Ideas de inversión

Alternativas ante la gran volatilidad

Carlos Arenas Laorga

Gestión de activos

En los últimos años hemos vivido periodos de mucha incertidumbre, con el COVID 19 y ahora con las tensiones geopolíticas y una elevada inflación, por ejemplo. Pero siempre ha existido volatilidad en los mercados.

Con los tipos de interés a niveles extremadamente bajos o negativos, se ha tenido que buscar una alternativa de inversión en la renta variable. Pero existe una categoría de fondos que puede servir para complementar una cartera de inversión: retorno absoluto.

 

Fondos de retorno absoluto

Los fondos de retorno absoluto son aquellos que tienen un objetivo de obtener rentabilidades positivas con independencia de los movimientos del mercado. Estos fondos no suelen seguir un índice de referencia y tratan de optimizar las rentabilidades ajustadas al riesgo, siempre estableciendo un especial énfasis en la preservación del capital.

Existen diversos tipos de fondos de retorno absoluto: de renta fija, fondos “market neutral”, fondos “long/short”, fondos de fusiones y adquisiciones, etc. Cada uno de ellos realiza estrategias distintas con el denominador común que hemos explicado: obtener rentabilidad positiva con independencia de las circunstancias de mercado.

En este caso vamos a analizar brevemente aquellos fondos de retorno absoluto de eventos corporativos, principalmente de fusiones y adquisiciones.

 

Fondos de retorno absoluto de eventos corporativos

Dentro de esta categoría existen también diferentes estrategias. Lo habitual es que sean fondos que tratan de aprovechar las oportunidades producidas por los eventos corporativos en las compañías. Son conocidos como fondos “merger arbitrage” o “event driven”.

Existen distintas tipologías de fondos en esta categoría: fondos que aprovechan cualquier tipo de evento corporativo, como pueden ser cambios en el consejo de administración o salidas a bolsa; y otros fondos que se centran únicamente en fusiones y adquisiciones.

Estos fondos generalmente tienen menor volatilidad que la inversión directa en renta variable (una beta a mercado baja). Además, pueden tener posiciones largas y cortas (posiciones de valor relativo). Con un ejemplo se puede ver más claro: una compañía A que anuncia que va a comprar a otra, la compañía B. Ante este evento, los gestores de estos fondos, si ven que es una oportunidad atractiva, compran la compañía que va a ser comprada y venden la compañía que va a comprar. De este modo, poco les afecta si los mercados bajan o suben, sino que la rentabilidad del fondo depende de que, efectivamente, se haga efectiva esa compra a los precios previstos por los gestores.

Cuando una compañía anuncia una OPA sobre otra, la compañía opada suele apreciarse, acercándose al precio de adquisición al que se ha anunciado la operación, menos un descuento por el riesgo de que finalmente no se produjese esa adquisición por diversos motivos: regulatorios, que los accionistas no acepten la compra, el tiempo, etc. Si finalmente se produce la compra, el fondo ganará el spread (la diferencia entre el precio de cotización y el precio de compra). Son ganancias pequeñas, por eso también son fondos con fluctuaciones más suaves que el mercado.

 

Incluso puede suceder que el fondo sólo tenga posiciones largas, es decir, que sólo compre, por ejemplo, las compañías que van a ser opadas. En este caso, la volatilidad seguirá siendo reducida, pues una compañía que tiene un anuncio de ser comprada a un precio determinado, no oscila demasiado en su cotización.

 

 

Fondos destacados de esta categoría:

BGF Global Event Driven. LU1376384878

Fondo de retorno absoluto de eventos corporativos que trata de aprovechar los catalizadores de estos para obtener rentabilidad. Puede ser cualquier clase de evento, desde fusiones y adquisiciones (que ni siquiera tienen que ser anunciados oficialmente), hasta cambios en el consejo de administración, por ejemplo.

Tiene una beta que no supera el 0,3 y una volatilidad objetivo por debajo del 6%. Se realiza en un 80% por deals de renta variable y un 20% en crédito.

Entre el 60-80% de la cartera está en EE.UU. y el resto suele ser Europa, aunque pueden tener posiciones en Japón o emergentes si ven oportunidades atractivas.

 

GAMCO Merger Arbitrage. LU0687943661

Fondo de retorno absoluto de fusiones y adquisiciones anunciadas, lo que aporta una mayor seguridad, aunque los spreads sean menores.

Tiene una beta a mercado de 0,15 y una volatilidad que suele oscilar entre el 3 y el 4%.

El 75% del fondo invierte en EE.UU., principalmente en medianas compañías. Y tienen una exposición neta a renta variable que se sitúa entre el 70-90%.

Rotan las posiciones de la cartera cada tres meses aproximadamente, teniendo poco porcentaje en cada uno de los deals anunciados, lo que le hace todavía más conservador.

 

Candriam Index Arbitrage Classique. FR0010016477

Fondo de Retorno Absoluto “Market Neutral”.

El fondo tiene un 75% de su cartera en Cash. El otro 25% de la cartera invierte en renta variable, realizando dos estrategias, una de arbitraje de índices y otra de valor relativo:

Arbitraje de índices: 80%. Hacen arbitraje con los ajustes en los índices sobre las compañías que van a entrar o salir del índice.

Valor relativo: 20% más residual, pero también buscan alfa en estrategias como “Pair trading” (el ejemplo clásico de libro es Coca Cola – Pepsi, comprar una y vender otra).

  • Más información sobre el conflicto en Ucrania

    Te ofrecemos la opinión de nuestros especialistas sobre la situación actual en el conflicto entre Ucrania y Rusia, y cómo está afectando a los mercados financieros.