Ideas de inversión

El mundo está cambiando y nuestra forma de invertir también

Beatriz Pérez

Gestora de Fondos

La sociedad avanza y se desarrolla a medida que pasa el tiempo gracias a la innovación. Una de las megatendencias que incorpora este concepto es la inversión en medio ambiente, es decir, la búsqueda de compañías que utilicen recursos ilimitados y limpios, apostando por la tecnología aplicada a la ecología, compañías que promuevan el reciclaje y la economía circular para lograr una sostenibilidad ambiental a largo plazo.

Tenemos dos maneras de obtener rentabilidad, provocando un impacto positivo en el planeta o en la sociedad o generando un impacto negativo. Si tenemos una visión a corto plazo, no tendremos en cuenta el impacto y olvidaremos riesgos reales ya existentes como la regulación, políticas de descarbonización y posibles sanciones que afectarán de forma directa a la cuenta de resultados de las compañías. Sin embargo, si tenemos una visión a futuro, nos decantaremos siempre por la primera opción porque invertir en algo que es estrictamente necesario, a largo plazo, acaba siendo rentable.

Muchos os preguntareis si invertir en esta megatendencia supone un sacrificio de rentabilidad, y la respuesta es: NO. De hecho, ante momentos de incertidumbre como el que hemos vivido por el Covid-19 y en el entorno actual con el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania, vemos una mayor resiliencia en beneficios y en cotización en valores vinculados a esta megatendencia.

En cuanto a oportunidades de inversión vemos una amplia gama de subsectores atractivos y muy necesarios dentro de la temática de medio ambiente, como son el tratamiento de agua, gestión de residuos, energías renovables, hidrógeno o alimentación sostenible. También vemos potencial de crecimiento en otros subsectores como la captación de CO2, la reforestación, transporte sostenible, baterías, semiconductores y compañías relacionadas con el reciclado y la economía circular.

Somos conscientes de que la transición energética no será un proceso rápido y que implica un desarrollo a lo largo del tiempo para conseguir una industria mundial más limpia y eficiente, pero no por ello debemos dejar de invertir en esta megatendencia y en compañías que contribuyan al cambio. Tenemos que invertir a largo plazo y ser pacientes para ver los resultados.

En un escenario como el actual, con elevada inflación, creemos que debemos centrar nuestras inversiones en compañías de calidad que tengan alto poder de fijación de precios, elevadas barreras de entrada, líderes en su sector y que cuenten con ventajas competitivas. Apostamos por compañías que son capaces de trasladar el incremento de costes a precios sin impactar en la demanda, que dicho coste para sus clientes represente un esfuerzo relativamente bajo, para que puedan asumirlo sin problemas.

Sostenibilidad significa calidad en las empresas.

Invirtiendo en esta megatendencia queremos impulsar compañías de alta CALIDAD que contribuyan a hacer un mundo mejor y más SOSTENIBLE. Porque al fin y al cabo la sostenibilidad está directamente correlacionada con la gobernanza de una compañía. De esta manera las empresas demuestran a sus accionistas su calidad basándose en tres pilares básicos, la TRANSPARENCIA, la CONFIANZA y aportar valor a sus accionistas mediante el COMPROMISO en la consecución de sus objetivos de una manera sostenida en el tiempo.

No queremos ser parte del problema sino de la solución, y desde Renta 4 Gestora somos conscientes de ello y hemos querido impulsar esta gran megatendencia con el lanzamiento de Renta 4 Megatendencias Medio Ambiente, definido como Artículo 8 por la CNMV y donde los gestores buscamos la eficiencia combinando rentabilidad, riesgo y sostenibilidad.

Artículo originalmente publicado en Cinco Días.

Más ideas de inversión

Consulta otras ideas de inversión e identifica nuevas oportunidades
Recibe cada día en tu email la actualidad de los mercados