Formación en Futuros

¿Qué son los futuros?

Contrato de futuros

Un contrato de futuro es un acuerdo, negociado en una bolsa o mercado organizado, que obliga a las partes contratantes a comprar o vender un número de bienes o valores (activo subyacente) en una fecha futura, pero con un precio establecido de antemano. Por lo tanto, cotizan en el mercado pudiendo ser comprados o vendidos en cualquier momento de la sesión.

Una compra de futuros (posición larga en futuros) otorga el derecho a recibir en la fecha de vencimiento del contrato el activo subyacente objeto de negociación. Una venta de futuros (posición corta en futuros) implica que en la fecha de vencimiento el inversor deberá entregar el correspondiente activo subyacente objeto de negociación, recibiendo a cambio la cantidad correspondiente acordada.

Los contratos de futuros, dependiendo de su propia especificación, liquidan a vencimiento por entrega o por diferencias. No obstante, las posiciones abiertas en futuros no tienen por qué mantenerse abiertas hasta la fecha de vencimiento. Si el inversor lo considera oportuno puede cerrar la posición con una operación de signo contrario a la inicialmente efectuada. Es decir, cuando se tiene una posición compradora, puede cerrarse la misma vendiendo el numero de contratos compradores que se posean, y a la inversa.

Tipos de operaciones con futuros

Existes 3 tipos principales de operativas con futuros: cobertura, especulación y arbitraje.

  1. Operaciones de cobertura

    Consisten en la compra o venta de futuros que tengan relación con un activo en cartera cuyo riesgo pretendemos cubrir, con el objetivo de reducir o eliminar el riesgo que se deriva de la fluctuación del precio del activo subyacente.

    Por lo tanto, la cobertura es más efectiva cuanto más correlacionados estén los cambios de precios de los activos objeto de cobertura y los cambios de los precios de los futuros. De esta manera, la pérdida en un mercado viene compensada total o parcialmente por el beneficio en el otro mercado, siempre y cuando se hayan tomado posiciones opuestas.

    Principales operaciones de cobertura que se realizan en los mercados de futuros:

    POSICIÓN RIESGO A CUBRIR ACTUACIÓN EN MERCADOS DE FUTUROS
    Posee cartera de:
    Renta Variable
    Renta Fija
    Activos Nominados en Divisas
    Caída de cotizaciones Venta de futuros sobre el activo a cubrir
    Expectativas de adquirir a corto plazo una cartera de:
    Renta Variable
    Renta Fija
    Activos Nominados en Divisas
    Subida de cotizaciones Compra de futuros sobre el activo a cubrir
  2. Operaciones de especulación

    Las operaciones de especulación son operaciones de compra/venta que se realizan con el fin de obtener una plusvalía a corto plazo, independientemente del activo en la que se está invirtiendo. El elevado grado de apalancamiento financiero que se consigue en los contratos de futuros hace especialmente atractiva para el especulador la participación en dichos mercados.

    Se trata de una actuación que pretende obtener beneficios por las diferencias previstas en las cotizaciones, basándose en las posiciones tomadas según la tendencia esperada. El especulador pretende maximizar su beneficio en el menor tiempo posible, minimizando la aportación de fondos propios.

    A pesar de su mala fama, los especuladores desempeñan una función importante en el mercado, consistente en hacer que el mercado recupere con mayor velocidad su punto de equilibrio.

  3. Operaciones de arbitraje

    El arbitraje se produce cuando un valor se negocia en varios mercados y, por circunstancias de carácter local, se produce una diferencia de precios. Una operación de arbitraje consiste en comprar donde el valor esté más barato y vender donde cotice más caro, obteniendo un beneficio.

Fiscalidad de Futuros

Fiscalidad de Futuros

En el caso de personas físicas, las plusvalías obtenidas de la operativa en Futuros no llevan asociada retención a cuenta y tributan en la base imponible general del IRPF al tipo marginal del contribuyente.

Riesgos de los futuros

Los futuros son productos apalancados. El apalancamiento conlleva un efecto multiplicador de las pérdidas y las ganancias, por lo que necesitan un mayor seguimiento del mercado. No son adecuados para inversores que no posean un conocimiento profundo del mercado, ya que puede incurrir en mayores pérdidas que la inversión en garantías realizada inicialmente.

En los mercados de derivados MEFF, Eurex y Euronext puedes operar en futuros y opciones. Si quieres más información sobre otros derivados, puedes consultar nuestra sección de formación en opciones  
Calendario de cursos

Consulta nuestro calendario de CURSOS GRATUITOS 

 
 
cerrar

Este site utiliza cookies para adaptar nuestros servicios y mensajes publicitarios a sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Si quiere saber más o desactivarlas, pulse aquí