 6,481 millones.

American Express. El proveedor estadounidense de servicios de pago American Express cerró el segundo trimestre de 2020 con un beneficio neto de 238 millones de dólares, lo que equivale a una caída del 86% en comparación con el mismo periodo del ejercicio anterior. La firma facturó 7.675 millones de dólares, un 29% menos. De esa cifra, los ingresos por comisiones se situaron en 5.791 millones de dólares, un 34% menos, al tiempo que los procedentes de los intereses se redujeron un 18%, hasta 2.426 millones de dólares.

Semana del 27 al 31 de julio

  • LUNES 27 JULIO
  • MARTES 28 JULIO
  • MIÉRC. 29 JULIO
  • JUEVES 30 JULIO
  • VIERNES 31 JULIO

SAP. La Alemania especializada en software para empresas obtuvo en los seis primeros meses del año un beneficio neto atribuido de 1.681 millones de euros, un 269% más respecto a lo conseguido el año pasado. Por otro lado, SAP informó de que entre enero y junio sus ingresos aumentaron un 4,3%, hasta 13.264 millones de euros, con un crecimiento del 5,4% de la facturación en la nube y por software. Además, la compañía anunció su intención de sacar a Bolsa una participación minoritaria en Qualtrics, compañía que adquirió en 2018 por 8.000 millones de dólares.

Hasbro. El fabricante de juguetes registró pérdidas de 33,9 millones de dólares en el segundo trimestre del año, frente al beneficio neto atribuido de 13,4 millones de dólares contabilizado en el mismo periodo de 2019, según informó la multinacional. Las cuentas de Hasbro en el segundo trimestre reflejan un impacto adverso de 8,5 millones de dólares por motivos fiscales y del 10,1 millones de dólares por cargos relacionados con medidas de ahorro de costes en el negocio de cine y TV, así como de 17,9 millones de dólares por amortizaciones relacionadas con la adquisición de eOne. Sin el impacto de estos factores, el beneficio neto ajustado de Hasbro sería de 2,7 millones de dólares.

Carrefour. A nivel de grupo, Carrefour registró un beneficio neto de 73 millones de euros hasta el pasado mes de junio, frente a las pérdidas netas de 390 millones de euros contabilizadas durante los seis primeros meses de 2019. "La crisis confirma la relevancia de nuestra estrategia multiformato y multicanal, así como la fortaleza de nuestros activos comerciales, procedentes de tres años de rápida transformación", ha indicado el presidente y consejero delegado de Carrefour, Alexandre Bompard. Asimismo, el ejecutivo ha subrayado que en el trimestre nombró a nuevos responsables para los mercados de Francia, España, Italia y Polonia para centrarse más en los clientes y en la "excelencia operativa".

McDonald’s. La cadena de comida rápida norteamericana sufrió una bajada de su beneficio neto durante el segundo trimestre del año del 68 tras obtener 483,8 millones de dólares, fruto de una caída del 30% de sus ingresos hasta los 3.800 millones. Desde la compañía explicaron que dicho descenso no fue tan pronunciado gracias a que siguió con su servicio de comida a domicilio. Después de la publicación, no dio una previsión para el año, pues su actividad se redujo significativamente por la pandemia en todo el mundo.

Pfizer. El laboratorio estadounidense registró un beneficio neto atribuido de 3.426 millones de dólares en el 2T20, lo que supone un -32% respecto al 2T19. La facturación alcanzó los 11.801 millones de dólares entre abril y junio, un 11% menos. "Nuestro sólido rendimiento durante la primera mitad del año subraya la resiliencia de nuestro negocio incluso durante los tiempos más desafiantes", ha asegurado el presidente y consejero delegado de Pfizer, Albert Bourla.

3M. El fabricante de mascarillas, respiradores y ventiladores obtuvo un beneficio neto atribuido en el 2T20 de 1.290 millones de dólares, un +14,5% respecto al 2T19. Sin embargo, las ventas del grupo industrial entre abril y junio registraron una caída del 12,2% hasta los 7.176 millones de dólares, respecto al mismo periodo del año anterior. "Si bien nuestros resultados se vieron significativamente afectados por la desaceleración económica mundial, logramos un buen desempeño, administramos nuestros costes y generamos otro trimestre de flujo de caja sólido", dijo Mike Roman, presidente y consejero delegado de 3M.

Starbucks. La cadena de cafeterías registró pérdidas de 678,4 millones de dólares entre abril y junio, tercer trimestre fiscal de la compañía, frente al beneficio neto atribuido de 1.372,8 millones de dólares del mismo periodo de 2019. En cuanto a los ingresos, alcanzó los 4.224 millones de dólares, un 38% menos que un año antes. "Nos complace señalar que la gran mayoría de las tiendas Starbucks en todo el mundo han reabierto y nuestro negocio global se está recuperando de forma constante, lo que demuestra la relevancia de la marca Starbucks y la confianza que hemos creado con nuestros clientes", indicó Kevin Johnson, presidente y consejero delegado de Starbucks.

Ebay. El e-commerce registró un beneficio neto durante los seis primeros meses del año de 1.356 millones de dólares, un incremento del 47,3% respecto al mismo periodo del año anterior, ayudada por el aumento de las ventas a través de internet como consecuencia de la pandemia. La empresa con sede en California ingresó además durante el primer semestre 5.239 millones de dólares, frente a los 4.836 millones de 2019, según indicó la compañía. Así pues, mejoraron sus previsiones para el resto del año y anunciaron que esperan facturar 10.750 millones de dólares durante el ejercicio.

Deutsche Bank. El mayor banco de Alemania registró pérdidas de 120 millones de euros en los seis primeros meses de 2020, reduciendo así significativamente los 'números rojos' de 3.174 millones de euros contabilizados por la entidad en la primera mitad del año anterior, según informó el banco germano. Entre enero y junio, Deutsche Bank elevó a 1.267 millones de euros las provisiones por riesgo de crédito, frente a los 301 millones del primer semestre de 2019, incluyendo 761 millones de euros en el segundo trimestre, casi cinco veces más que entre abril y junio del año anterior. "En un entorno difícil, aumentamos los ingresos y continuamos reduciendo costes, y estamos en camino de cumplir con todos nuestros objetivos", declaró Christian Sewing, consejero delegado de Deutsche Bank.

Schneider Electric. La eléctrica presento unos resultados correspondientes al segundo trimestre del año en los que consiguió un beneficio por acción de 1,39 euros por acción (vs 2,47eur/acn esperados) y una facturación de 11.580 millones de euros (vs 5.370 mln eur estimados).

Engie. La francesa sufrió una caída del 98% en su beneficio neto durante el primer semestre del año tras obtener 24 millones de euros. De acuerdo con sus cálculos, la compañía estima un impacto del coronavirus por valor de 850 millones de euros en su resultado operativo corriente, que bajó un 30,8 % a 2.169 millones.

Boeing. El fabricante de aeronaves ha registrado en el primer semestre del año unas pérdidas netas de 3.036 millones de dólares por la crisis de la Covid-19 y la puesta en tierra de los aviones 737 MAX. Esto supone que las pérdidas del fabricante aeronáutico durante este semestre se han casi cuadruplicado respecto a las registradas en el mismo periodo de 2019, cuando alcanzaron los 793 millones de dólares. "Estamos trabajando de cerca con nuestros clientes, proveedores y socios globales para manejar los desafíos de nuestra industria, tender un puente hacia la recuperación para ser más fuertes", ha señalado el presidente y consejero delegado de la compañía, Dave Calhoun.

Total. La petrolera francesa obtuvo una pérdida neta en el segundo trimestre después de cargos excepcionales por deterioro de activos. La compañía energética francesa sufrió una pérdida neta de 8.370 millones de dólares en el periodo, frente al beneficio de 2.760 millones en el mismo trimestre de 2019. Sobre una base ajustada, obtuvo un beneficio de 126 millones. Total informó el miércoles de que contabilizó un cargo extraordinario de 8.100 millones de dólares en el segundo trimestre al revisar a la baja sus previsiones de precios para los próximos años y reducir el valor de algunos de sus activos petrolíferos.

Airbus. El grupo francés se anotó unas pérdidas de 1.919 millones de euros durante el primer semestre de este año como consecuencia del impacto de la crisis sanitaria del Covid-19, frente al beneficio neto de 1.197 millones logrado durante el mismo periodo de 2019, según ha informado este jueves el grupo aeronáutico. La cifra de negocio semestral del fabricante de aviones se situó en 18.948 millones de euros, un 39% menos en comparación con los ingresos de 30.866 millones de euros de un año antes, mientras que el beneficio operativo reportado fue negativo en 1.559 millones de euros, frente a los 2.529 millones de euros de un año antes.

Danone. El grupo francés de alimentación Danone registró un beneficio neto atribuido de 1.015 millones de euros entre enero y junio, lo que se corresponde con un descenso del 1,9% en comparación con las ganancias contabilizadas durante el mismo periodo del año pasado, según las cuentas semestrales publicadas este jueves por la compañía. "Aunque sigue siendo difícil predecir con exactitud cómo evolucionarán los hábitos de los consumidores y las condiciones macroeconómicas para el resto del año, sobre todo por la incertidumbre sobre la relajación de los confinamientos, confiamos en que el segundo trimestre haya sido el más desafiante del año y en que la segunda mitad muestre una mejora en el crecimiento", ha indicado el consejero delegado de la firma, Emmanuel Faber.

Shell. La petrolera perdió se anotó unas pérdidas de 18.155 millones de dólares en el primer semestre del año, frente al beneficio neto atribuible de 8.999 millones de dólares la primera mitad de 2019, después de asumir en el segundo trimestre un impacto adverso de 16.800 millones de dólares por amortizaciones de activos tras revisar sus expectativas de precios del petróleo a medio y largo plazo. Al excluir el impacto de atípicos, el beneficio ajustado de Shell alcanzó los 3.498 millones de dólares, un 60% menos que en el 1S19.

Facebook. La red social presentó las cifras correspondientes al segundo trimestre del año en el que obtuvo un beneficio neto de 5.180 millones de dólares, casi duplicando la cifra obtenida en el año anterior gracias a que sus ingresos se vieran impulsados por la mayor actividad de sus usuarios. Así, en cuanto a la facturación ascendió hasta 18.700 millones, por encima de los 16.900 millones previstos por el consenso. La cifra media mensual de usuarios de la plataforma de Facebook se incrementó a 2.700 millones, desde los 2.600 millones del primer trimestre. Más de 3.000 millones de personas utilizan ya al menos un producto de Facebook al mes.

Amazon. La compañía anunció un incremento acusado de sus beneficios como de sus ventas en el segundo trimestre porque los compradores acudieron en masa a la página web de la compañía para realizar compras y el auge del teletrabajo dio un espaldarazo a su división de computación en la nube. El beneficio de la compañía con sede en Seattle se duplicó entre abril y junio hasta un nivel récord de 5.200 millones de dólares, muy por encima de las estimaciones de los analistas. Por su parte, los ingresos crecieron un 40% a 88.900 millones de dólares, propulsados por la gran cantidad de clientes que han optado por comprar online.

Alphabet. La matriz de Google obtuvo un beneficio neto de 6.959 millones de dólares en el segundo trimestre de 2020, lo que representa un retroceso del 30% en comparación con el resultado de la compañía en el mismo periodo del año anterior como consecuencia del impacto de la pandemia de Covid-19 sobre el negocio publicitario de la multinacional. De este modo, los ingresos del gigante tecnológico entre abril y junio sufrieron una caída del 1,7% en comparación con el segundo trimestre de 2019, hasta 38.297 millones de dólares.

Apple. El fabricante de tecnología consiguió aumentar sus ingresos en el segundo trimestre del año un 11% hasta 59.685 millones de dólares, haciendo crecer el beneficio de la compañía en un 12% hasta los 11.253 millones, que se tradujeron en un beneficio por acción de 2,58 usd/acn (+18% vs 2T19). "El trimestre récord de Apple en junio estuvo impulsado por un crecimiento de doble dígito tanto en nuestros productos y servicios como por el crecimiento en cada uno de nuestros segmentos geográficos", indicó Tim Cook, consejero delegado de Apple en un comunicado.

Ford. El fabricante de automóviles norteamericano cerró el segundo trimestre del año con un beneficio neto de 1.117 millones de dólares gracias al efecto extraordinario de 3.500 millones de euros del proyecto Argo de conducción autónoma y movilidad eléctrica que tiene en colaboración con Volkswagen. Aun así, la compañía facturó entre abril y junio 19.371 millones de dólares, que supone un 50% menos respecto al año pasado. De cara al resto del ejercicio, la compañía no espera cambios significativos de las condiciones económicas ni parones de producción respecto a la pandemia.

BNP Paribas.
El banco francés obtuvo un beneficio neto atribuido de 3.581 millones de euros en el primer semestre de 2020, lo que representa un 18,4% menos en comparación con su resultado del mismo periodo del año anterior como consecuencia del impacto de la pandemia de Covid-19 en su actividad y en el coste de riesgo asumido por la entidad gala. El coste del riesgo contabilizado por el mayor banco francés en los seis primeros meses de 2020 ascendió a 2.873 millones de euros, un 107% más que en la primera mitad de 2019, cuando asumió un impacto de 1.390 millones. Por otro lado, la cifra de negocio de BNP Paribas entre los meses de enero y junio alcanzó los 22.563 millones de euros, un 0,9% por encima de la cifra registrada un año antes.

Essilorluxottica. El fabricante francoitaliano de gafas y productos ópticos se anotó unas pérdidas netas atribuidas de 412 millones de euros en el primer semestre de 2020, frente a las ganancias de 671 millones de euros del mismo periodo del ejercicio anterior, según ha informado la compañía este viernes al publicar sus cuentas semestrales. "Dadas la resiliencia de las necesidades de productos de visión, somos cautelosamente optimistas sobre lo que queda de año y vamos a vigilar la evolución del virus de cerca, listos para adaptarnos cuando sea necesario", han subrayado los consejeros delegados de Essilor y Luxottica, Francesco Milleri y Paul du Saillant, respectivamente. La facturación entre enero y junio descendió un 29%, hasta 6.230 millones de euros. La compañía todavía distingue a nivel operativo a las dos empresas que conformaron el grupo al fusionarse hace dos años. Así, los ingresos de Luxottica cayeron un 32,9%, hasta 3.307 millones, mientras que los de Essilor descendieron un 24,1%, hasta 2.923 millones.

Nokia Oyj. El fabricante finlandés de equipos de telecomunicaciones y redes redujo un 97,3% sus pérdidas netas atribuidas en el primer semestre de 2020 en comparación con el mismo periodo del año anterior, con unos 'números rojos' de 17 millones de euros, según ha informado la empresa. Nokia estimó que el impacto de la Covid-19 en su desempeño financiero se relacionó principalmente con un efecto adverso de aproximadamente 500 millones de euros en las ventas netas del primer semestre de 2020, a razón de 200 millones en el primer trimestre y de otros 300 millones entre abril y junio, aunque espera que la mayoría de estas ventas netas se trasladen a períodos futuros, en lugar de perderse. La facturación de Nokia entre enero y junio alcanzó los 10.005 millones de euros, un 6,7% menos que un año antes, con una caída del 7,5% de los ingresos del negocio de redes, hasta 7.713 millones de euros, y del 1% en el de software, hasta 1.210 millones, mientras que en el área de tecnología las ventas bajaron un 8%, hasta 689 millones. En el segundo trimestre, Nokia obtuvo un beneficio neto atribuido de 94 millones de euros, frente a las pérdidas de 193 millones contabilizadas entre abril y junio de 2019.

Air France. El grupo de aerolíneas Air France-KLM ha registrado en el primer semestre del año unas pérdidas netas de 4.413 millones de euros, lastrado "gravemente" la caída de la demanda de viajes como consecuencia de la crisis sanitaria provocada por la Covid-19. Esto supone que las pérdidas de la compañía durante este semestre se han multiplicado casi por 20 respecto a las registradas en el mismo periodo de 2019, cuando alcanzaron los 226 millones, según informó la empresa. La aerolínea con sede en París ha señalado que el volumen de pasajeros no se recuperará hasta niveles precovid antes de 2024, y aunque la demanda de viajes de corto y medio alcance ha aumentado en junio y julio, las perspectivas para los meses de otoño, tradicionalmente de menor tráfico, siguen siendo inciertas. En cuanto a los ingresos, la compañía registró una caída del 52,2%, hasta los 6.201 millones en el primer semestre, respecto a los 12.963 millones registrados en el mismo periodo de un año antes, mientras que el resultado bruto de explotación (Ebitda) fue negativo, hasta los 840 millones en comparación con los beneficios de 1.610 millones del primer semestre de 2019.

Exxon Mobile Corporation. La petrolera estadounidense registró unas pérdidas netas de 1.080 millones de dólares (913 millones de euros) en el segundo trimestre de 2020, frente a las ganancias de 3.130 millones de dólares (2.654 millones de euros) del mismo periodo del año anterior, según ha informado este viernes la multinacional. La empresa ha explicado que registró estas pérdidas pese a que realizó un ajuste contable al alza en las cuentas de 1.900 millones de dólares (1.612 millones de euros) por el cambio de valor de los inventarios derivado del alza de precios de las materias primas. "La pandemia global y las condiciones de sobreoferta impactaron significativamente nuestros resultados financieros del segundo trimestre con menores precios, márgenes y volúmenes de venta. Respondimos a esto reduciendo los gastos a corto plazo y trabajando en mejorar la eficiencia aprovechando las reestructuraciones recientes", ha explicado el presidente y consejero delegado de la petrolera, Darren Woods. Los ingresos entre abril y junio se desplomaron un 52% como resultado de la abrupta caída de los precios del petróleo, hasta situarse en 32.605 millones de dólares (27.654 millones de euros). De su lado, los gastos experimentaron una caída similar, hasta situarse en 34.245 millones de dólares (29.045 millones de euros), un 46,9% menos.

Chevron Corp. La petrolera estadounidense registró unas pérdidas récord de 8.270 millones de dólares (7.015 millones de euros) en el segundo trimestre del año, frente a las ganancias de 4.305 millones de dólares (3.648 millones de euros) del mismo periodo del año pasado como resultado de la caída del precio del crudo y del impacto de los atípicos. En concreto, la empresa ha indicado que ha registrado un impacto a nivel contable de 2.600 millones de dólares (2.203 millones de euros), resultado de reducir a cero el valor de todos los activos de su filial en Venezuela. "Chevron sigue comprometida con sus trabajadores, activos y operaciones en Venezuela. El actual entorno operativo y las perspectivas en general crean incertidumbres significativas sobre la posible recuperación de las inversiones de la compañía, lo que lleva a una amortización total", ha explicado la firma.

Semana del 3 al 7 de agosto

  • LUNES 3 AGOSTO
  • MARTES 4 AGOSTO
  • MIÉRCOLES 5 AGOSTO
  • JUEVES 6 AGOSTO

Heineken. La cervecera holandesa ha registrado pérdidas netas de 297 millones de euros al cierre del primer semestre de 2020, en contraste con el beneficio neto de 936 millones contabilizado en los seis primeros meses de 2019 como resultado del impacto adverso de la amortización de activos tangibles e intangibles, tal como había adelantado la multinacional. En concreto, la cervecera holandesa estima que el impacto negativo de atípicos en la primera mitad de 2020 ascendió a 524 millones de euros, frente a los 118 millones del primer semestre de 2019. Sin tener en cuenta el impacto de elementos extraordinarios y amortizaciones, el beneficio operativo de la cervecera disminuyó un 53,5%, hasta 827 millones de euros, De su lado, los ingresos de Heineken entre enero y junio sumaron 11.156 millones de euros, un 17,9% menos que en el primer semestre del año pasado.

HSBC. El mayor banco europeo por activos, registró un beneficio neto atribuido de 1.977 millones de dólares (1.681 millones de euros) en los seis primeros meses de 2020, lo que representa una caída del 76,8% en comparación con el resultado de la entidad en el mismo periodo del año anterior, como consecuencia del impacto de la pandemia de Covid-19, que ha llevado a la firma financiera a elevar en un 501% la partida destinada a cubrir el riesgo de crédito. "El resultado de nuestro primer semestre se vio afectado por la pandemia de Covid-19, la caída de las tasas de interés, el aumento del riesgo geopolítico y los niveles elevados de volatilidad del mercado", destacó Noel Quinn, consejero delegado de HSBC, quien advirtió de que, además de la pandemia, "las tensiones entre China y EEUU inevitablemente crean situaciones difíciles para una entidad como HSBC".

Societé Generale. El banco francés registró pérdidas de 1.264 millones de euros en los seis primeros meses de 2020, en contraste con el beneficio neto atribuible de 1.740 millones contabilizado por la entidad en el mismo periodo del año anterior como consecuencia del impacto de la crisis del Covid-19 en su actividad. El producto neto bancario del banco galo entre enero y junio de 2020 se situó en 10.466 millones de euros, un 16,1% por debajo de la cifra de negocio registrada un año antes. Asimismo, la entidad bancaria registró un incremento del 263% del coste neto del riesgo de crédito, hasta 2.099 millones de euros, frente a los 578 millones del primer semestre de 2019. "Durante el primer semestre de 2020, Société Générale se adaptó con éxito a las consecuencias de la crisis sanitaria y fue capaz de apoyar de manera efectiva a sus clientes y empleados, fortaleciendo así su posición como socio fiable", declaró Frédéric Oudéa, consejero delegado de la entidad gala.


Bayer. 
El grupo químico y farmacéutico alemán registró pérdidas de 8.059 millones de euros en el primer semestre de 2020, en contraste con el beneficio neto de 1.645 millones de euros de la primera mitad de 2019, como consecuencia del impacto adverso excepcional del acuerdo extrajudicial alcanzado para zanjar gran parte de los litigios relacionados con el glifosato del herbicida RoundUp de Monsanto. En la primera mitad del año, el gigante de Leverkusen asumió un impacto negativo de 13.150 millones de euros por atípicos, frente a los 1.877 millones de euros del primer semestre de 2019, de los que 12.511 millones se contabilizaron en el segundo trimestre. El resultado bruto de explotación (Ebitda) antes de atípicos de Bayer en el primer semestre fue de 7.274 millones de euros, un 8,4% más que en el mismo periodo de 2019.

BP. 
La petrolera británica BP registró pérdidas de 21.213 millones de dólares (18.013 millones de euros) en el primer semestre de 2020, frente al beneficio neto atribuido de 4.756 millones de dólares (4.038 millones de euros) contabilizado en el mismo periodo del año anterior, como consecuencia del impacto de amortizaciones por el ajuste de la previsión de los precios de la energía y del impacto de la pandemia de Covid-19. La petrolera británica ha anunciado un dividendo de 0,0525 dólares por acción correspondiente al segundo trimestre del año, frente a los 0,105 dólares del trimestre precedente. El resultado subyacente de BP a ajustado por costes de reposición arrojó en los seis primeros meses de 2020 pérdidas de 5.89 millones de dólares (5.002 millones de euros), frente al beneficio de 5.169 millones de dólares (4.389 millones de euros) de la primera mitad de 2019.

Walt Disney. La compañía de entretenimiento estadounidense contabilizó unas pérdidas netas atribuidas de 4.721 millones de dólares (3.989 millones de euros) en su tercer trimestre fiscal, frente a las ganancias de 1.760 millones de dólares (1.487 millones de euros) registradas en el mismo periodo del año anterior, según informó la empresa. En el trimestre, los ingresos totales cayeron un 42%, hasta 11.779 millones de dólares (9.953 millones de euros). Sus resultados se deben en parte al impacto del Covid-19 en aquellos negocios de la compañía más expuestos a las restricciones, como los parques de atracciones o los estrenos cinematográficos.

Deutsche Post World Net. La compañía alemana de mensajería y logística se anotó un beneficio neto atribuido de 525 millones de euros en el segundo trimestre de 2020, lo que equivale a un alza del 14,6% en comparación con el mismo periodo del año pasado, según las cuentas trimestrales publicadas este miércoles por la multinacional. La facturación entre abril y junio se elevó un 3,1% en comparación con el segundo trimestre del año pasado, hasta 15.949 millones de euros. Por segmentos de negocio, la división de envíos 'express' creció un 6,6%, hasta 4.424 millones de euros, mientras que el envío de cartas y paquetes en Alemania supuso unos ingresos de 3.765 millones, un 6,5% más. De su lado, la rama de envíos internacionales y transporte de mercancías registró una facturación de 3.912 millones de euros, un 9,8% más, al tiempo que los ingresos del negocio de cadena de suministros cayeron un 16,5%, hasta 2.715 millones de euros. La división de soluciones para comercios electrónicos creció un 20%, hasta 1.129 millones de euros.


Adidas Ag.
El fabricante de ropa y accesorios deportivos cerró el segundo trimestre de 2020 con unas pérdidas netas atribuidas de 295 millones de euros, frente a las ganancias de 531 millones del mismo periodo del año anterior, según ha informado la compañía este jueves. "Ya vemos luz al final de túnel a medida que la normalización del negocio físico sigue su curso, con la amplia mayoría de nuestras tiendas operativas de nuevo", ha indicado el consejero delegado de la multinacional, Kasper Rorsted. Las ventas netas en el periodo que fue de abril a junio experimentaron un descenso del 35% en comparación con el mismo trimestre del año pasado, hasta situarse en 3.579 millones de euros. Las ventas de los productos de la marca Adidas cayeron un 34,2%, hasta 3.295 millones, mientras que las de productos de Rebook se situaron en 228 millones de euros, un 43,8% menos.

Siemens Ag. La compañía anunció el jueves un descenso en el beneficio neto del tercer trimestre y dijo que espera que la pandemia del coronavirus tenga un fuerte impacto en el último trimestre de su año fiscal. El beneficio neto del conglomerado de ingeniería alemán bajó a EUR539 millones (US$639,4 millones) para el periodo terminado el 30 de junio, frente a los EUR1.030 millones del mismo periodo de hace un año. El resultado se vio afectado por una pérdida de Siemens Gamesa Renewable Energy S.A. (SGRE.MC) y una tasa fiscal más alta, indicó la compañía. Siemens indicó que los ingresos bajaron en el periodo a EUR13.490 millones desde EUR14.240 millones el año anterior. Los pedidos cayeron a EUR14.400 debido a la pandemia, señaló la empresa.

Axa Sa. El grupo asegurador francés obtuvo un beneficio neto de 1.429 millones de euros en los seis primeros meses del año, lo que representa una caída del 38,7% en comparación con su resultado de la primera mitad de 2019, según informó la entidad, que ha decidido no llevar a cabo la distribución excepcional de reservas prevista para el cuarto trimestre. Axa ha cifrado en 1.500 millones el impacto estimado en sus ingresos subyacentes de 2020 de las reclamaciones y contribuciones de solidaridad vinculadas a la pandemia, en línea con sus proyecciones anteriores. La cifra de negocio bruta de Axa entre enero y junio alcanzó los 52.391 millones de euros, un 10% por debajo del dato del primer semestre del año anterior, mientras que los ingresos subyacentes de la entidad cayeron un 47,9%, hasta 1.885 millones.

Semana del 10 al 14 de agosto

  • MARTES 11 AGOSTO
  • MIÉRCOLES 12 AGOSTO
  • JUEVES 13 AGOSTO

Vestas Wind System As. El fabricante danés de aerogeneradores Vestas registró pérdidas de 82 millones de euros en el primer semestre de 2020, frente al beneficio neto atribuible de 115 millones contabilizado en el mismo periodo de 2019, después de haber provisionado 175 millones en el segundo trimestre para cubrir los costes de reparación y actualización de equipos, según informó la empresa, que ha vuelto a ofrecer previsiones para el conjunto del ejercicio.La compañía danesa asumió en sus cuentas del segundo trimestre un impacto adverso extraordinario de 175 millones de euros por las provisiones realizadas para cubrir la reparación y actualización de un número limitado de palas ya instaladas. En los seis primeros meses del año, Vestas incrementó un 50% su cifra de negocio, hasta 5.776 millones de euros, mientras que el resultado bruto de explotación (Ebitda) disminuyó un 36,3%, hasta 270 millones.

E.on Se. La eléctrica alemana anunció el miércoles que pasó a beneficios en el segundo trimestre, aunque revisó a la baja sus estimaciones para el conjunto del año por la pandemia del coronavirus. El grupo obtuvo un beneficio neto trimestral de EUR596 millones, frente a una pérdida de EUR2 millones en el mismo periodo del año pasado. El beneficio neto ajustado aumentó a EUR262 millones desde EUR235 millones, mientras que el beneficio antes de intereses e impuestos, o Ebit, creció un 32% a EUR716 millones. La compañía indicó que los beneficios de la primera mitad del año estuvieron impulsados por la compra de la eléctrica Innogy SE. Los ingresos en el segundo trimestre se incrementaron a EUR12.840 millones, frente a EUR6.720 millones un año antes. E.ON rebajó su previsión para 2020 a causa de la pandemia y ahora espera un Ebit ajustado de entre EUR3.600 millones y EUR3.800 millones, así como un beneficio neto ajustado de entre EUR1.500 millones y EUR1.700 millones.

Deutsche Telekom. La compañía alemana de telecomunicaciones se anotó un beneficio neto atribuido de 1.670 millones de euros en el primer semestre de 2020, lo que se corresponde con un descenso del 9,5% sobre las ganancias de 1.845 millones de euros registradas entre enero y junio de 2019, según se desprende de las cuentas trimestrales que ha publicado este jueves la empresa. La facturación en el periodo experimentó un alza del 20%, hasta 46.984 millones de euros debido al impacto de la consolidación de la teleco estadounidense Sprint en las cuentas, debido a que en el segundo trimestre se formalizó su fusión con T-Mobile. "La fusión en Estados Unidos es un paso histórico para el grupo", ha indicado el consejero delegado de la empresa, Tim Höttges. "Nuestras cifras son formidables y nuestras sólidas operaciones en Alemania y el resto de Europa también juegan un papel en esto", ha agregado.

Carlsberg. 
La compañía cervecera danesa obtuvo un beneficio neto atribuido de 2.855 millones de coronas danesas (383 millones de euros) entre enero y junio de 2020, lo que equivale a un descenso del 7,3% en comparación con el mismo periodo del año pasado, según las cuentas semestrales publicadas este jueves por la empresa. La facturación en los primeros seis meses del año se contrajo un 12,6%, hasta 28.830 millones de coronas (3.871,3 millones de euros). El volumen de cerveza vendido se contrajo un 6,7%, hasta 53,3 millones de hectolitros, mientras que el resto de bebidas cayeron un 12,9%, hasta 9,5 millones de hectolitros. "Todos nuestros mercados han sido afectados, en mayor o menor medida, por la pandemia del Covid-19 pero la empresa y los empleados han mostrado una gran resiliencia y flexibilidad, permitiéndonos estabilizar el negocio, ayudar a la sociedad y apoyar a nuestros clientes. Para mitigar el impacto de los menores volúmenes, hemos reforzado nuestra atención en los costes, el efectivo y la liquidez", ha indicado el consejero delegado de Carlsberg, Cees't Hart.

Aegon. 
La aseguradora neerlandesa se anotó un beneficio neto atribuido de 202 millones de euros en el primer semestre de 2020, lo que se corresponde con una contracción del 67% en comparación con el mismo periodo del año pasado, según se desprende de las cuentas que ha publicado este jueves la compañía. La cifra de negocios del grupo asegurador entre enero y junio alcanzó los 13.951 millones de euros, un 4,3% menos que en el mismo periodo de 2019. Los ingresos procedentes de las primas de los seguros cayeron un 5,7%, hasta 8.744 millones de euros, mientras que los procedentes de las inversiones se mantuvieron prácticamente estables en 4.034 millones de euros. Las comisiones y tasas supusieron una facturación de 1.170 millones de euros, un 3,5% menos.

¿Hablamos?

Un especialista en inversión se pondrá en contacto contigo para resolver todas tus dudas. 

He leído y acepto lapolítica de privacidad
Usted consiente a Renta 4 Banco, como responsable de los datos aportados, para que los utilice con la finalidad de ejecutar el servicio solicitado. Estos datos, serán tratados exclusivamente por empresas del grupo Renta 4 y no serán cedidos a terceros salvo obligación legal. Asimismo, usted tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos entre otros derechos. Para más información, consulte nuestra política de privacidad.


Acepto recibir información comercial de Renta 4 Banco
Escribe los siguientes caracteres: